Santos dice que no acata fallo de La Haya si se vulneran derechos de los sanandresanos

Santos dice que no acata fallo de La Haya si se vulneran derechos de los sanandresanos

Noviembre 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Santos dice que no acata fallo de La Haya si se vulneran derechos de los sanandresanos

La zona marítima ganada por Nicaragua gracias al fallo de la CIJ, representa gran riqueza de pesca y petróleo.

EL presidente aseguró que el fallo golpeó el alma de los colombianos y que no lo aplicará hasta que las garantías del pueblo estén 100% garantizadas.

El presidente Juan Manuel Santos advirtió en la tarde de este jueves que no aplicará el fallo de La Haya hasta tanto esté convencido plenamente de que no vulnera los derechos de ningún colombiano. "Este fallo nos golpeó el alma. Esta decisión la vamos a enfrentar con contundencia", dijo Santos, quien agregó: "Ese Fallo vulneró muchos derechos de los colombianos, y yo no voy a aplicar ese fallo hasta no garantizar que esos derechos están bien defendidos". Continúa tensión en el archipiélagoLos Pescadores de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, temen salir a sus faenas, en inmediaciones del meridiano 82, porque aviones nicaragüenses sobrevuelan el territorio que, de acuerdo con el fallo de la Corte Internacional de Justicia -CIJ-, ya no pertenece a Colombia. En las últimas horas coincidieron y estuvieron a corta distancia, un avión de Nicaragua y una de las fragatas de la Armada Nacional de Colombia, cuya tripulación solicitó a la aeronave extranjera que se retirara y que no hostigara a embarcaciones de pescadores colombianos que faenaban a esa misma hora. “Es muy difícil trabajar en un territorio en el que aparecen aviones y embarcaciones militares de los dos países en actitud hostil y que nadie ni nada garantiza que no se enfrenten disparando y nosotros ahí en la mitad. Por eso la cantidad de pescadores ya no es la misma, solo quienes nos arriesgamos porque de otra forma no tendríamos de que vivir”, dijo uno de los pescadores que pidió la reserva de su nombre. El deterioro económico de familias que viven de los productos del mar, por estas circunstancias, empieza a sentirse en las islas colombianas y ante la situación, los pescadores artesanales pidieron que el gobierno nacional entable conversaciones con sus homólogos nicaragüenses, con el fin de mejorar las relaciones de manera que se garantice la seguridad de quienes desarrollan labores de pesca. Los temores de los pescadores se justifican porque, aún antes del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, la guardia de Nicaragua, detenía las naves, capturaba las tripulaciones y les quitaba el producto de pesca obtenido en dos o tres días de labor. Luego, los familiares debían contratar abogados para lograr la libertad de los colombianos que, además, se veían obligados a pagar multas para que les devolvieran las embarcaciones que eran entregadas con sensibles daños. “Si eso era antes del 19 de noviembre, como será ahora que la CIJ, les otorgó la propiedad”, manifiestan los pescadores que, en su mayoría, prefieren abstenerse de salir a su faena para evitar confrontaciones. Desacato no generaría consecuencias, dicen expertosComo una medida acertada que no traerá ninguna consecuencia jurídica para Colombia, calificaron el jueves analistas la decisión del presidente Juan Manuel Santos de no acatar, por ahora, el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que le entregó mar territorial del país a Nicaragua.Para los especialistas es claro que no existe norma internacional alguna que determine alguna consecuencia en contra del país por la determinación adoptada, incluso aseguraron que era la posición que se debió adoptar casi desde el instante en que se conoció la sentencia.El analista Vicente Torrijos dijo que “por fin recapacitó” el presidente Santos, de quien dijo que el Jefe de Estado “se está iluminando”. Explicó que el Gobierno agotó todas las instancias y que desde el mismo momento en que se profirió el fallo “el tiempo de la Corte se agotó”, por lo que enfatizó que ahora el debate es netamente político y que terminará en manos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.“Esto no es un irrespeto ni un desacato, es todo lo contrario, es el conocimiento de la normatividad internacional sobre que se pasa del escenario jurídico al político”, dijo Torrijos al explicar que ahora en el Consejo de Seguridad es un “pulso de poder, no serán magistrados sino gobiernos los que definan si se restablecen los derechos de Colombia”.Una mirada similar al tema la dio el catedrático Eduardo Kromfly, quien dijo que la ventaja que tiene Colombia al llegar al Consejo de Seguridad es que cuenta “con el respaldo y el apoyo de Estados Unidos”, pero dijo que los gobiernos de tendencia izquierdista como Rusia, China y probablemente Francia no acompañarían al país; y las naciones de Asia y África “realmente no les importa mucho lo que pasa en el Caribe”.Sobre las consecuencias aseguró que no existen por ningún lado, de hecho anotó que lo único que otorgó la Corte fue usufructo económico de estos mares a Nicaragua, pero la navegabilidad es libre porque se trata de aguas internacionales.Entre tanto, la senadora Alexandra Moreno felicitó al presidente Santos y manifestó que esto es muestra que así como Colombia ha respetado la justicia internacional “esta vez el mundo deberá respetar la decisión que se tomó” y agregó: “Los derechos humanos están por encima de los intereses económicos de cualquier nación”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad