Revuelo por sorpresiva reforma política propuesta por el Gobierno

Febrero 15, 2017 - 09:54 p.m. Por:
Colprensa | Redacción de El País
Congreso Colombia

Ayer, en el Congreso de la República, el Gobierno Nacional explicó los alcances de la reforma política que se piensa tramitar próximamente.

Foto: archivo de El País

La sorpresiva propuesta de ampliar el periodo presidencial a cinco años, eliminar el cargo de Vicepresidente y establecer el voto obligatorio, entre otros temas, que llevó ayer al Congreso de la República el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, generó más rechazo que respaldo.

El anuncio de una nueva reforma política no cayó bien entre los partidos, incluidos los de la llamada Unidad Nacional y menos en la oposición, que cuestionaron que la misma se quiera tramitar en momentos en que se discuten vía ‘fast track’ las reformas para la implementación del proceso de paz con las Farc.

El jefe liberal y senador Horacio Serpa aseguró que no es bueno hacer ese tipo de propuestas en este momento porque no hay tiempo, más allá del balance que haya dejado cada Vicepresidente de la República.

En similar sentido se pronunció el presidente de la Comisión Primera del Senado, Carlos Fernando Motoa, quien consideró que la prioridad de la agenda del Congreso debe ser en este momento la implementación de los acuerdos de paz, y que estos otros temas queden para después.

Aunque el ministro Cristo dijo que la reforma de ampliar el mandato y volver al Designado Presidencial se tramitará en legislación ordinaria y no vía ‘fast track’ y con un amplio respaldo de los partidos, desde el Centro Democrático el senador Jaime Amín dijo que lo primero es saber cuál es el contexto en que quiere proponerlo el presidente Juan Manuel Santos.

El senador Iván Duque, también del Centro Democrático, a través de su cuenta de Twiiter escribió: “Es un abuso que por la vía ‘fast track’ el gobierno quiera revivir la fracasada reforma de Equilibrio de poderes”.

En otro tuit preguntó: “¿Será que el ‘fast track’ quiere ser utilizado como el andamio para construir el #gobierno de transición?”, tras indicar que querer utilizar la vía rápida era un “abuso institucional”.

Una voz que si acogió todo el paquete de reformas que llevaría el Gobierno es la del senador Roy Barreras, quien recordó que la mayoría de estas propuestas salió de los acuerdos de paz con las Farc, pero que en concreto todos buscan es fortalecer la democracia.

“Tenemos que ofrecer unas nuevas reglas de juego que hagan más transparente la política, la financiación, las listas cerradas, esta reforma debe de arrancar de raíz y ayudan a que la democracia sea más amplia”, planteó Barreras.

Aunque el senador y copresidente del Partido de la U, Armando Benedetti, dijo que hay algunas propuestas interesantes en la iniciativa, señaló que no le gusta que el voto sea a partir de los 16 años de edad, pues “me parece algo demagógico”, como tampoco es partidario de eliminar el cargo de Vicepresidente de la República.
Añadió que el voto obligatorio por dos periodos le gusta, pero indicó que también se podría pensar en una sanción para los que no voten, si por ejemplo, la abstención llega al 45 %, tras añadir que la financiación estatal de las campañas ya se ha propuesto en otras oportunidades y avala ampliar el periodo presidencial, las listas cerradas al Congreso y modificar la circunscripción nacional.

Desde la izquierda y el centro la propuesta tuvo una lectura diferente.
La senadora de la Alianza Verde Claudia López afirmó que “eso es un globo para distraer el debate de Odebrecht. El Ministro sabe que el Gobierno no puede proponer ninguna reforma o electoral sin haber sido acordada con la mesa de partidos y debatida en la misión de expertos”.
Según Alirio Uribe, representantea la Cámara del Polo Democrático, esta propuesta del Gobierno es “una cortina de humo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad