Se agita el debate sobre periodo del nuevo Fiscal General de la Nación

Marzo 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa I Elpaís.com.co
Se agita el debate sobre periodo del nuevo Fiscal General de la Nación

El presidente Juan Manuel Santos, presentó a los tres abogados que conforman la terna para la elección de nuevo Fiscal General de la Nación. Eduardo Montealegre, María Luisa Mesa y Mónica de Greiff, son los elegidos.

La Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado expidió un concepto sobre el cual el periodo del nuevo Fiscal no personal sino institucional por lo que iría hasta el 2013, el ministro Germán Vargas Lleras sostuvo por su parte que el Gobierno prefiere un periodo de 4 años.

Que un cargo de elección sea de carácter institucional, que tenga un tiempo de inicio y terminación fijo, implica que el periodo es estable, perentorio y “que no se ve afectado por situaciones particulares del servidor público (renuncia, abandono, muerte, etc)”, así lo señaló la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado. De acuerdo con este concepto, la Sala especificó que el periodo del Fiscal General de la Nación es de carácter institucional y no personal, razón por lo cuál quien sea escogido entre Mónica de Greiff, María Luisa Mesa y Eduardo Montealegre estará en el cargo hasta el 31 de julio de 2013.Esta definición señala además que el inicio del periodo institucional “tampoco depende, se suspende o se desplaza en razón de situaciones coyunturales como la fecha de posesión, de designación, etc. Y tampoco vuelve a empezar por efectos de la declaratoria de nulidad de la elección del titular”. Señala el documento que no hay ninguna circunstancia que tenga la entidad suficiente para desplazar los periodos institucionales y originar fechas distintas para el inicio y terminación de los mismos dado que eso “precisamente acabaría con su carácter institucional y generaría multiplicidad de periodos atípicos en el tiempo, según las situaciones particulares de cada caso”. A medida de ejemplo el Consejo de Estado señaló que si un congresista, un alcalde o un diputado o un concejal toma posesión de su cargo después de iniciado su periodo, aún por fuerza mayor, sus funciones terminarán cuando el periodo institucional llegue a su término. “Del mismo modo si se produce su renuncia o se anula su elección, quien haya de reemplazarlo sólo ocupará el cargo hasta que el respectivo periodo finalice”, señala el concepto.Igualmente, el Consejo de Estado señaló que no cabe la posibilidad de que los periodos institucionales se “muevan” en el tiempo para garantizar que “su titular tenga el goce efectivo del tiempo fijado para el periodo” porque si así fuera se estaría hablando de un periodo personal.“No se desconoce ningún derecho subjetivo de quien es elegido para completar un periodo institucional, pues de antemano conoce el alcance del llamado que se le hace a la función pública y, por lo mismo, cuando habrá de terminar su gestión” , estima el concepto.El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, se pronunció sobre este aspecto y dijo que el Gobierno Nacional considera que el periodo que deberá cumplir el nuevo Fiscal General de la Nación debe ser de cuatro años.Es decir, que el periodo sea institucional y no personal, esto a no ser que se presente una demanda que origine un concepto que pueda cambiar dicho periodo.Este concepto genera polémica entre quienes defienden la opción de un nuevo periodo y los constitucionalistas quienes afirman que reglamentariamente no es así. "Mi interpretación es que debe entenderse que la elección (de la fiscal) será para cuatro años, excepto que surja una demanda sobre el límite en el periodo y provocar un pronunciamiento de la Sala Plena del Consejo de Estado", afirmó Vargas Lleras quien fue tajante en decir que el Gobierno presentó una terna para elegir un fiscal a cuatro años.El jefe de la cartera Política explicó que como es natural hay diferentes interpretaciones jurídicas, pero manifestó que el Gobierno cree válido "que el tiempo que se está completando para el fiscal que estuvo encargado por un año y siete meses pues es un tiempo que no debería involucrarse en este periodo porque él finalmente, si bien quedó en encargo nunca fue designado ni elegido por la propia Corte Suprema". Vargas dijo que es "lamentablemente" que no haya otro procedimiento para establecer el periodo del próximo fiscal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad