Se agudiza tensión entre Uribe y Gobierno por caso de Restrepo

Enero 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Los congresitas esperan que el presidente de la colectividad, Juan Lozano, medie para que Uribe y Santos fumen la pipa de la paz. Temas sensibles para ambos las investigaciones a ex funcionarios del Gobierno por presuntas irregularidades.

La polémica entre el expresidente Álvaro Uribe y el actual Gobierno (la más dura en los últimos meses), por el proceso que se sigue contra el excomisionado para la paz Luis Carlos Restrepo, se agudizó ayer luego de que el exmandatario rechazara que la Presidencia de la República se declare víctima dentro del proceso que se sigue contra el exfuncionario. Mediante un comunicado de prensa, Uribe manifestó que la decisión de la Presidencia de la República de declararse víctima en el caso que se adelanta contra Restrepo, por la presunta falsa desmovilización del frente ‘Cacica La Gaitana’ de las Farc, es acelerada e indica que hubo “apresuramiento, prejuzgamiento y presión a la justicia”.Uribe argumentó que la Presidencia sólo puede hacerse víctima tras la audiencia de acusación, que hasta el momento no se ha cumplido.“La Sala Penal de la Corte Suprema ha hecho claridad que es en la audiencia de acusación cuando se formaliza la constitución de víctima, en el caso en mención la Fiscalía ha anunciado la audiencia de imputación, que es anterior a la de acusación”, señaló Uribe en la comunicación.También dijo que declararse como víctima “sin un análisis de los hechos y del material probatorio que se supone la Fiscalía debe revelar en la audiencia de acusación, equivale a prejuzgar en contra de Restrepo, y de integrantes del Ejército Nacional”, incluidos en la imputación.El exjefe de Estado afirmó que la Presidencia debe tener conocimiento “de la manera transparente, honesta y firme como siempre procedió Restrepo, entonces comisionado de paz, quien, además, actuó lealmente con las Fuerzas Armadas, como ante mí lo reconocían sus altos mandos”.“Esta circunstancia -agrega- fue conocida por el Ministerio de Defensa, durante tres años dirigido por el actual Presidente, Juan Manuel Santos”. Finalmente, Uribe indicó que el Presidente de la República olvidó su condición de Jefe de Estado, al señalar que “de acuerdo con el Artículo 188 de la Constitución, el Presidente se obliga a garantizar los derechos y libertades de todos los colombianos, deber que exige incluso discrepar de la Justicia, no obstante su independencia, cuando los hechos y decisiones lo ameriten”.El pasado viernes fue aplazada, hasta el 10 de febrero, la audiencia de imputación que haría la Fiscalía contra el excomisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo.Niegan persecución políticaEl ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, defendió públicamente el papel que está jugando la Fiscalía General de la Nación y aseguró que “de parte de la Fiscalía no ha habido persecución política sino el cumplimiento de su deber”.Esguerra señaló que la obligación de la Fiscalía es adelantar las investigaciones “desapasionadamente y sin tomar carácter político” y aclaró que los procesos en contra de exfuncionarios del anterior Gobierno se han iniciado en cumplimiento del deber del ente investigador.Esguerra también explicó que fue la Fiscalía quien llamó a las entidades del Gobierno para participar como víctimas en ese proceso y que la Presidencia no fue la única a la que convocó para hacer parte del proceso que se adelanta.Según Esguerra, “se trató de una determinación que adoptó en primera instancia la Fiscalía , que decidió de acuerdo con lo que señala la ley, citar a la Presidencia de la República y a otras instituciones del Estado: Ministerio de Defensa, Ministerio del Interior, Ministerio de Justicia, y algunas otras, para que se hagan presentes como víctimas dentro del trámite del respectivo proceso”.El Jefe de la cartera de Justicia indicó que las entidades que fueron citadas tienen la obligación de comparecer y atender la citación de la Fiscalía.“Si se determina que hubo detrimento patrimonial y que estas entidades no se hicieron parte dentro del proceso en esa condición de víctimas para efecto de hacer valer sus derechos, desde luego contra esas personas se vendrá el peso íntegro de la ley por no haber cumplido con sus obligaciones”, afirmó.El ministro Esguerra aclaró también que dentro de esta investigación que adelanta la Fiscalía se determinará si las entidades realmente tuvieron la condición de víctimas y quién fue el autor o grupo contra quienes se dirigirá el respectivo cobro de este detrimento patrimonial.¿Cuáles son las implicaciones?Para el analista Fernando Giraldo, el hecho de que el Gobierno se declare víctima en el proceso, significa que se convierte en parte activa del mismo, en contra del exfuncionario, buscando no sólo que se aclare el caso, sino evitando que el Estado tenga que asumir altos costos, de llegar a aparecer víctimas por los hechos.“Por ahora lo que hay son acusaciones, pero apenas se falle, va a haber todo un escándalo internacional y yo creo que el Gobierno trata un poco de curarse en salud y evitar asumir un costo altísimo a nivel internacional”, dijo Giraldo, quien agregó que este tipo de mensajes de Uribe demuestran que “cada vez hay mayor ruptura y confrontación con el Presidente”.Por su parte, el ex magistrado José Gregorio Hernández señaló que el expresidente Uribe se “equivoca” al pretender que el presidente Santos intervenga en asuntos propios de la Justicia, al tiempo que calificó como “deplorable” la tensión que está creando, cada vez más, con el actual Gobierno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad