Renunció el abogado de Luis Gustavo Moreno al final de audiencia

Julio 14, 2017 - 03:40 p.m. Por:
Colprensa
Luis Gustavo Moreno

Audiencia virtual contra exdirector de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno.

Colprensa

El jurista Francisco Bernate, quien defendía al exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno en su proceso legal por un presunto acto de concusión, renunció este viernes al término de la audiencia de imputación de cargos.

La sorpresiva decisión fue presentada por Bernete ante el fiscal del caso, argumentando que su apoderado no siguió los acuerdos que tenían y desatendió sus recomendaciones.

En la mañana de este viernes, la Fiscalía le imputó los delitos de concusión y utilización de información privilegiada a Moreno, quien se desempeñaba como exdirector de la Unidad de Anticorrupción. El exfuncionario habría recibido sobornos del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, para favorecer procesos judiciales en su contra.

A Moreno, quien no acudió a la diligencia sino que lo hizo mediante videoconferencia autorizada por el juez, se le vio impaciente. Solicitó al magistrado Fernando Pareja intervenir tres minutos para, presuntamente, expresar lo ocurrido y entregar detalles de porqué aceptó los cargos que se le acusan.

"Yo he manifestado que voy aceptar cargos, incluso lo he hecho anteriormente sin saber los delitos que me serán imputados por una sencilla razón y quiero dejar la constancia de la presión indebida que he sentido en contra de mi señora esposa, hay un fiscal que se nombra Daniel y se pavonea (diciendo) que hay una orden de captura en contra de mi señora esposa", precisó, Moreno.

El exfiscal aseguró que Carolina Rico Rodríguez, su actual pareja sentimental, no tiene parte en los hechos por los que hoy lo acusan.


Frente a lo expuesto por el fiscal sobre los montos recibidos, Moreno aseguró qué "Nunca le exigí dinero al señor Lyons" contrario a ello, confirmó que fue víctima de amenazas por parte del exgobernador.

"Yo no le exigí al señor Lyons dinero, el señor llevaba cuatro meses tratando de abordarme y presionándome y amenizándome", afirmó.

Igualmente, Moreno le dio vía libre a la Fiscalía para que investigue los casos que él supervisaba, "si la Fiscalía quiere revisar toda mi actuación que lo haga no tengo problema", insistió.

La evidente preocupación de Moreno en medio de la diligencia lo llevó a confesar que "como un acto de gallardía y de valentía debo reconocer que recibí dinero y no 10 mil dólares, recibí 3000 dólares, pero eso es lo menos, debo recibir toda la censura ética y moral", precisó Moreno.

El exfuncionario aseguró que asumirá las consecuencias de sus actos, por ello, en medio de su intervención pidió perdón públicamente por los actos iregulares que cometió.

"Le pongo pecho a mis conductas como nunca antes lo hizo un funcionario, aclaro haberle recibido a Lyons una suma de dinero, estoy pidiendo perdón y le pongo cara a la Institución, al país, a mi familia y a mi adorada hija, la manifestación de aceptar cargos es diciente", aseguró.

En su intervención ante el magistrado, el exfiscal aseguró que adelantará el proceso para viajar a Estados Unidos y responder por lo que es requerido, y confirmó que "no le estoy 'haciendo el quite' a la extradición. Por ello quiero y deseo ir a los Estados Unidos de América", dijo en su intervención.

La investigación

Según Javier Espitia, fiscal del caso, los hechos que tienen a Moreno en vilo tuvieron lugar en territorio colombiano y estadounidense desde noviembre de 2016.

Según los cotejos adelantados por el ente acusador, Moreno habría contactado a Lyons por medio del abogado Leonardo Luis Pinilla Gómez, a quien al parecer le habrían exigido 100 mil dólares con el fin de obstruir el proceso adelantado contra el exmandatario departamental.

El fiscal del caso reveló que durante febrero y marzo del año en curso Moreno, Pinilla y Lyons sostuvieron una reunión en Bogotá en un vehículo tipo Toyota, de la FIscalía General, con el fin de concretar el acuerdo que favorecería a Lyons en su proceso jurídico.

De acuerdo con el material probatorio, el 26 de mayo Luis Gustavo Moreno acordó con Lyons que haría el trámite pertinente para desacreditar a los testigos que acusan al exmandatario.

Sin embargo, entre mayo y junio de 2017 Moreno suministró información a los medios de comunicación sobre la situación jurídica de Lyons, con el fin de presionar la entrega de dinero por parte del exgobernador.

El pasado 16 de junio en el centro comercial Dolphin Moll El Dorado, en la Florida, se reunieron Moreno, Pinilla y Lyons; en ese encuentro el exfiscal le comunicó a al procesado que estaba saturando de tareas a los fiscales y así perderían el rumbo de las investigaciones que lo afectaban. El mismo día Moreno recibió un sobre que contenía 10 mil dólares y acordaron que al día siguiente recibirían otra cantidad por 30 mil dólares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad