Santos prioriza ayuda humanitaria y reabrir carreteras destruidas por lluvias

Noviembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Santos prioriza ayuda humanitaria y reabrir carreteras destruidas por lluvias

Un hombre lava su bicicleta tras la inundación de una vía por el Río Bogotá, que comunica al municipio de Chia con la capital en el centro de Colombia. El presidente Juan Manuel Santos instó a sus funcionarios a agilizar la reapertura de las carreteras afectadas por las intensas lluvias.

Los damnificados que hasta ahora han dejado las lluvias en el país, tendrán una ayuda. El presidente Juan Manuel Santos tiene como prioridad reabrir las vías afectadas y enviar ayuda humanitaria.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, calificó hoy de "prioridad" la reapertura de "las vías afectadas por el invierno" y la "ayuda humanitaria" a los damnificados por las lluvias que desde septiembre han dejado ya más de cien muertos en el país.El mandatario, a través de sendos mensajes de su cuenta de la red social Twitter, había señalado primero que "la prioridad es que la ayuda humanitaria llegue a tiempo a damnificados por las lluvias" y después que "otra prioridad para los funcionarios es que se reabran las vías afectadas por el invierno".Las fuertes precipitaciones prosiguen en el país, en el que una buena parte de las carreteras están cortadas, ha sido declarada la alerta naranja en la capital y la roja en algunas zonas del centro por el desbordamiento del río Bogotá en varios sectores de su curso.Asimismo, otras regiones colombianas se encuentran en emergencia por los aumentos de la pluviosidad y sus autoridades también declararon la alerta ante la embestida de las lluvias y el consecuente aumento de los cauces de los ríos.Colombia padece desde septiembre pasado el segundo período lluvioso del año, que deja hasta ahora 101 muertos, 91 heridos y ocho desaparecidos, además de cerca de 330.000 damnificados.Además de muertos y damnificados, hay que constatar los enormes daños en las carreteras por el desprendimiento de las bancas y deslizamientos en muchos tramos así como el colapso de decenas de acueductos y gasoductos y la destrucción de decenas de casas, puentes, escuelas y edificaciones públicas.Los derrumbes han provocado el cierre al tráfico de algunas de las principales carreteras del país.La atención de las autoridades y de empresas del transporte, tanto de carga como de pasajeros, se concentra en la llamada carretera del Alto de La Línea, sobre la cordillera Central andina, entre Ibagué y Armenia, capitales de los departamentos del Tolima y Quindío, respectivamente.Un enorme deslizamiento y caída de la banca en un tramo obligó al traslado temporal del despacho a Armenia del ministro de Transporte, Germán Cardona, quien supervisa el trabajo continuo de decenas de hombres y de máquinas para tratar de restablecer el paso.En la noche del martes se produjo un desfogue de la enorme concentración de camiones en fila, al quedar habilitado por algunas horas un paso provisional.Esa ruta es de cruce obligado entre el centro y el sur y el oeste del país, hacia Buenaventura, principal puerto colombiano sobre el océano Pacífico y por el que ingresa y sale el grueso del comercio internacional.En la madrugada de este miércoles, por otra parte, y para agravar la situación, se desbordó el río Bogotá, lo que provocó un atasco gigantesco de vehículos de carga, pasajeros y particulares y que ingresaban en la mañana desde el norte a la capital.En otras ciudades como Manizales, Medellín y Bucaramanga, capitales de Caldas, Antioquia y Santander respectivamente, así como en las tres principales de la costa atlántica: Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, también se registran atascos derivados de los daños en carreteras de ingreso.Mientras, una llamada "comisión de seguimiento" de la temporada de lluvias del Congreso pidió este miércoles una reunión de urgencia para buscar soluciones ante la situación.El presidente de ese comité, el senador Carlos Ramiro Chavarro, admitió que se estudiará pedir al Gobierno que declare "la emergencia vial" en algunos departamentos del país.Las precipitaciones en la actual temporada se intensificaron por el fenómeno climatológico de "La Niña" y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) calcula que las lluvias se prolongarán hasta enero próximo.Entre abril de 2010 y el mismo mes de este año, Colombia sufrió la más prolongada y dañina temporada de lluvias en décadas, que provocó la muerte a más de 440 personas y dejó unos 3,6 millones de afectados.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad