Retos que esperan por Fernando Carrillo en la Procuraduría General

Retos que esperan por Fernando Carrillo en la Procuraduría General

Enero 10, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa | El País.com.co
Retos que esperan por Fernando Carrillo en la Procuraduría General

El pasado 27 de octubre, la plenaria del Senado de la República eligió al exministro Fernando Carrillo como nuevo procurador General de la Nación, cargo que asumirá este mes.

Combatir la corrupción en sectores como salud, educación y derechos de los niños, algunas tareas del nuevo funcionario.

El nuevo procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, se posesionará en los próximos días con el enorme reto de despolitizar el organismo encargado de promover los derechos humanos y de vigilar las actuaciones de funcionarios públicos.

Pero, tras  la salida del polémico  Alejandro Ordóñez y el  silencioso relevo de Martha Isabel Castañeda, la primera tarea que deberá asumir Carrillo es  organizar ‘la casa’ con las personas que designe para los cargos  más importantes, como lo son la Sala Disciplinaria (que revisa segundas instancias y proyecta casos delegados del Procurador) y los procuradores delegados para Víctimas, Restitución de Tierras, Asuntos Ambientales, Electorales y Función Pública, entre otros.

Además, el nuevo jefe del Ministerio Público, que  llega con  las  promesas que hizo al momento de ser elegido por el Senado, anunció que la suya será una Procuraduría que velará por los derechos de cada uno de los colombianos, guardando respeto por las diferentes tendencias políticas, en clara referencia a la actitud que se registró durante la era Ordóñez en cuanto a la agenda de género y la comunidad LGBTI.

Lea también: "Coyuntura del país no da para aventuras de reforma constitucional": Fernando Carrillo

También aseguró que dará la batalla contra la corrupción y la desigualdad, y que promoverá el trabajo  con otras entidades públicas para hacer  mayor presencia en las regiones.

 Aquí el espejo señala que durante el anterior periodo se sancionaron 1587 alcaldes, 1111 concejales, 104 gobernadores, 29 diputados, 14 senadores y 3 representantes a la Cámara, entre otros servidores públicos.

“Debemos producir respeto y no miedo a los funcionarios públicos y a los ciudadanos. Será la única forma de que a los corruptos de verdad les vaya muy mal en los próximos cuatro años”, sostuvo  cuando fue elegido y  habló de ‘desbogotanizar’ la entidad.

Pero, más allá del discurso, Carrillo tendrá que mostrar resultados prontos a casos que afectan a la ciudadanía, como lo es la corrupción en sectores como la salud, educación  y los derechos de los niños, además de la situación en regiones como Chocó y La Guajira.

El otro gran reto del nuevo Jefe del Ministerio Público  será fijar la hoja de ruta de este organismo de cara al proceso de paz, lo cual podría incluir una sólida posición institucional y servir de apoyo a las víctimas en lo que se viene: las amnistías y  la creación de entidades nuevas como la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP.

En este caso, cabe señalar que  en la era de Ordóñez y con un universo de 8,2 millones de víctimas del conflicto, la entidad dio trámite a 6228 asuntos recibidos, orientó a 3394 personas y tomó declaración a 92.788.

En ese trabajo con las víctimas la tarea de Carrillo implicará continuar con la presidencia de la Comisión de Monitoreo y Seguimiento a la Ley de Víctimas, que implica hacer observaciones a  las entidades  que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a Víctimas.

También  tendrá actuación en los procesos de restitución de tierras que se adelantan ante los jueces de la República y que apenas va a empezar en el sur del país, área de gran influencia por parte de de la guerrilla de las Farc, en proceso de desmovilización.

Lea también: Los intereses que definirán hoy quién es el nuevo Procurador

Balance anterior

Entre el 2009 y el 2016, la Procuraduría General de la Nación adelantó 131.937 indagaciones preliminares y profirió 12.217 fallos de primera y única instancia, de los cuales 7771 fueron sancionatorios.

La mayoría se realizaron mediante el procedimiento verbal, que fue elegido por el entonces titular Alejandro Ordóñez por ser más expedito, fallando más de 3400 en primera instancia.

A lo anterior  se suma que quedaron en firme cerca de 5800 sanciones, que a su vez fueron reportadas al Sistema de Información de Registro de Sanciones y Causas de Inhabilidad, SIRI, y que se atendieron 18.600 quejas en materia pensional.

De igual forma, durante el periodo anterior, la Procuraduría realizó 492.000 audiencias prejudiciales para intentar lograr conciliaciones que significaron ahorros patrimoniales para el Estado por valor superior a los $2,2 billones y se  interpusieron 3238 tutelas.

Pendientes

Entre  las tareas pendientes para la administración de Fernando Carrillo están la compleja situación en la que viven los presos del país, la búsqueda de desaparecidos y la vigilancia al sistema de responsabilidad penal para adolescentes.

También se deberán continuar las investigaciones frente a irregularidades denunciadas en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar  y el Plan de Alimentación Escolar, entre otros.

Quién esFernando Carrillo nació en  Bogotá el 13 de mayo de 1963. Se graduó como abogado socioeconomista de la  Pontificia Universidad Javeriana, con tesis Summa Cum Laude. Su vida política la inició al lado  de Luis Carlos Galán, llegando a ser jefe de juventudes del mismo.Fue consultor en Finanzas Públicas  en la Contraloría General de la República para la ONU entre 1988 y 1990. También fue uno de los líderes del movimiento de la  Séptima Papeleta, que dio origen a la Constitución de 1991, y fue miembro de la Asamblea Constituyente.
Silenciosa interinidadTras la salida de Alejandro Ordóñez, el Ministerio Público pasó de ser noticia todos los días a un silencio promovido por Martha Isabel Castañeda que, como procuradora encargada, prefirió trabajar lejos de los medios de comunicación. Pero ese resquemor invisibilizó algunas  labores que el organismo adelantó en el cierre del 2016. Algunos de los frentes en los que se trabajó fueron, por ejemplo, los asuntos ambientales. Además, el Ministerio Público dio un giro de 180 grados sobre algunas actuaciones lideradas por el polémico Ordóñez. Tal vez la más evidente fue que, de  cuestionar de manera permanente las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, el Ministerio Público entregó conceptos favorables a la Corte Constitucional sobre la refrendación del nuevo Acuerdo de Paz y la viabilidad del Acto Legislativo para la Paz. Pero el giro también  implicó polémica, puesto que en la Procuraduría se  han presentado ‘reversazos’, con apenas unos meses de diferencia, sobre sanciones impuestas a la Gobernadora del Putumayo  y a quince concejales de Valledupar, entre otros casos.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad