Se robaron la escopetarra del músico César López

Octubre 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El isntrumento fue robado del camerino de López, en el estadio Atanasio Girardot de Medellín, al terminar el concierto de la Semana de la Convivencia.

Ese símbolo de paz y reconciliación que ha llevado César López por muchos rincones del país fue robada de su camerino en el Estadio Atanasio Girardot este viernes (19 de octubre) a las 6:30 p.m. al terminar el concierto de la Semana de la Convivencia en Medellín. Esa niña consentida se fue de las manos de su papá cuando terminaba de tocar sus canciones relacionadas con la paz. "Salí un momentico del camerino y cuando regresé no estaba. Estoy muy afectado porque ese instrumento no le sirve a nadie, su uso está en servicio de tratar de transformar la realidad y los lugares. Está atado a un discurso de no violencia. Creo que como instrumento musical no tiene mayor valor, pero con ese llevo años viajando por el mundo y a muchas regiones del país". La escopetarra, hecha con una guitarra y una escopeta, es la primera y única que ha tenido César. A pesar de que ha sido entregada a personalidades del mundo de la música como Fito Páez y a programas como el de las Naciones Unidas para el Desarrollo, esta especialmente fue la que dio inicio a la teoría de lo que significa este implemento. "Llevo con ella más de 10 años y esta guitarra ha pasado por todos los aeropuertos del mundo, por todas las ciudades y municipios. Ha viajado conmigo en bus, chiva, lancha, con ella hemos hablado de paz en los sitios más recónditos de Colombia", puntualiza el artista, quien tiene presentaciones en los próximos días, que aunque no contempla cancelar, sí considera que hay que buscarle solución al asunto, en la que aún no quiere pensar porque tiene la esperanza de que le devuelvan su símbolo. "Ojalá aparezca, que la persona que la cogió la devuelva o la deje en algún lado. Es que no merece terminar ni en una prendería, ni desarmada, ni rota. Merece que vuelva a mis manos".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad