Se consolidó pulso del uribismo y santismo en el Congreso

Se consolidó pulso del uribismo y santismo en el Congreso

Marzo 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Se consolidó pulso del uribismo y santismo en el Congreso

El oficialismo perdió la mayoría en el Senado al alcanzar 47 de 102 escaños, mientras que el expresidente Álvaro Uribe y su movimiento Centro Democrático, que terminaron por detrás del Partido de la U,

La Unidad Nacional (La U, Liberal y Cambio Radical) logró 47 curules, es decir que no le garantiza la mitad de la composición del Senado, es decir la mayoría que requiere el Gobierno para sacar adelante sus iniciativas.

La composición del nuevo Congreso obliga, de antemano, a que el presidente Juan Manuel Santos comience a trabajar en sus mejores jugadas políticas, a fin de no ver ‘empantanadas’ muchas de las propuestas que tiene en el escritorio, en el caso de resultar reelegido.Lo anterior surge de la lógica numérica, debido a que los partidos que quedan en la Unidad Nacional (La U, Liberal y Cambio Radical) lograban 47 curules, es decir que no le garantizaban siquiera la mitad de la composición del Senado, es decir la mayoría que requiere el Gobierno para sacar adelante sus iniciativas.Si bien el Centro Democrático del electo senador Álvaro Uribe lograba 19 curules podría terminar reforzado con otras fuerzas, ya que allí aterrizarían sectores conservadores, que lograban el mismo número y la misma Opción Ciudadana, que alcanzaba 5. En total podría contar con 43.Esto, a juicio de los expertos, sería un pulso de dos fuerzas opuestas, que en temas clave para el nuevo Gobierno de Santos determinaría una transacción política que llevaría al desgaste del Ejecutivo frente al Legislativo.Sobre este escenario que arrojó la jornada electoral, el analista Fernando Giraldo dijo que “la Unidad Nacional logró una mayoría frágil, que retrocedió en curules que irán en detrimento de las propuestas que tenga el Gobierno, sobre todo en materia de actos legislativos”.Sin embargo, también dejó claro que “Uribe no queda fortalecido con 19 curules y su maniobrabilidad tampoco es fácil”, por lo que agregó: “No es una posición confortable para nadie”.Para el exmagistrado de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández, es evidente que “con una bancada de 20 senadores es un buen contrapeso a la Unidad Nacional”. Hernández no cree que la bancada de coalición haya quedado minimizada, pero sí “con una afectación que se puede proyectar, incluso, a las elecciones presidenciales de mayo”.Una mirada diferente la dio el presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie, quien enfatizó que “Uribe rompió el techo político y es el gran triunfador que marcará diferencias en el Congreso”.Un elemento adicional que se evidenció en los resultados fue el Partido Conservador, del que se dijo entraría en la era de las definiciones, debido a que la decisión que tome esta bancada terminará por reforzar cualquiera de las fuerzas que ya quedaron evidenciadas en el Congreso.Si los conservadores se unen al uribismo lo fortalecen y lo propio sucedería si lo hacen con la Unidad Nacional, por lo cual, a juicio de Giraldo “ellos van a ser el partido bisagra, por lo que Santos deberá buscar un acercamiento”.}No obstante, Lafaurie consideró que “no creo que el conservatismo se vuelvan a prestar para que, otra vez, les hagan conejo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad