Se mantiene alerta por invierno en todo el país

Diciembre 09, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Los rescatistas continúan este miércoles en labores de búsqueda de los cuerpos de unas 80 personas que el domingo fueron sepultadas por un alud en el departamento de Antioquia. De los 47 cadáveres recuperados hasta ahora, 17 son de niños menores de 10 años.

Pese a la disminución de las lluvias intensas en las últimas 24 horas en el país, las alertas se mantienen en diferentes puntos del territorio nacional. El Ministerio de Ambiente sentenció que hay que prestar especial atención a las zonas aledañas a la Depresión Momposina, en Sucre, y a los ríos de la cuenca del Catatumbo, en Norte de Santander.Según los diagnósticos del Ideam, aún permanecen altos los niveles de los ríos Cauca y Magdalena, por lo que se cree que seguirán los desbordamientos.De otro lado, en el área andina, hay una situación crítica en las vías de los departamentos de Antioquia, Quindío, Risaralda, Caldas, Chocó, Huila, Tolima, Valle, Santander y Norte de Santander. Además, continúa la amenaza por deslizamientos de tierra.Los organismos de socorro indicaron que ya se han recuperado, en total, 46 cuerpos sepultados por el alud en el barrio La Gabriela, de Bello Antioquia. Allí, el Departamento Administrativo para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres, Dapard, ordenó la evacuación de 130 viviendas del barrio La Orquídea, ubicado cerca al sector de Calle Vieja, la zona de la tragedia.Muchas casas tienen grietas y las columnas de los techos han cedido. Las autoridades explicaron que una vez concluya la evacuación, las viviendas se demolerán para evitar su nueva ocupación.Entre tanto, debido a las lluvias, los socorristas adelantan trabajos manuales, ayudados con picos y palas, lo que dificulta el rescate de las víctimas. El director del Dapard, Freddy Rendón, dijo que todavía se buscan los cuerpos de alrededor de unas 90 personas que se cree que pueden estar bajo tierra. En el caso del Valle del Cauca, debido a la disminución de las lluvias, el río Cauca ha empezado a bajar el nivel. En corregimientos como Juanchito, seis motobombas trabajan para sacar el agua.Ayer también se conoció que el ELN le propuso al Gobierno Nacional hacer un pacto de cese el fuego y de hostilidades para darle prioridad a la atención de la emergencia.Debate por la propuesta del AlcaldeAunque dirigentes políticos y gremiales reconocen la crisis que padece el Valle del Cauca como consecuencia del invierno aseguran que la propuesta del Alcalde de Cali de suspender las elecciones atípicas de enero para la Gobernación del Valle y destinar esos recursos en labores humanitarias para los damnificados tiene que ser analizada cuidadosamente.Sin embargo, el alcalde Jorge Iván Ospina ayer reiteró su petición: “No estamos para elecciones, menos para hacerlas en el mes de enero. Estamos para conseguir estos $22.000 millones para tener otra vez las escuelas abiertas; contar con los hospitales, los diques, las vías y poder dar de comer a todos los que han estado expuestos a esta situación de invierno”.Al respecto, el diputado Emilio Merino dijo que actualmente existen acciones populares en contra de esos comicios y la situación por invierno es compleja, “pero debemos atemperarnos a los mandamientos legales que ordenaron las elecciones”.Mientras que la asambleísta Guillermina Bravo explicó que no entiende con qué base legal el Alcalde lanzó su propuesta. “Tendríamos que mirar si amparados en el Estado de Excepción se pueden cancelar las elecciones”, indicó.Por su parte, Rodrigo Lloreda, representante de los gremios del Valle ante la CVC, sostuvo que “no sería necesario invertir $20.000 millones en unas elecciones que pondrán un gobernador por un periodo tan corto”.Continúa la búsqueda de víctimas en Bello, 47 cadáveres han sido recuperadosEquipos de socorristas rescataron este miércoles los cadáveres de otras ocho víctimas del alud de tierra que sepultó el domingo pasado un barrio de Bello en el departamento de Antioquia, con lo que se elevan a 47 los cadáveres hallados.Las labores de búsqueda se reanudaron luego de una suspensión de varias horas debido a las lluvias que volvieron a caer en la zona donde se estima que todavía permanecen los cuerpos de alrededor de unas 90 personas bajo miles de metros cúbicos de tierra y lodo."La cifra de desaparecidos es hipotética y podría haber más víctimas", dijo telefónicamente John Freddy Rendón, director del Departamento Administrativo de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapard), de la Gobernación de Antioquia."No hay ninguna posibilidad de que haya gente viva, entre otras cosas, por (la debilidad de) la estructura de las viviendas", advirtió Rendón telefónicamente. "Sin exagerarle, hay sitios donde llega hasta ocho metros la altura de la tierra".Agregó que de los 47 cadáveres recuperados hasta ahora, "17 son de niños menores de 10 años". Precisó que unas 500 personas, entre socorristas y familiares de las víctimas, trabajan en las labores de recuperación de cuerpos, y se están utilizando 16 perros adiestrados para estas emergencias.La noche del martes, el presidente Juan Manuel Santos decretó un estado de "emergencia económica, social y ecológica" a fin de enfrentar la crisis desatada por las fuertes lluvias en todo el país.La medida, que regirá inicialmente por 30 días, le facilitará al Ejecutivo emitir decretos con fuerza de ley y le permitirá asignar recursos destinados exclusivamente a conjurar las emergencias."La crisis que vivimos hoy por causa de la dura ola invernal es la peor tragedia natural en nuestra historia. Nunca antes tantos habían sido afectados en sus vidas, en su salud, en sus posesiones, en su propio futuro" , aseguró Santos en su discurso por radio y televisión.Según dijo, los damnificados por la ola invernal "son cuatro veces o más que los del terremoto del Eje Cafetero en 1999. Hay más de 200 compatriotas muertos por causa del invierno, y más de 100 desaparecidos que podrían haber fallecido también".Las lluvias en el 2010 hasta ahora han dejado 220 personas muertas, incluyendo las víctimas de Bello, de acuerdo con el balance de la Oficina Nacional de Atención y Desastres del Ministerio del Interior.El año pasado, las lluvias provocaron la muerte de 110 personas y en el 2008 las víctimas fatales fueron 48, según datos de la Cruz Roja Colombiana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad