Sabor ‘agridulce’ en reunificación liberal

Septiembre 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Sabor ‘agridulce’ en reunificación liberal

Rafael Pardo, ministro de Trabajo.

La propuesta de Rafael Pardo de hacer una consulta el 30 de octubre atomizó las opiniones.

Comenzó a tomar cuerpo, luego de que sectores de Cambio Radical y de la U anunciaran que respaldarían la propuesta del director de los ‘rojos’, Rafael Pardo, de realizar una consulta el 30 de octubre para preguntarle a los militantes si respaldan la unificación de la colectividad con otras toldas.Se dice que la propuesta de Pardo contaría con algunos respaldos. En Cambio Radical los senadores Antonio Guerra, Juan Carlos Restrepo, Carlos Motoa y Bernabé Celis acompañarían la iniciativa, mientras que en la U lo harían Armando Benedetti y Jorge Ballesteros.Este acompañamiento radica en la consulta que hizo Pardo a principios de agosto al Consejo Nacional Electoral (CNE) sobre la viabilidad o no de la consulta el día de las elecciones. En una carta enviada al organismo electoral, Pardo propuso vincular una papeleta para que los ciudadanos decidan así: “Voto porque la Dirección Nacional Liberal promueva un proceso de reunificación liberal con otros partidos y movimientos políticos con personería jurídica, así como con grupos de ciudadanos, sobre la base de los principios ideológicos de nuestra colectividad. En consecuencia, autorizo al Partido Liberal para hacer la adecuación normativa y estatutaria que facilite este propósito”. Esta propuesta ya tuvo algunas respuestas por parte de congresistas, como el ex presidente del Senado, Armando Benedetti, quien en un comunicado dijo que la reunificación liberal se debe dar en el marco de la Unidad Nacional y con base en “una agenda que incluya los principales temas del país: justicia, educación, medio ambiente y política de empleo” y dijo que la consulta solo es “carpintería”.Comentó que de 27 miembros del Partido de la U, 24 son de extracción liberal y que ya hay nueve miembros que están de acuerdo con un futuro acercamiento.Sobre este tema, el presidente Santos no se ha pronunciado, de hecho solo llegará hoy al país luego de su gira por Asia. Pero, mucho antes de su periplo, el Presidente a través de Twitter dijo que “compartir ideas no significa abandonar el que es y seguirá siendo mi partido, la U”, al aclarar las palabras que le dijo a los liberales: “Si ustedes me consideran su Presidente, yo los considero mi partido”.Uribe no se ha pronunciado oficialmente, pero a través de chat con miembros de la U ha revelado su inconformismo. Fuentes confirmaron que Uribe les dijo a varios congresistas: “Fortalezcan la U. No la dejen desaparecer”.A su turno, el presidente de la U, Juan Lozano, ha reiterado que “la U llegó para quedarse en la vida colombiana”, por lo que descartó cualquier tipo de unidad.Sin embargo, en Cambio Radical la idea toma fuerza, más aún cuando desde diciembre de 2010 se comenzaron a dar las primeras puntadas.Según se dijo, en las últimas semanas de han adelantado reuniones, tanto que el senador Antonio Guerra ha dicho que “hemos logrado adelantar algunas conversaciones con el doctor Rafael Pardo para pensar en un futuro en una eventual reunificación”.No obstante, en la página web de Cambio está publicado un comunicado, en el cual se indicó que “el Partido Cambio Radical aclara categóricamente que no existe la menor intención de fusión con ningún otro partido político”. Mientras tanto, en el interior del liberalismo hay resistencias. El senador Juan Manuel Galán, a través de Twitter, dejó en evidencia su inconformismo.Un primer interrogante que lanzó Galán fue: “Para ‘reunificación liberal’ vale la pena preguntarse los que se fueron por qué lo hicieron y ahora por qué quieren regresar”, luego disparó otro trino advirtiendo que este propósito no debe ser una “reunificación de maquinarias” sino un “acuerdo para la renovación”.De inmediato sentenció: “Si el Partido Liberal vuelve a ‘los mismos con las mismas’ prefiero irme”.Los reparos también vienen de otras toldas. El presidente conservador, José Darío Salazar, dijo que una consulta como la que propone Pardo le costaría al Estado poco más de $17.000 millones por lo que aseguró que “me parece que es innecesaria” y consideró que el liberalismo no requiere de eso para su reunificación.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad