Representantes de la justicia exponen a presidente Santos sus requerimientos ante una posible reforma

Representantes de la justicia exponen a presidente Santos sus requerimientos ante una posible reforma

Septiembre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Representantes de la justicia exponen a presidente Santos sus requerimientos ante una posible reforma

La justicia tiene el 1,2% del presupuesto del Estado, mientras que el ICBF recibe el 1,6%, dijo el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla, en el marco de la Mesa de la Justicia convocada por el Gobierno Nacional.

En el marco del debate sobre la reforma de la justicia que se realiza en la Cámara de Comercio del barrio Chapinero, en el norte de Bogotá, el presidente Juan Manuel Santos; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla; y Luis Fernando Álvarez, presidente del Consejo de Estado; mostraron sus puntos de vista en la Mesa de la Justicia, convocada por el Gobierno Nacional.El primero en intervenir fue el mandatario de los colombianos quien dijo que "con mucha ilusión y con mucha esperanza instalamos hoy la mesa de la justicia"."Queremos que el diálogo sea amplio y por eso esperamos que participen los voceros, los sindicatos, los expertos juristas, las universidades", dijo."Nuestra responsabilidad es que de estos diálogos salga una buena reforma, una reforma que ayude a remediar los problemas que se presentan en la justicia, para que sea más pronta, eficaz y oportuna", señaló Santos para quien, en medio de todo este debate están los ciudadanos del común, "seres humanos que requieren justicia".“Necesitamos seguridad jurídica, jueces y magistrados concentrados en sus tareas, donde además no se presenten choques de trenes y las víctimas tengan acceso a sus derechos”, dijo el Jefe de Estado.“Es seguro que el resultado no va a satisfacer a todos por igual”, señaló el Primer Mandatario al hacer referencia a las distintas posturas que hay frente a la reforma a la Justicia, pero reiteró la importancia de velar porque se cumplan los objetivos finales de la reforma.Hoy los jueces, especialmente a través de la tutela, han entrado a suplir lo que han debido hacer los otros dos poderes, manifestó Santos para quien “es hora que restablezcamos el equilibrio”.“Estamos abiertos a todas las ideas e iniciativas y a todas las sugerencias” , enfatizó el Presidente al reclamar de cada uno de los magistrados y especialistas presentes su participación activa. “Tengan la seguridad de que si nos convencen estamos dispuestos a hacer las modificaciones necesarias”, indicó.“La reforma no es improvisada, es el fruto de meses, de años de observaciones en la que recogemos aportes de distintos sectores. Hay aportes de la Comisión de Expertos que presidió el ex magistrado José Alejandro Bonivento Fernández”, señaló Santos y en seguida mencionó un nutrido grupo de expertos que han hechos aportes, entre ellos los asesores jurídicos de las campañas a la presidencia tanto de Santos, como del actual ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras. “El tiempo es un factor esencial”, señaló el Primer Mandatario al llamar la atención de los participantes en la mesa de la justicia, pero hizo la salvedad en cuanto a la posibilidad de posponer la presentación de la reforma. “Queremos presentar la reforma en los próximos días, pero estamos abiertos a un aplazamiento para principios del 2011” , dijo Santos. “Lo que sí no tiene postergación, y es urgente -dijo- son las materias penales”, señaló al hacer referencia a normas que frenen los delitos y la delincuencia.“El daño que causa la interinidad, sin desconocer el trabajo del fiscal encargado, genera un desgaste creciente, incluyendo a la misma Corte Suprema de Justicia” , dijo Santos al reiterar su llamado para que la Sala Plena de ese alto tribunal elija pronto a un Fiscal General de la Nación y no dilate más ese proceso que ya completa más de 13 meses en interinidad.“Mantengamos la mente abierta” , concluyó el Primer Mandatario al concluir su intervención en la instalación de la Mesa de la Justicia que arrancó este lunes en la Cámara de Comercio del barrio Chapinero, en el norte de Bogotá, y que fue convocada por el Gobierno Nacional desde el pasado 9 de agosto."El choque de trenes es algo superado": ArrublaCelebramos que la justicia vuelva a ser el fin predilecto del Estado”, dijo el presidente (e) de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Jaime Arrubla Paucar, al intervenir en el debate y llamó la atención para que nunca la justicia vuelva a pasar a segundo plano.“Ninguna reforma va a ser perfecta”, señaló Arrubla. “La justicia no es un problema de jueces, sin justicia no hay competitividad”, indicó Arrubla y reclamó poner especial atención a los problemas de acceso a la justicia y a la agilidad en la misma por lo que reprochó la congestión y de paso le dio la razón a quienes cuestionan la justicia nacional.Hoy la justicia tiene el 1,2 del presupuesto del Estado, mientras que el ICBF recibe el 1,6. La cita la hizo el jurista al cuestionar el hecho de que a una sola entidad se le dé más presupuesto que el de toda la Rama Judicial, “las comparaciones son odiosas, pero hay que hacerlas”.“La justicia requiere recursos, para que esta sea pronta, cumplida y eficaz. Si no hay partidas presupuestales suficientes estos objetivos no van a ser posibles”, sentenció Arrubla al hablar que hoy el país tiene los mismos jueces de hace 30 años, mientras que la justicia sí ha crecido desproporcionadamente.“Podemos hacer todas las reformas que se quieran, pero sin presupuesto nada va a lograrse”, añadió Arrubla sin descartar nuevas reformas.Entrado en materiaAl opinar sobre aspectos puntuales. el magistrado hizo referencia a la obligatoriedad de la jurisprudencia. “Esto genera un cambio de fuentes”, señaló al reclamar un estudio detallado a esta propuesta y de paso reclamó la independencia de los jueces.Y es que en muchos casos -dijo- los criterios de los jueces de menor rango al llegar a las cortes son adoptados e inclusive hacen cambiar el criterio de las mismas.“Si nos metemos en un sistema rígido nos metemos en un sistema que sea rígido y no sé hasta dónde eso beneficia a la seguridad jurídica”, señaló Arrubla al llamar la atención para que esta propuesta sea compaginada. “Este es un tema que hay que tratar con calma”, manifestó.Sobre la tutela dijo que “esta es una gran conquista, hay que preservarla y fortalecerla, pero hay que frenar los abusos”. Arrubla cuestionó el que en tan solo el 2009 se hayan presentado más de 400 mil tutelas en materia de salud y añadió, sin suministrar estadísticas, las que han sido interpuestas para el tema de las pensiones.“El choque de trenes es un tema superado”, agregó el magistrado al llamar a la tranquilidad frente a las propuestas de reformar la tutela, para frenar ese tipo de incidentes.En este último aspecto manifestó Arrubla que los “choques de trenes” se han superado para el auto control. “Si cada juez (Corte) acata sus funciones no tiene por qué presentarse el choque de trenes”, agregó, y abrió la puerta para que en cada alta corporación se adopten los mecanismos de autorregulación.Por otra parte, dijo que “este es el principio que debe conservarse”, respecto a respaldar la manera como se ha venido desempeñando el gobierno de la Rama desde el Consejo Superior de la Judicatura.“Hay que tomar lo bueno, mirar qué hace falta y adoptar los cambios. Yo no echaría todo lo que existe por la borda”, manifestó.“Yo no estoy de acuerdo que a estos y otros funcionarios se les pasen funciones jurisdiccionales”, dijo Arrubla al referirse a las funciones que se dicen pueden ser trasladadas a funcionarios como superintendentes o notarios.Frente a la idea de que el proyecto de ley sea llevado al Congreso en las próximas semanas, Arrubla consideró que de abrirse esa posibilidad no dudará en hacerlo, de lo contrario, recurrirán a la propuesta del presidente de la República, Juan Manuel Santos, para que el mismo sea llevado al legislativo el próximo año."La justicia no está politizada": ÁlvarezPor su parte, Luis Fernando Álvarez, presidente del Consejo de Estado, reclamó de la reforma a la justicia la autonomía y la independencia de esta rama, al igual que la garantía para que los ciudadanos puedan obtener prontitud y eficacia y así creer en ella.Frente a las reformas a artículos constitucionales como el 230, abre la puerta para que los jueces se sometan a la ley y a la jurisprudencia, “eso ya está dicho”, señaló Álvarez.Respecto a las reformas relacionadas con la tutela contra sentencias judiciales, el jurista reclamó pensar con cuidado los aspectos relacionados con los términos para poder instaurar acciones de este tipo o inclusive que las mismas deban ser presentadas por intermedio de abogados.“El Consejo de Estado tiene un control de constitucionalidad, tan serio como el que tiene la Corte Constitucional”, dijo Álvarez al cuestionar la falta de claridad en cuanto a los controles que “al parecer” se quieren hacer y que dijo supuestamente quieren quitarle funciones al Consejo de Estado.Presidente de la judicatura pidió razones para eliminar la corporaciónEn su intervención, el presidente del Consejo Superior de la Judicatura, magistrado Francisco Escobar Henríquez, celebró la manifestación del Presidente Juan Manuel Santos, de no tener afán por presentar la reforma a la justicia en el presente año.Escobar Henríquez pidió al Gobierno conocer las razones para acabar con el Consejo Superior de la Judicatura. "No sé qué me están imputando para decapitarme", dijo Escobar para quien es claro que no hay razones de peso en el proyecto de reforma a la justicia que les permitan defenderse.En el caso de la tutela contra providencias judiciales y la necesidad de recurrir a un abogado, Escobar consideró que desde el inicio la corporación que preside, se mostró de desacuerdo con ello. "Esto hay que reflexionarlo. Hay que respetarle los derechos a los ciudadanos, pues sólo ellos son quienes saben cómo se han dado las violaciones a sus derechos", dijo.En cuanto a tutelas contra providencias de las Cortes, Escobar consideró que la Rama Judicial es una sola, por lo que no se puede dejar en el ambiente una derrota de alguna de ellas y explicó que esa sensación se da al cuestionar la posibilidad de que un fallo sea revocado por una corporación distinta a la que la profirió.Una de las salidas propuestas por Escobar fue precisamente la posibilidad de crear 'Salas intercortes' para evitar los llamados choques de trenes y añadió que "si dialogáramos podríamos llegar a las soluciones".De la misma manera respaldó la importancia de la jurisprudencia y que ésta sea vinculante. El mismo aval lo dio Escobar a la posibilidad de ampliar el periodo de los magistrados, pues consideró que 8 años es muy corto para las funciones que debe desarrollar un magistrado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad