Santos está en la onda de trabajar y trabajar

Agosto 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Santos está en la onda de trabajar y trabajar

En sólo ocho días, recompuso las relaciones con Venezuela, con el Poder Judicial y le hizo frente a un atentado terrorista.

Muchos resultados en muy poco tiempo, sería el balance que se puede sacar al analizar la primera semana de Juan Manuel Santos Calderón como presidente de la República; resultados en su mayoría positivos para su satisfacción personal y beneficio general del país.Desde el sábado, cuando el Primer Mandatario asumió la Presidencia de la República, empezó a demostrar que si bien tendría un estilo muy diferente para gobernar al de Álvaro Uribe, el ritmo de trabajo sí será muy similar al frenético que mantuvo durante sus ocho años de gobierno su antecesor. Relación con VenezuelaSin duda, el principal logro alcanzado por Santos en estos ocho días fue recomponer las relaciones con Venezuela en tan sólo tres días de su mandato. En su discurso de posesión el Jefe de Estado envió un mensaje directo a su colega de Venezuela, Hugo Chávez: “En mi diccionario no existe la palabra guerra” y que la solución a la crisis la haría directamente y no con mediadores.El martes, en una histórica reunión en la Quinta de San Pedro Alejandrino, Santos y Chávez, al término de toda una tarde de encuentro, anunciaron que se restablecían las relaciones diplomáticas, pero también logró el Presidente de Colombia la reiteración de su homólogo de que no dará albergue a la guerrilla o respaldo a su accionar.La recomposición de las relaciones entre ambos países fue inmediatamente resaltada por distintos gobiernos y organismos internacionales, como la ONU, la OEA, la Unasur y la Unión Europea. Incluso, el viernes pasado la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hilary Clinton, felicitó a la canciller María Ángela Holguín por su trabajo en el manejo de una crisis con Venezuela que se empezó a superar.Santos, además, consiguió que Chávez desentrabara el pago de la deuda a los empresarios colombianos, la cual supera los US$800 millones, pero supeditó este compromiso a verificar que esas ventas hayan cumplido con el pago respectivo de los impuestos y no sean ficticias.Cortes y oposiciónOtro aspecto clave en esta primera semana, es que Juan Manuel Santos empezó a recoger los frutos del trabajo que hizo en compañía de su ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, antes de asumir el mandato: recomponer las relaciones con las Cortes y tener un canal de comunicación fluido con la oposición.En su primera gran cumbre en la Casa de Nariño, Santos se reunió el lunes con todos los magistrados que las componen, de donde salió un acuerdo para reformar la justicia, pero sobre todo el compromiso que en adelante ningún funcionario del Gobierno iría a controvertir con las decisiones de los magistrados.Durante la primera semana, Santos también avanzó en la relación con la oposición. El ministro Vargas Lleras se reunió con las directivas del Polo Democrático, de donde salió un principio de acuerdo para presentar de manera conjunta el estatuto de la oposición.Además, la presidenta del Polo, Clara López, resaltó el propósito del presidente Santos, expresado en el discurso, de buscar una salida negociada al conflicto armado con la guerrilla.El mensaje de Santos, igualmente, cayó bien en una de las principales centrales de trabajadores, la Confederación General de Trabajadores, CGT, la cual expidió un pronunciamiento en el que señalaron que “podemos aportar buscando condiciones para abrir nuevos espacios a la sociedad civil y al sindicalismo entre otras muchas expresiones de organización popular e incidir más eficazmente en las regulaciones que se hagan cotidianamente. Si se nos abren las oportunidades, llegó la hora de involucrarnos en las decisiones; vemos que en el centro de ese discurso pueden explorarse posibilidades para el surgimiento de alternativas en redistribución de ingresos y en mejorar el sistema de solución de conflictos”.El secretario de la CGT, Julio Roberto Gómez, además señaló que “algunas frases como ‘trabajo, trabajo y más trabajo’, abren expectativas para pensar en el estatuto del trabajo, en mayores libertades sindicales y por empleos decentes para una vida digna, superando los contratos basura y/o la tercerización efectuada por falsas cooperativas; el empleo está en primer orden en la agenda de este gobierno, según lo expresado por el Primer Mandatario, la CGT ya ha expuesto ideas para el trabajo decente”.Frente al terrorismoSumado a las anteriores situaciones, el presidente Santos mostró su estilo con el cual enfrentará al terrorismo. Tras la explosión de un carro bomba el jueves en la madrugada en el sector de Chapinero, en Bogotá, asumió la situación de manera tranquila, con un discurso sosegado y ordenando a sus ministros que siguieran atendiendo los asuntos de Gobierno y no dejarse imponer del terrorismo.Santos, incluso, hizo una invitación a los medios de comunicación para que la difusión del atentado no fuera la noticia que primara en sus despachos, aquel día.El viernes y en un acto osado, Santos, su ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, y los mandos militares, se fueron a uno de los lugares del país en donde el orden público ha permanecido turbado en los últimos dos años, Caloto, Cauca.Allí tuvo una conversación con las comunidades indígenas de la región, a quienes les reiteró que el Gobierno Nacional velará por su seguridad.El susto de GarzónComo si fuera poco, en las actividades que tuvo Santos en la primera semana de Gobierno, el lunes pasó un susto mayor: casi pierde a su vicepresidente Angelino Garzón, quien sufrió un infarto que le obligó a que le operaran de urgencia del corazón.En medio de las carreras por cuadrar las relaciones con Venezuela y las Cortes, Santos estuvo lunes y martes en la Clínica Shaio visitando a su compañero de fórmula, y durante el resto de la semana estuvo atento a la evolución de salud.Y para que no quede duda de que su Gobierno tiene estilo propio, el fin de semana arrancó con los ‘Acuerdos para la prosperidad’, con los cuales se reemplazan los consejos comunales y le dio paso a una reunión del Gobierno con los representantes de las comunidades, en donde se busca encontrar soluciones reales a sus necesidades.Igualmente, el presidente Santos se reunió el jueves con la Junta Directiva del Banco de la República para estudiar medidas de tipo cambiario, como le han pedido los empresarios, y acompañó el viernes a los industriales en la Asamblea Anual de la Andi, celebrada en Cali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad