Se mantiene alarma por inundación en zona frutícola del norte del Valle

default: Se mantiene alarma por inundación en zona frutícola del norte del Valle

Este fin de semana el invierno dejó graves estragos en Roldanillo, Bolívar y Versalles, los cuales tienden a empeorar.

Se mantiene alarma por inundación en zona frutícola del norte del Valle

Diciembre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co l Colprensa
Se mantiene alarma por inundación en zona frutícola del norte del Valle

Este fin de semana el invierno dejó graves estragos en Roldanillo, Bolívar y Versalles, los cuales tienden a empeorar.

Sigue la preocupación por la ruptura del dique del río Cauca a la altura del Distrito de Riego de Roldanillo, Toro y La Unión, Asorut, que inundó a ocho corregimientos. Esta mañana, el boquete que se abrió en el muro de contención pasó de tener 15 a 30 metros, según reportaron las autoridades locales.Sin embargo, al parecer el arduo trabajo de las autoridades y la comunidad tapando el boquete ya dio sus primeros resultados. Según un reporte de las autoridades, entregado al finalizar la tarde de este lunes, van ocho metros arreglados y se espera que el martes esté arreglado, informó el presidente de Asorut, ingeniero Alberto Giraldo.La alerta continúa, pues el agua del canal principal del distrito de riego está llegando a Toro e inundó unas 300 hectáreas de cultivo. No obstante, según dijo su Alcalde rodrigo Garay, ya se ha reubicado de forma preventiva a 45 personas y se espera que el agua no cause muchos estragos.Hacia el mediodía de este lunes, por lo menos 3.500 hectáreas de cultivos de frutas estaban inundadas.“Lo peor es que la máquina con la que se estaba haciendo la mayor parte del trabajo se dañó y ahora todo toca manualmente. Al menos se consiguió tapar un metro y medio en las puntas del hoyo para evitar que el muro siga agrietándose hacia los lados”, señaló más temprano Miguel Posso, vocero de la Alcaldía de Roldanillo.El alcalde de Roldanillo, John William Alba, solicitó la colaboración de la comunidad, pues sostiene que la carencia de implementos de aseo y alimentos deprime aún más a los afectados por el invierno. “Ellos no están acostumbrados a depender de otros. También sería bueno un psicólogo, pues todos tienen el agua en la mente”, puntualizó.Por su parte la secretaria de Agricultura de la localidad, Lina Galinde, informó que se están desalojando nuevos corregimientos de forma preventiva, como es el caso de Tierra Blanca y El Guayabal. “Cada minuto recibimos gente nueva para ser reubicada, por eso aún es muy difícil tener censo total de familias”, añadió.En Bolívar, la ruptura de un dique en cinco sectores de la zona rural, causó el desbordamiento del río Cauca y la reubicación de 107 personas de los corregimientos Guares, San Fernando, La Herradura, y la vereda El Caliche.Adicional a esto, la tierra se vino a bajo y tiene incomunicados a los corregimientos de Dosquebradas y Catres.“Necesitamos con mucha urgencia maquinaria y combustible para poder reparar el dique, pues se puede seguir rompiendo y terminar de inundar a San Fernando, donde aún hay 80 familias”, explicó Cristian Meneses, coordinador del Clopad local.Entre tanto en Versalles, hay un alto nivel de angustia por la amenaza de un nuevo deslizamiento de tierra, que superaría las proporciones del que cayó este fin de semana sobre el río Cañones en límites con el río Garrapatas, por el corregimiento de Puerto Nuevo.Es de recordar que el derrumbe trajo árboles y todo tipo de escombros naturales a las aguas causando un represamiento y la reubicación de 300 familias, las cuales finalmente regresaron a sus casas luego de que el río rompiera la represa sin causar daños.“Ya vinieron geólogos y nos dijeron que hay un peligro grande de tener un derrumbe más grande en cualquier momento en el corregimiento de Buenavista, debido a que esa tierra tiene una falla geológica. Esto podría causar un nuevo represamiento del río y llevarse a 400 personas. Por eso el ejército está monitoreando el nivel del caudal, y la gente sabe que si nota que éste baja, deber irse para las zonas altas”, señaló Claudia Martínez, coordinadora del Clopad de Versalles. Aumenta número de afectados por ola inviernalA 11.400 se incrementó el número de familias afectadas por el invierno en el Valle del Cauca. El parte lo entregó el gobernador (e) Francisco Lourido, quien insistió en pedir la solidaridad por las personas que han padecido los estragos ocasionados por el fenómeno de La Niña.El Mandatario regional señaló que la zona con mayor riesgo sigue siendo el norte del Valle.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad