Rodrigo García, entre gigantes

Rodrigo García, entre gigantes

Septiembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Sergio Villamizar | Colprensa
Rodrigo García, entre gigantes

Rodrigo García contó como productor de ‘Madre e hija’ con Alejandro González Inárritu, el director de ‘Amores Perros’ y ‘Babel’.

Este viernes se estrena la nueva película del director colombiano Rodrigo García, hijo de Gabriel García Márquez. ‘Madre e hija’ es un filme protagonizado por estrellas de la talla de Naomi Watts y Samuel Jackson.

Once años tuvieron que pasar para que Rodrigo García pudiera ver en las salas de cine ‘Madre e hija’, película que escribió y dirigió sumergiéndose en el universo femenino para hablar de las separaciones forzadas. Muchas cosas han pasado en estos años desde que García, hijo del nobel colombiano Gabriel García Márquez, radicado en Los Ángeles, conoció los cambios de las leyes estadounidenses en cuanto a las adopciones, que hasta ese entonces se desarrollaban en un sistema cerrado donde era imposible que los padres biológicos conocieran a sus hijos luego de darlos en adopción.Aunque las cosas han cambiado, García, en 1999, comenzó a pensar en aquellas adolescentes embarazadas que fueron obligadas por sus familias a dar sus hijos en adopción y jamás volvieron a saber nada de sus primogénitos. Pero escribir y reescribir el guión de esta película no es lo único que ha hecho Rodrigo en la última década. En el 2000 presentó su ópera prima ‘Cosas que diría con sólo mirarla’, con la que obtuvo el premio Certain Regard en el Festival de Cannes, para luego, un año más tarde, presentar ‘Diez pequeñas historias de amor’. Hace cuatro años presentó su tercer largometraje, ‘Nueve Vidas’, con el que ganó el premio Sundance, uno de los más importantes de la cinematografía independiente estadounidense.Con varios intentos fallidos, Rodrigo por fin terminó la historia de ‘Madre e hija’ a inicios del 2007. Así que, cuando se enteró que Cine Colombia distribuiría esta cinta en el país, no dudo en abrir un espacio en el plan de rodaje del thriller ‘Passengers’, protagonizado por Anne Hathaway, para viajar a Colombia y hablar sobre esta película que se estrena el fin de semana. ¿Por qué fue tan largo el proceso de escritura de esta película?En 1999, cuando empecé a trabajar la idea, sabía bien cuál era la esencia de la historia: la vida marcada por las separaciones forzadas, y qué mejor que hacerlo a través de la relación madre e hija. Así que empezaron a llegar las historias, en este caso tres, pero la dificultad estaba en la interrelación de las mismas a la hora de llevarlas a la pantalla. Eso me costó mucho tiempo de trabajo y una buena cantidad de borradores. ¿Cuál es el encanto que usted encuentra en el universo femenino, que ha sido constante en sus películas?Siento que mis películas hablan de diferentes aspectos del ser humano en general, aunque las mujeres toman el protagonismo porque me brindan un sin fin de posibilidades en los temas que he tocado: como la soledad, las relaciones personales y las despedidas.¿Hay planes de abordar el universo masculino? Sí, tengo proyectos de guiones donde los hombres asumen un fuerte protagonismo, pero es innegable que la riqueza de lo femenino es mucho más fuerte y por eso me he concentrado en ellas, porque no sé nada de ellas (risas). Cuando me dicen que les sorprende cómo un hombre puede llegar a retratar la realidad femenina en una película, la primera que estalla en carcajadas es mi esposa. Sólo ella sabrá por qué (risas).Para la película contó con estrellas de Hollywood como Naomi Watts y Samuel L. Jackson, ¿qué le atrajo de ellos? Lo de ‘estrellas’ no me interesó en ningún momento. Buscaba buenos actores que pudieran darme todo su potencial en esta cinta, y los escogidos lo hicieron a cabalidad, porque antes de ser estrellas son actores consagrados y en constante exploración artística. Cada uno tomó su personaje y lo llevó a dimensiones que yo no había imaginado. Todo para bien de la cinta.¿Cómo ha visto las adaptaciones cinematográficas que se han hecho de las obras de su padre? Hacer una adaptación cinematográfica de una obra literaria siempre será difícil y generará polémica, porque se entra en la discusión sobre cuál es mejor, si la novela o la película. Además, estando desde la orilla del cine, es muy difícil trabajar una obra de mi padre por su poder descriptivo, entre otras cosas. ¿Adaptaría una historia de su padre?No lo he pensado hacer nunca porque estoy lleno de mis propias ideas, pero también porque no siento justo para la película sentir que todo se centre en el hecho de que yo esté haciendo una cinta sobre la obra de mi padre, y la película quede en un segundo plano.¿Cómo ve el cine colombiano actual?Ha avanzado mucho, pero siguen sufriendo de los mismos problemas que tiene el cine latinoamericano en general, con altos costos en la distribución y una pelea desigual con las grandes producciones hollywoodenses. Pero esto no detiene a quienes quieren contar buenas historias, que poco a poco van teniendo más visibilidad y participación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad