Revivió debate en el Congreso por cárcel a conductores ebrios

Mayo 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa y Vanguardia Liberal

El nuevo debate se abre luego de que en la legislatura pasada el proyecto que buscaba aumentar penas a conductores ebrios se hundiera con 45 votos en contra y 44 a favor.

En el Senado de la República revivió la discusión sobre la posibilidad de privar de la libertad a los conductores que sean sorprendidos manejando vehículos bajo los efectos del alcohol o de sustancias alucinógenas. La discusión, que se inició el martes en la Comisión Primera de esa célula legislativa, se dio por cuenta de un nuevo proyecto de ley presentado por la representante a la cámara por el movimiento Mira, Gloria Stella Díaz, quien con la nueva iniciativa buscará que se endurezcan las sanciones para quienes incurran en esta falta. El nuevo debate se abre luego de que en la legislatura pasada se hundiera con 45 votos en contra y 44 a favor una iniciativa con características similares, que además fue debatida con la ausencia de 73 de los 162 integrantes de la Cámara de Representantes. “Aunque la vez pasada el proyecto fue hundido por siete votos, en esta ocasión esperamos que no sea así. En el Senado hubo mucha polémica pero también más ambiente para que la propuesta que hacemos pase a la plenaria”, explicó Díaz. Específicamente, en esta ocasión el proyecto propone que el conducir bajo los efectos del alcohol sea tipificado como un delito y sancionado con una pena que oscilaría entre los 6 meses y un año. No obstante, el texto del proyecto precisa que el delito podrá ser excarcelable. “Uno de los argumentos por los que el año pasado el proyecto no pasó, fue porque varios congresistas argumentaron que en las cárceles había hacinamiento. Pues bien, ahora el proyecto propone que el delito sea excarcelable y se pueda pagar con prisión domiciliaria. Esto quitará las excusas para que se puedan hacer más severas las sanciones”, agregó Díaz. Adicionalmente, la iniciativa propone que a los conductores que causen lesiones o la muerte a otra persona por manejar en ese estado, se les quitará el beneficio de la detención domiciliaria y deberán pagar su pena en un centro de reclusión. “Con estas medidas los castigos van a ser ejemplarizantes y harán que cualquier persona que piense conducir un vehículo mientras consume alcohol, se abstenga. Nadie va a querer perder su estabilidad por manejar en esas condiciones”, concluyó Díaz. Aunque la discusión del proyecto se inició ayer, su votación fue aplazada debido a la falta de quórum. Esta es la quinta vez que se presenta una iniciativa de este tipo en el Congreso de la República. En sus cuatro intentos anteriores se hundió por falta de apoyo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad