¿Se resquebraja la confianza de FF.MM. en mesa de paz?

¿Se resquebraja la confianza de FF.MM. en mesa de paz?

Abril 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Se resquebraja la confianza de FF.MM. en mesa de paz?

Expertos dicen que general Mora era prenda de garantía para los militares en el proceso y su salida traerá incertidumbre.

Muchas son las versiones que se tejen alrededor de las razones por las cuales los generales en retiro Óscar Naranjo y Jorge Enrique Mora dejaron sus cargos de plenipotenciarios en la mesa de conversaciones entre el Gobierno y las Farc en Cuba, para adelantar recorridos en batallones para hablar de las bondades del proceso de paz en Colombia.

Se ha dicho que los excomandantes de la Policía y del Ejército se levantaron de la mesa porque estaban en contra de algunas determinaciones; también que, sobre todo Mora, se estaba convirtiendo en “una piedra en el zapato para la negociación”.

Lo cierto, para algunos analistas, es que la decisión del presidente Juan Manuel Santos echó para atrás la confianza que la tropa alcanzó a sembrar en la paz, con la presencia del militar en La Habana.

Lea también: En qué idioma tengo que repetir que Mora y Naranjo siguen en diálogos: Santos

Incluso, el general (r) Harold Bedoya sostiene que “única la prenda de garantía que tenían las Fuerzas Militares de que el país no se iba a entregar al terrorismo se perdió con la salida del general Mora del proceso de paz”.

A pesar de que el presidente Juan Manuel Santos ha insistido en varios escenarios que los excomandantes de la Policía y del Ejército Nacional siguen en el proceso, ahora con nuevas labores pedagógicas.

Bedoya asegura que “como sucede en los matrimonios, la confianza perdida ya no se recuperará. Mora nos daba confianza, pero no; ahora es un pedagogo, lo cual está prohibido en la Constitución, porque los militares no están llamados a hablar de política y eso  es el proceso de paz”.

Una opinión similar  tiene un oficial activo que prefiere mantener su nombre en reserva: “A muchos de los militares no nos importa que el proceso de paz signifique perdón y olvido, pero confiabámos en lo que se estaba negociando porque estaba el general Mora, que para nosotros es sinónimo de respeto. Las esperanzas estaban sembradas en lo que él aportara a la paz en Cuba, ahora no sabemos qué puede ocurrir”.

Pero el experto en seguridad y defensa, John Marulanda, dice que  eso de que Mora era la prenda de garantía es falso. “Eso me parece una mentirilla. Esos argumentos son cantos de sirena para quienes quieren ver lo que no es. El general está representando los intereses del Gobierno de turno”.

Explica que el presidente Santos está poniendo un libreto que es seguido por el oficial en retiro y “como lo de La Habana es netamente político,  considero que para Santos era más rentable tener a Mora estimulando a las tropas y  explicando en el  interior de las Fuerzas Militares lo que ellos no han podido entender del proceso de paz”.

Marulanda, en todo caso, indica que es el militar el que está poniendo en tela de juicio su prestigio y que el Presidente no logrará  con ningún otro excomandante de las Fuerzas Militares recuperar la confianza en el proceso de paz.

El general Jorge Enrique Mora   afirmó el lunes desde Cali  en la jornada pedagógica por la paz  que el respeto por el sistema democrático es un valor muy importante de los militares y policías. 

“Han sido los presidentes los que han tomado la decisión de lo que las Fuerzas Armadas están haciendo y han hecho en medio del conflicto. Nosotros hemos sido respetuosos de esas decisiones y ese es un valor, ese es un activo muy grande que nosotros como militares y policías tenemos: el respeto al sistema democrático colombiano”, aseguró.

Mientras que el general (r) Óscar Naranjo afirmó que “esta guerra la hemos dado desde la convicción basada en principios y en valores”, por lo cual no hay que sentir temor frente a los temas de la terminación del conflicto armado. 

El comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, reiteró del compromiso de apoyar el proceso de paz. “Nosotros,   jamás seremos un obstáculo para la paz. No lo hemos sido ni lo seremos”.

Y agregó que todos los soldados y policías se han preparado para ganar la guerra y han ganado porque “la victoria para cualquier soldado o policía es indudablemente la paz. Ratificamos una vez más nuestro compromiso para el mantenimiento de esa paz”.

En fila para el desminadoSegún las estadísticas del Gobierno Nacional, Vistahermosa (Meta) es el municipio con más víctimas de minas  en Colombia. Desde 1990 hasta marzo de 2015 suma 362 personas entre militares, civiles y algunos guerrilleros muertos,  mutilados, ciegos o  sordos por culpa de las minas explosivas o municiones sin explotar. Lo ratifica el gobernador de Meta, Alan Jara, quien agrega que “le siguen Uribe, La Macarena, Puerto Rico y Mesetas. En proporción a la población, somos los más afectados”.   Dice que  está satisfecho con que su departamento sea uno de los primeros en iniciar con el desminado, pero advierte las dificultades de esta tarea: “No hay mapas para establecer los campos minados, ni el número de artefactos, lo que exige un ejercicio con la comunidad”.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad