“Santos se hizo elegir y nos puso en el archivo”, José Obdulio Gaviria

“Santos se hizo elegir y nos puso en el archivo”, José Obdulio Gaviria

Diciembre 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Por Fenner Ortiz R. Reportero de El País, Bogotá
“Santos se hizo elegir y nos puso en el archivo”, José Obdulio Gaviria

José Obdulio Gaviria, exasesor presidencial.

El exasesor presidencial José Obdulio Gaviria dijo que el hoy Presidente midió la conveniencia de estar en el uribismo y luego se pasó a la otra orilla.

El exasesor presidencial, José Obdulio Gaviria, habla sin escrúpulos. Califica como un error que el uribismo haya apoyado la candidatura presidencial de Juan Manuel Santos, de quien dijo se arropó con esta doctrina y luego sacó su propio discurso que está en los linderos de quienes hicieron oposición al anterior gobierno.En diálogo con El País, Gaviria enfatizó que él está en la oposición a Santos “hace mucho tiempo”, al responderle al senador Armando Benedetti, que aseguró que luego de las elecciones de octubre el expresidente Álvaro Uribe llegaría a la oposición.Sobre lo dicho por Óscar Iván Zuluaga que las palabras de Gaviria eran a título personal y no del uribismo, solo respondió que “lo que pasa es que hay personas que miden sus palabras pensando en criterios apáticos, pensando en un criterio personal”.En su diálogo aseguró que la Fiscalía está “manejada por el samperismo” y criticó la política internacional del presidente Santos.Usted dice que fue un error del uribismo haber escogido a Juan Manuel Santos como candidato a la presidencia ¿por qué sostiene eso?Él no tenía una identidad política o doctrinaria. Hubiera sido más productivo y mejor que nosotros hubiéramos buscado un candidato con nuestros puntos de vista y haber obtenido un triunfo político con esos puntos de vista y no con los que él tenía.¿Acaso Santos se cobijó con la manta del uribismo y luego la arrojó?Sí, se lo estaba reservando, tal vez midió la conveniencia de hacerlo porque era más populares y tenían más acogida los puntos de vista del presidente Álvaro Uribe y con ellos se hizo elegir y luego los puso en el archivo y comenzó a actuar como lo hacían quienes estaban en la otra orilla.El excomisionado Luis Carlos Restrepo dijo que Santos era un traicionero...Pues yo por lo menos digo que él se reservó sus puntos de vista y se lo dije por escrito al Presidente hace ya varios meses que si esos eran sus puntos de vista, era válido y legítimo que los hubiese ventilado en la campaña, pero se sentó en el puesto nuestro, hizo la tarea, algo ‘pasteliado’ y luego dice lo que argumentaban nuestros contradictores: Germán Vargas Lleras, Rafael Pardo y Antanas Mockus.El senador Armando Benedetti dijo que el uribismo está en la oposición...Yo estoy en la oposición desde hace ya mucho tiempo, he expresado mis opiniones en mis columnas y en mi programa de televisión, yo no comparto la línea del presidente Santos porque si la compartiera habría estado en las campañas de Pardo o de Vargas Lleras.¿Usted trabajaría al lado del excomisionado Restrepo para evitar la reelección del presidente Santos?Sí, totalmente. Claro que tenemos una gran diferencia y es que el tuvo una razón más a tiempo que yo. Ahora, la situación que él está viviendo es la natural de un hombre que se constituye en un verdadero peligro para los sectores de la reelección y que tiene además una representatividad tan grande, sobre todo, en el tema de la política de Seguridad Democrática. Él la encarna y no creo que sus palabras sean muy amables para quien la ha traicionado.¿Será que en 2012 habría un cambio de planes en el uribismo sobre candidaturas presidenciales y Zuluaga sería reemplazado por Restrepo?No sé. Lo que propongo es que sea alguien de la entraña misma de la doctrina uribista. No queremos acabar por tener las mismas reservas de Santos y que su discurso no nos lleve a que cometamos un segundo error.En últimas, ¿lo que ustedes menos quieren son paracaidistas?Totalmente y creo que ese fue nuestro error garrafal, creo que yo soy uno de los protagonistas principales de ese error, no conté que fuera necesario tener una fuerte discusión doctrinal y pública y simplemente tomamos la decisión de apoyo inopinadamente que fue excesivamente incorrecta.¿Santos fue un paracaidista?En buena parte fue atraído por nosotros con un abierto descuido pensando que no era conveniente esa acefalía en el escenario político, esa falta de acompañamiento a las políticas del presidente Uribe. Creo que no se tuvo esa iniciativa y eso determinó la crisis.¿Cómo ve las actuaciones de la Fiscal General de la Nación?Impresionante, lo de Luis Carlos Restrepo es una respuesta directa a una carta llena de información que tiene sorprendida a Colombia y a la comunidad internacional. La peligrosidad de Bernardo Moreno y de Andrés Felipe Arias ha generado una tragedia en esas familias por una persona que sí sabe qué es peligrosidad, la conoce y la tiene directamente en su casa.Se dice que hay una campaña para debilitar a las personas más cercanas al uribismo y dejar vulnerable a Uribe...El 18 de enero vamos a responder a eso con una gran concentración en el Hotel Tequendama de Bogotá, primero homenajeando y acompañando a Luis Carlos Restrepo para manifestarle el apoyo y que no nos avergüenza para nada el hecho de pisar las cárceles como lo va a hacer el doctor Restrepo por esos delitos que le imputan. Esa es la visión que tiene la Fiscal General y quien la nominó y eso se expresó en la sonrisa sarcástica con la que recibió las palabras del presidente Correa cuando dijo que el presidente Uribe era un paramilitar y en cambio que él era poco menos que un santo varón y proponiendo un polígrafo a alguien que ha dicho expresamente que apoya las Farc y que comparte sus puntos de vista.¿Será que existe un halo político en las actuaciones de la Fiscal?Por lo menos en la manera de actuar es evidente que la Fiscalía está en manos del samperismo.¿Cómo ve la política internacional del presidente Santos?Es una política en la que no importa para nada que hay una internacional del terrorismo y lo único que piensa es en los aplausos de unos sectores como el Alba y Unasur que consideran la propuesta política de Hugo Chávez como universal que tendría varios países que sostienen esas tesis, como Siria y Asia, que consideran la democracia como un obstáculo para el desarrollo de sus propósitos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad