Senador vallecaucano pide hundir proyecto que endurece penas para agresores con ácido

Senador vallecaucano pide hundir proyecto que endurece penas para agresores con ácido

Agosto 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Pese a las voces que condenan los ataques con ácido, el senador Roosvelt Rodríguez radicó una ponencia negativa al proyecto que ya pasó en Cámara. Natalia Ponce de León dice que desconoció a las víctimas.

El proyecto de ley que busca endurecer las penas por agresiones con ácido podría hundirse este martes en el Congreso de la República, por cuenta de un concepto negativo que emitió senador vallecaucano del Partido de la U, Roosvelt Rodríguez.

Así lo advirtió hoy la joven Natalia Ponce de León, una de las víctimas de esta agresión que se ha convertido en ícono de la lucha de miles de personas que reclaman justicia por agresiones de este tipo en Colombia.

Ponce de León advirtió que el senador Rodríguez, a quien se le asignó la ponencia del proyecto en la Comisión Primera del Senado, radicará mañana un concepto negativo en el que pide archivar definitivamente el proyecto.

La iniciativa busca adicionar al Código Penal un artículo que tipifique los ataques con ácido, con el fin de que quienes incurran en los mismos paguen una condena de más de 40 años y una multa de 250 salarios mínimos legales mensuales.

En mayo pasado la comisión Primera de la Cámara de Representantes aprobó por unanimidad el proyecto, y solo resta el trámite en el Senado para que se convierta en Ley de la República. 

Este martes la discusión de la ponencia se realizará en la Comisión Primera del Senado, de la que es presidente el senador Manuel Enríquez Rosero, también del partido de la U.

La propia Natalia Ponce, quien a través de su fundación se ha convertido en la voz de miles de víctimas de los ataques con ácido, dijo que el senador Rodríguez definió su concepto negativo sin “haber considerado el escuchar a las víctimas de este atroz delito, pues de la lectura de la ponencia se desprende que solo se está teniendo en consideración a los agresores y en ninguna parte se tiene en cuenta a las víctimas, las que realmente somos dolientes de este tipo de ataques”.

Lea también: El drama de Yolima, una mujer que lucha por su vida tras ser atacada con ácido

Ponce de León, quien fue atacada con ácido el 24 de marzo del 2014 por un hombre que se había obsesionado con ella, será sometida el próximo 31 de agosto a la cirugía reconstructiva número 16, de al menos 30 intervenciones que se le deben practicar.

Durante los últimos diez años los ataques con ácido se han configurado como un nuevo y aterrador fenómeno delictivo que ya deja más de 900 casos, según cifras del Instituto de Medicina Legal. 471 víctimas han sido mujeres y 455 hombres. 

Solo entre los años 2012 y comienzos del 2013, en el Valle del Cauca se contabilizaron 10 casos de ataques con ácido.

Jonathan Vega, el joven detenido señalado del ataque contra Natalia Ponce de León, tenía problemas de esquizofrenia y consumo de drogas.

El Código Penal Colombiano contempla el trastorno mental como causa de imputabilidad, es decir, si se logra demostrar que quien cometió un delito padece de algún problema mental, éste no puede ser imputado o señalado como responsable de un delito.

Esa es la posible excusa que muchos agresores han argumentado en los estrados judiciales para, como dice el psiquiatra Óscar Díaz, evadir su responsabilidad.

¿Por qué hundirlo?

El senador Roosvelt Rodríguez dijo a Elpais.com.co que su ponencia es de carácter estrictamente jurídico. “Sin haberse hecho una evaluación de fondo no es conveniente sacar adelante un proyecto de esa naturaleza. No hay una estadística que nos indique que haya una reducción del delito como producto del endurecimiento de las penas. Lo que estamos reclamando es que se haga la evaluación sobre los efectos de la ley 1639. A mi juicio queda claro que el aumento de las penas no es la medida preventiva para disminuir las agresiones con ácido”.

Con la ley 1639 de 2013, que modificó el artículo 113 de la ley 599 de 2000, una persona que agreda a sus víctimas con ácido, álcalis o sustancias similares o corrosivas que generen daño o destrucción al entrar en contacto con el tejido humano, debe pagar una condena de entre 6 y 10 años. Si el ataque con ácido es contra el rostro y cuello, la pena mínima quedará de 8 años y la máxima de 15.

Pero Carlos Eduardo Guevara, representante ponente del proyecto en la Cámara, aseguró que más allá de argumentos jurídicos, se debe considerar que en el país hay un grado muy alto de impunidad frente a este delito.

“Hacemos un llamado muy respetuoso a la Comisión Primera del Senado para que revise el proyecto, que no terminen hundiédolo a pupitrazos sino que sea un debate serio. Respeto los argumentos del ponente (Rodríguez), pero yo sí veo que la realidad del país está clamando penas más severas para las personas que utilizan estos ácidos, estas sustancias, que terminan no solamente desfigurando rostros sino acabando las vidas y dejando secuelas que son irreparables”.

Por su parte el senador Enríquez, presidente de la Comisión Primera, dijo hoy a la cadena W Radio que "una es la propuesta que tiene el ponente (Rodríguez) y otra es la decisión que deberá tomar la Comisión en su totalidad, donde somos 19 miembros y necesitamos la mayoría para aprobarla o para archivarla en su caso. Haremos un profundo debate".  

Juan Carlos Ponce, hermano de Natalia Ponce, aseguró que la indignación por la idea del senador es total. “A ese señor le importan cinco las víctimas”, afirmó.

En su defensa, Roosvelt Rodríguez dijo que “para evitar que se satanice esta conducta jurídica, dejo en claro que yo rechazo este tipo de agresión. Solo advierto que aumentando las penas no se evita que se sigan presentando este tipo de conductas”.

Agregó que “el problema es que hoy, conforme a la propuesta que se ha hecho para que el ataque con ácido sea sancionado de la misma manera que un homicidio, podríamos estar alimentando la posibilidad de que los agresores ya no agredan a sus víctimas con ácido, sino con otra clase de instrumentos. Dirían: ¡no, con ácido no, porque la sanción es muy drástica. Hagámoslo con un cuchillo, con un elemento cortopunzante!, en la psiquis del agresor habría una reflexión para atentar de otra manera, para dañar, para desfigurar, que es su fin”.

El senador no considera que quienes son atacados con ácido pierdan su vida casi por completo, como lo narra Natalia Ponce: “Mi vida personal se acabó casi por completo, pues la desfiguración de la que fui objeto y los cuidados que debo tener para evitar contagios me han llevado a tener una vida enclaustrada en mi casa y sin vida social”, dijo la joven.

Lea también: Defensa de Jhonatan Vega pretendía frenar testimonio de perito

En el que quizás pueda ser un acto de contricción, el senador Roosvelt Rodríguez aseguró en la tarde de hoy que este martes radicará una proposición ante la Comisión Primera del Senado para citar a las víctimas, al Ministerio de Justicia y a otros sectores para que emitan su concepto frente al tema. 

Rodríguez, paradójicamente, es el principal alfil electoral de la hoy candidata a la Gobernación del Valle Dilian Francisca Toro, quien ha basado su campaña en destacar su defensa de la salud y el bienestar de los colombianos, especialmente de las mujeres.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad