Se levanta el paro agrario en Boyacá, Cundinamarca, Nariño y Huila

Septiembre 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El gobierno y líderes del paro agrario llegaron este sábado a un acuerdo en Boyacá, Cundinamarca, Nariño y el Huila, tras 19 días de protestas y bloqueos en vías principales del país.

El Gobierno y los representantes de los campesinos firmaron en la madrugada de este sábado, en Tunja, un acuerdo de seis puntos que permitió levantar, desde esa hora, el paro agropecuario que había comenzado 19 días atrás en Boyacá, Cundinamarca, Nariño y el Huila. Así concluyeron tres días de negociación entre las partes, con lo que se pudo dar la orden de levantar las manifestaciones y lo bloqueos de vías. Al acuerdo se había llegado el pasado jueves, pero solo hasta las primeras horas de este sábado se pudo concretar su suscripción. El ministro de Interior, Aurelio Iragorri Valencia, aseguró que después de 50 años, este es el inicio de la política agraria que permita superar la pobreza en el campo. "Estoy seguro de que el arreglo no es la solución total; es un plan de choque para solucionar problemas específicos que ellos nos han pedido en un pliego", explicó.Explicó que esos problemas específicos son las semillas, la financiación, los insumos, las medidas de salvaguarda, la protección de productos del clima frío. "Después esto se complementa con el gran acuerdo nacional que empieza el 12, en donde se toman medidas de fondo y proyectos de ley que hay que presentar y tramitar", dijo Iragorri Valencia después de la suscripción del acuerdo. Hernando Torres, uno de los voceros de los labriegos, dijo que lo que han defendido como campesinos es "tener la oportunidad de trabajar" y que quieren buscar políticas que tiendan al desarrollo del sector agropecuario. En ese sentido, los campesinos sostuvieron que no participarán en el Pacto Nacional del próximo jueves. En Cambio, en Tunja seguirá la segunda fase de las mesas técnicas acordadas. La repercusión de la firma del acuerdo no se hizo esperar y en departamentos como Huila, en donde los sectores económicos y productivos sintieron alivio por el comienzo de la desmovilización en diferentes zonas de esa sección del país, que recupera paulatinamente la comunicación con los departamentos de Caquetá, Cauca y Putumayo. Carlos Mauricio Iriarte, gobernador del Huila, reiteró el levantamiento del paro agrario en ese departamento, que, según él, fue "confirmado por los más influyentes dirigentes cafeteros, arroceros y del paro agrario. Podemos garantizar que a partir de hoy el paro agrario en el Huila se levanta", aseguró el mandatario regional. Uno de los puntos más neurálgicos en donde comenzó a sentirse la medida de los campesinos fue en el cruce Algeciras-Campoalegre, en donde la movilidad retronó en la mañana de este sábado. El cierre de esta vía estaba 'estrangulando' a Neiva y allí se presentaron en los días de protestas varios disturbios y fueron quemados cuatro vehículos. En la clausura del congreso de Confecámaras, en Cartagena, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que se hace imperativo el diálogo y la concertación para superar los problemas que sacuden al campo colombiano. Por eso anunció que dentro de seis días comenzará un gran acuerdo en todo el país cuyo propósito será establecer el rumbo definitivo para sacar adelante al agro colombiano. "En seis días vamos a comenzar a construir, ojalá entre todos, esa gran política agrícola. Estamos convocando a todos, estamos buscando la mejor forma de canalizar esas discusiones y obtener resultados los más pronto posible. El sector público y el sector privado nos vamos a volcar sobre nuestro sector rural para sacarlo adelante", dijo Santos. Entre tanto, para continuar aclimatando el clima de normalidad en otras regiones del país, la mesa de negociaciones que había operado en Cali, en la que participaron representantes de 17 departamentos y el vicepresidente Angelino Garzón, se decidió trasladar la mesa de negociaciones a Popayán. Garzón confirmó que acordó con los líderes reunirse este domingo 8 de septiembre a las diez de la mañana en Popayán, en el despacho del Gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, con el fin de tratar fundamentalmente dos puntos, el primero de los cuales es la decisión de los campesinos, previa consulta con las bases campesinas, de poner fin a los bloqueos en los diferentes sitios del país. El segundo punto, según Garzón, es que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, una vez los campesinos pongan fin al bloqueo en los diferentes puntos del país, nombrará una comisión de alto nivel. Pese a las noticias en ese sentido, Luis Eduardo Varela, vicepresidente de la Federación Colombiana de Educadores, sostuvo que el magisterio si mantiene la orden de paro programado para el próximo martes, debido las deudas, la deficiente atención en salud, las dificultades en las pensiones y la jornada académica. "Hoy la deuda que tiene el Gobierno con e magisterio colombiano, incluidos ls contratistas, asciende a casi un billón de pesos, y es una situación que tiene que solucionarnos el gobierno de Santos. Por eso hemos anunciado que a partir del 10 de septiembre nos vamos a un paro nacional", dijo el líder sindical.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad