Semana crucial para estatuto de oposición

Semana crucial para estatuto de oposición

Septiembre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa

La disposición del Gobierno Nacional por ofrecer plenas garantías a los partidos que no hacen parte de la coalición, tal como lo aseguró el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, se pondrá a prueba en los próximos días cuando se trate de sacar adelante el estatuto de oposición.

La disposición del Gobierno Nacional por ofrecer plenas garantías a los partidos que no hacen parte de la coalición, tal como lo aseguró el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, se pondrá a prueba en los próximos días cuando se trate de sacar adelante el estatuto de oposición.Sobre todo después del reclamo hecho por el Polo Democrático y el Partido Verde por la manera como la aplanadora de la Unidad Nacional dejó a las minorías sin la posibilidad de ocupar un asiento en el Consejo Nacional Electoral, CNE, que a la postre le otorgó esa dignidad al Partido PIN.Pese a la reserva con la que algunos partidos ven hoy la propuesta, que permita, entre otras cosas, que colectividades como el Polo Democrático ocupe cargos de control político y que tenga asiento en espacios como la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, esta semana continuarán las discusiones.El ministro Vargas ha señalado que entre los elementos mínimos que debe contener el estatuto de la oposición están los espacios de representación, el acceso a los medios de comunicación, a la información estatal, a reglamentar el derecho de réplica y a garantizar el libre ejercicio de sus derechos como contrarios al gobierno de turno.Por su parte la presidenta del Polo Democrático, Clara López, le ha pedido al Gobierno avanzar sin vetos en la conformación de un estatuto de la oposición que está consagrado en la Carta Magna y que impulse una reforma constitucional en el Congreso que le permita el acceso a los partidos de oposición a los organismos de control.El Gobierno, por su parte, propuso una mesa de concertación con los diferentes partidos para acordar unos presupuestos mínimos de una reforma política que contenga, en uno de sus capítulos, el estatuto de la oposición.“No entiende uno como en los organismos de control están representados los partidos de la coalición y los oficialistas, pero se discrimina a quienes ejercen la oposición en este país”, aseguró la presidenta López. Para el senador Luis Carlos Avellaneda, quien asistió a la primera reunión del Polo con el ministro Vargas, es indudable el cambio inicial en las relaciones con el Gobierno: “Ahora pareciera imperar un talante más democrático. Aunque hay diferencias en materia de fondo, al país le conviene mucho más que haya cordialidad y respeto entre el Gobierno y sus detractores para afianzar el ejercicio de la democracia”.“El estatuto es necesario”De acuerdo con la senadora de la U Karime Mota “hay que dar un compás de espera”. La ex presidenta de la Comisión Primera de la Cámara estima que el cambio de relación con la oposición es esperable, pues el Gobierno Santos y el del ex presidente Uribe marcan dos tipos de manejo político diferentes, guiados por premisas ideológicas distantes.El senador conservador Carlos Eduardo Enríquez aseguró que esta relación marca un futuro saludable, pues contribuye “al fortalecimiento de la democracia y de los partidos, cada uno en ejercicio legítimo de su deber”.Para la analista Angélica Nieto, el tema no es tan sencillo, pese a que la relación cordial pareciera mostrar la opción de empezar a recorrer el camino rumbo a una democracia constructiva, “aun es temprano para afirmar cosas”.Según Nieto, el comportamiento de las bancadas uribistas demuestra históricamente que se ha preferido anteponer los intereses burocráticos personalistas, sobre lo cual cita el tema de la reelección, a la alternativa de llegar a acuerdos de manera transparente y con argumentos, “como debe darse en el marco de una real democracia”.Por esta razón, la analista afirma que la buena relación tiende a responder más a características propias de todo comienzo de gobierno antes que a una intención real. Para demostrar eso cita la elección de Secretario General de la Cámara, en la que “hasta el Partido Verde mostró su inconformidad por la violación de los pactos de elección”.Otro que mostró optimismo ante el estatuto fue el constitucionalista Juan Manuel Charry, quien piensa que es vital que existan relaciones “dialécticas”, de opuestos, que no estén atravesadas por hostilidades. “Deben existir marcos estables “que regulen los intercambios políticos de acuerdo con lo previsto desde la Constitución de 1991”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad