Saludcoop, de EPS a negocio transnacional

Mayo 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortíz, reportero de El País. Bogotá
Saludcoop, de EPS a negocio transnacional

Proceso. El derrumbe de la principal EPS del país, Saludcoop, se generó por el presunto desvío de los recursos de los afiliados a negocios ajenos a la naturaleza de la empresa. Hoy está intervenida por la Supersalud.

El presunto desvío de los recursos para la atención de los usuarios en negocios deportivos, de expansión, importación, clubes y colegios sería una de las mayores causas de la crisis.

Saludcoop, la mayor EPS del país, intervenida por la Superintendencia de Salud el jueves pasado, habría perdido su razón de ser, en la medida en que su presidente, Carlos Gustavo Palacino, dedicó sus esfuerzos a otras actividades que, presuntamente, desviaron los recursos que debieron destinarse a la atención de los usuarios.Las primeras investigaciones realizadas por la Supersalud han servido para hallar pruebas de inversiones ajenas al objeto de la EPS: colegios, empresas de confección, equipos de fútbol, importación y exportación, así como la expansión a otros países, dejando saldos rojos que ponen en riesgo la atención de los afiliados en Colombia.Estas falencias, a juicio del superintendente de Salud, Conrado Gómez, debieron haber generado la intervención de la EPS el año pasado, en la medida en que “se determinó un posible uso indebido de $608.000 millones en otras inversiones, pero en esa oportunidad ni se intervino, ni se tomó ninguna decisión; simplemente a través de una resolución se les dijo que restituyeran la liquidez, es decir, que se consiguieran un crédito por ese valor, es como decir, venda su casa y ponga la plata en el banco”.Goméz explicó que el problema de Saludcoop es de liquidez, pero la empresa tiene un patrimonio muy superior a las deudas, por lo que descartó que esté al borde de una quiebra. Los tentáculos de PalacinoDesde su nacimiento, Saludcoop ha crecido más de 200 veces su tamaño, debido a las inversiones y la expansión del negocio que ha hecho su presidente Carlos Gustavo Palacino.El viernes, el director de la Dijin, general Ramiro Mena, reveló que se están investigando los recursos y las propiedades que tiene la EPS en el exterior, que se encontrarían en Panamá, México, Suiza y Dubai.Y es que en el momento de la visita, según fuentes oficiales, los representantes de Saludcoop les indicaron a los investigadores que acababan de abrir una sucursal en México.De acuerdo con las versiones, la empresa había inyectado $18.976 millones a esta sucursal. Sin embargo, los investigadores sólo encontraron soportes por $3.337 millones.Pese a que indicaron que esta sucursal era reciente, El País conoció que el negocio data del 2007, en la medida en que la firma de contadores mexicanos Cortina López, Arnáez y Asociados, S.C. elaboró una auditoría a la empresa.En un aparte del documento se indicó: “Señores accionistas de Saludcoop México S.A. Hemos examinado los estados de situación financiera de Saludcoop México, S.A. de C.V. al 31 de diciembre de 2008 y 2007, así como los estados de resultados, de variaciones en el capital contable y de cambios en la situación financiera que les son relativos por los años terminados en esas fechas. Dichos estados financieros son responsabilidad de la Administración de la Institución. Nuestra responsabilidad consiste en expresar una opinión sobre los mismos con base en nuestra auditoría”.Y agregaron: “Nuestros exámenes fueron realizados de acuerdo con las normas de auditoría generalmente aceptadas, las cuales requieren que la auditoría sea planeada y realizada de tal manera que permita obtener una seguridad razonable de que los estados financieros no contienen errores importantes, y de que están preparados de acuerdo con las Normas de Información Financiera”.De otro lado, el balance de Saludcoop México, a 31 de diciembre de 2010, indicó que el Capital Social asciende a $35.429.993.23 (en pesos mexicanos) y explicaron que “durante el ejercicio de 2010, la institución no presentó movimientos de aumento o reducción de Capital Social acordados en asamblea de accionistas que se encuentren en proceso, ni tampoco tiene decretado pago de dividendos”.De la misma manera, en el informe financiero se detalló la participación accionaria, para lo cual se indicó que Saludcoop cuenta con el 96%, le sigue Heon Health on Line, S.A. con el 3% y Cruz Blanca EPS, S.A. con el 1%.En el caso de Ecuador, se pudo establecer que el Grupo Saludcoop ha hecho inversiones por más de US$187.000 d en la compra de acciones de cooperativas del sector. Tanto en Ecuador como en Panamá, se dijo que la empresa tiene clínicas similares a la de Colombia.Desde animales a equipos quirúrgicosAdicionalmente, en el caso panameño, este diario conoció un documento en el que Carlos Gustavo Palacino actúa como importador y exportador de mercancías en el vecino país.Un documento publicado en la página http://exiexplorer.nosis.com.ar, al referirse al caso de Palacino Antia, anotó: “Productos que exporta (subcapítulos): 01.01.10.10 -caballos, asnos, mulos y burdéganos (cruce entre caballo y asnos), vivos”.Luego, en otro ítem, se refiere a los productos que importa a Panamá. Entre ellos se encuentran “instrumentos y aparatos de medicina, cirugía, odontología o veterinaria, incluidos los de centellografía y demás aparatos electromédicos, así como los aparatos para pruebas visuales”.De la misma forma habla de la importación de mobiliario para cirugía, odontología y veterinaria, así como “sillones de peluquería y sillones similares, con dispositivos de orientación y elevación; partes de estos artículos”.Dentro de los productos que importa Palacino están elementos de iluminación, calentadores de ambiente y anuncios, así como “aparatos receptores de televisión, incluso con aparato receptor de radiodifusión o de grabación o reproducción de sonido o imagen incorporados; videomonitores y videoproyectores”.Pero la labor de Palacino en Panamá tiene otras aristas. En reciente columna del periodista Daniel Coronell se denunció que “hace cinco años, el 15 de marzo de 2006, mientras en Colombia se discutía si las EPS podían usar recursos de la salud para aumentar su patrimonio, en una notaría de Panamá empezaba otro capítulo de esta historia”. Según Coronell: “Ese miércoles, en el soleado istmo, propicio para abrir empresas sin contestar muchas preguntas, fue constituida la sociedad Medisalud S.A. La escritura da cuenta de que el objeto de la compañía es explotar el negocio de los seguros de salud. Su capital es de dos millones de dólares, expresados en la simbólica moneda local: balboas”.El periodista encontró que dicha empresa está constituida por “tres miembros: Jaime Eduardo Barrera Fandiño, quien figura además como presidente y representante legal. El segundo integrante del directorio es el presidente de Saludcoop, Carlos Gustavo Palacino Antia, quien desempeña las funciones de secretario en la sociedad panameña. El tercero es el hijo del anterior, se llama Carlos Santiago Palacino Puerto y figura como vicepresidente y tesorero”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad