Se hunde en el Congreso proyecto que buscaba el matrimonio igualitario en Colombia

Abril 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Se hunde en el Congreso proyecto que buscaba el matrimonio igualitario en Colombia

Con el matrimonio civil, las parejas homosexuales buscaban el amparo inmediato de sus derechos, tal como ocurre con las parejas heterosexuales.

La votación en el Congreso de la polémica ley de matrimonio igualitario en Colombia se cerró con 51 votos en contra de la aprobación y 17 votos a favor.

El proyecto de ley que buscaba el matrimonio igualitario en Colombia se hundió en la tarde de este miércoles en la plenaria del Senado, en su tercer debate.La votación se cerró con 51 votos en contra de la aprobación de la polémica ley, mientras que a favor solo se registraron 17 votos.Al cierre de la votación, algunos senadores que llegaron tarde, cerca de las cuatro cuando había sido citada a las dos de la tarde, como el conservador Jorge Hernando Pedraza, protestaron porque no pudieron sufragar. El senador ponente del proyecto Armando Benedetti aseguró que este hecho demostró que el Senado es “cavernícola”. “Este es un Congreso que ha demostrado que no existe, que no se representa ni así mismo, que es retardatario, que es del tercer mundo, porque mientras el del primer mundo como Francia estaban legislando sobre el tema, aquí nos queríamos parecer al del Congo y al de Uganda”. Consideró que la verdadera pelea que tendrá este tema del matrimonio igualitario es en la Corte Constitucional, que deberá definir en que forma podrá darse estas unidades de parejas del mismo sexo. De opinión diferente fue el senador conservador Roberto Gerleín, quien había criticado duramente el proyecto, y consideró su hundimiento como algo que era esperado. “Las cosas permanecen como vienen, no hay esa alteración total del régimen civil, del régimen de derechos en este país, era una votación esperada, en Colombia el 80 por ciento de la población es heterosexual, el Congreso refleja esa situación, como una expresión democrática”, sostuvo. Entre tanto el senador y presidente del Partido Conservador, Efraín Cepeda, sostuvo que “la posición del partido fue rodear de garantías a las parejas del mismo sexo pero no aceptar el término matrimonio y el tema de la adopción”. El senador cristiano del movimiento Mira, Carlos Baena, declaró que “lo que hundió el proyecto fue el nombre que le quería dar a la unión, matrimonio, todo el tiempo se insistió en eso y polarizó la discusión”. La votación fue aplazada en la noche del martes por segunda vez, debido a que el debate que suscitó la iniciativa se extendió y hacia las 8:00 p.m. aún faltaban cerca de 20 intervenciones de los legisladores.En la anterior votación del proyecto se obtuvieron 38 votos a favor, lo que representa un 64% de perdida de apoyo a la iniciativa, según líder de la comunidad LGBTI en Cali.Esta propuesta que buscaba reglamentar el matrimonio igualitario, llegó a la plenaria del Senado precedida de una posición ambigua de parte del Gobierno Nacional frente a si respaldaba o no la iniciativa.Incluso el ministro del Interior, Fernando Carrillo, había manifestado que el debate de esa ley se debía hacer de cara al país, pero advirtió que se debían oír primero a los juristas para así tener claras las implicaciones del proyecto.“Este proyecto no debe dividir al país, eso es fundamental, lo importante es que en el Congreso queden claras las posiciones y se proceda a tomar la determinación”, sostuvo Carrillo, quien advirtió que este proyecto podía ser incluso una reforma constitucional y una reforma al Código Civil.El golpe más letal a la iniciativa fue fue dado la semana anterior por las dos bancadas mayoritarias al interior de la corporación, los partidos de la U y Conservador, los cuales se unieron para votar de manera negativa el controvertido proyecto.De acuerdo con el presidente del conservatismo, senador Efraín Cepeda, había identidad en ambos partidos para pedir que se archivara este proyecto y se tramitara uno nuevo en donde quedara especificado el alcance de sus derechos judiciales.Por su parte, la Iglesia Católica había manifestado su malestar por la iniciativa por medio de una carta que le dirigió a cada uno de los senadores, en la cual planteó la supuesta inconveniencia de esa ley, porque pretendía igualar a la familia el matrimonio entre dos personas del mismo sexo.Esta posición fue compartida por senadores de partidos de filiación cristiana y del Partido Conservador, quienes reiteraron que se opondrían al proyecto de ley de matrimonio igualitario.Entre los principales opositores se encontraban los legisladores Claudia Wilches, Édgar Espíndola y José Darío Salazar quienes participaron en el debate argumentando la inconveniencia de su aprobación.El proyecto fue presentado ante el Congreso porque el 26 de julio del 2011 la Corte Constitucional, la máxima instancia para dirimir asuntos de la carta magna, dejó en manos del Parlamento la decisión de legislar sobre los matrimonios de parejas del mismo sexo. Hoy en día las parejas homosexuales en Colombia pueden registrar ante un notario las llamadas "uniones de hecho" o "uniones civiles" pero sin que ello constituya un matrimonio y disfruten todos los derechos, incluyendo la adopción. Desde 2007 las parejas del mismo sexo, por decisión de la misma Corte Constitucional, pueden heredar y afiliarse al sistema de salud y de pensiones. Aunque no hay cifras oficiales, grupos no gubernamentales como Colombia Diversa, que defiende los derechos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros, calcula que al menos entre 8% y 10% de la población del país de unos 46 millones de personas es gay y al menos 300.000 colombianos forman parejas del mismo sexo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad