Santos y Zuluaga luchan por sacar de sus casas a los abstencionistas

Santos y Zuluaga luchan por sacar de sus casas a los abstencionistas

Junio 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Santos y Zuluaga luchan por sacar de sus casas a los abstencionistas

En quienes menos entusiasmo despertó esta campaña fue entre los colombianos residentes en el exterior. De las 559.952 personas que estaban inscritas para votar, solo participó el 18%. Es decir 100.990 votantes.

La estrategia de ambas campañas para la segunda vuelta fue tratar de llegarle al país con ideas y propuestas.

Si Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga quieren asegurar la Presidencia de la República este domingo, no podrán conformarse solo con las alianzas con otras fuerzas políticas. De acuerdo con algunos analistas, será determinante que logren mover las fibras y el entusiasmo de esos 20 millones de colombianos que se abstuvieron de participar en la primera vuelta.Pese a que el porcentaje histórico de los abstencionistas ha registrado siempre cifras altas desde que se implementaron las dos vueltas para definir el primer cargo del Estado, no recuerda el país un proceso electoral que despertara tan poco entusiasmo entre los colombianos como el del pasado 25 de mayo, donde solo votó el 40% de los inscritos.Ese 60% restante, de acuerdo con el analista Diego Luis Sánchez, tendrá un papel definitivo en la segunda vuelta si es que las campañas de Juan Manuel Santos y la de Óscar Iván Zuluaga convencen con ideas y propuestas, “dejando de lado esa guerra sucia que espantó al electorado en la mayoría de las regiones del país durante la primera vuelta”.Los casos más críticos de abstencionismo se registraron en San Andrés, donde solo salió a votar el 18,99% de las personas habilitadas; en La Guajira, donde solo lo hizo el 23,56%, y en Atlántico, donde la participación apenas llegó al 24,28%. (Ver mapa)Fue igualmente baja la participación de los residentes en los departamentos de Vaupés, Bolívar y Vichada, donde salió a sufragar solo el 26% del potencial de ciudadanos que estaban inscritos para participar en la jornada.¿Qué harán las dos campañas en estos últimos días para vencer la apatía? ¿Qué estrategias se trazaron para llevar a los votantes a las urnas? ¿Qué tanto cambió el mensaje para superar los hechos de una primera vuelta en la que fue predominante el juego sucio?El trabajo en las campañasPese al triunfo logrado en la Costa Atlántica, la campaña del presidente-candidato Juan Manuel Santos analizó con preocupación el escaso resultado en Atlántico, La Guajira y Bolívar.Es por eso que intensificó la presencia en esa parte del país del presidente del Partido de la U, Sergio Díaz-Granados, y del candidato vicepresidencial, Germán Vargas Lleras, quien tiene una alta aceptación en la región. Los santistas también confían en que el respaldo que tiene en la costa el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, eleve significativamente la votación.El exministro del Trabajo Rafael Pardo, quien abandonó el cargo para sumarse a la campaña por la reelección, coordinando las acciones en Bogotá, aseguró que se triplicará la votación por Santos en el Valle del Cauca y en la Costa Pacífica, donde también es bajo el margen de participación.“El 25 de mayo había cinco candidatos y hoy quedan dos opciones en las que se juega el futuro del país. Estoy seguro que, por lo menos, tres veces más de las personas que votaron por Santos en esta región lo acompañarán el 15 de junio y eso lo haremos diciéndole al país qué es lo que está en juego y cuál es el sentido de lograr la paz, que no es solo lo que se está definiendo en La Habana, sino que la paz es lo que va a cambiar la situación social y laboral en Colombia”, aseguró Pardo.En referencia al mensaje, personas cercanas a la campaña de Santos aseguraron que se ha privilegiado en esta segunda parte del proceso los logros alcanzados y cuánto más se puede hacer si los dineros de la corrupción y la guerra se destinarán al tema social.Por los lados de la campaña de Óscar Iván Zuluaga, la estrategia fue presentar propuestas por cada región, privilegiando aquellas zonas en las que la disputa es más cerrada o donde la gente no acompañó con el voto al candidato del movimiento Centro Democrático.Los mensajes, igualmente, se centran en esta etapa final en las propuestas del candidato Zuluaga en materia de educación y seguridad, considerados como dos de los temas más sensibles para los colombianos.En este propósito cumplirá un papel esencial, dicen en su campaña, el trabajo estructurado del Partido Conservador, que sobre el papel ha adherido a su campaña a través del acuerdo logrado con Marta Lucía Ramírez.En diálogo con El País, el propio Óscar Iván Zuluaga aseguró que no presentarán grandes cambios para la segunda vuelta y que esperan “recoger la cosecha de las muchas semillas que sembramos hace varios meses” por todo el país.“Vamos en la dirección correcta; o sea que no es un tema de grandes cambios. Nuestra estrategia se ha fortalecido buscando alianzas con otros sectores políticos, caso del Partido Conservador. Esa suma es sobre contenidos. Hicimos un acuerdo de 14 puntos donde fortalecemos nuestra propuesta programática. Me parece que esa es la mejor señal del tipo de campaña que queremos hacer y con la que queremos ganar la Presidencia”, indicó Zuluaga. Para los analistas lo que muestra este mapa sobre el abstencionismo en Colombia es que los candidatos se esforzaron por llegar con su mensaje al electorado del centro del país, que agrupa más del 75% de los votos para la Presidencia y se dejó de lado la periferia donde, incluso, fueron escasas las visitas que realizaron durante esta campaña los candidatos o sus equipos.Encuentre aquí toda la información sobre las Elecciones Presidenciales 2014

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad