"Referendo por la paz sería algo dramático para la democracia colombiana": Ordóñez

"Referendo por la paz sería algo dramático para la democracia colombiana": Ordóñez

Septiembre 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Alejandro Ordoñez, Procurador General de la Nación.

El procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, insistió en que el referendo se trataría de una iniciativa armada donde el ciudadanía no votaría libremente.

Luego que el Congreso aprobó en primer debate el llamado Referendo por la Paz para las elecciones del próximo año, el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, insistió en que será una iniciativa armada donde la ciudadanía no podrá votar libremente. “Ojalá los hechos no me den la razón, pero si me la dan, sería algo dramático para la democracia colombiana”, apuntó Ordóñez este miércoles, en referencia a la votación de los colombianos para aprobar o no los resultados de los diálogos de paz con las Farc en las elecciones..El jefe del Ministerio Público aseguró que "es un hecho, no es un capricho. Es un hecho que la opinión pública conoce, que la sociedad lo ha sufrido, que las distantes poblaciones lo han sufrido desde hace varios años. Aquí no se trata de elegir a un alcalde, se trata de escribir textos constitucionales".En agosto pasado, el Procurador indicó que pretender un referendo constitucional con hombres armados no tiene antecedentes en la democracia colombiana, por lo que "sería un acto de una gran ‘felonía’ constitucional si pretenden preguntarle al pueblo por un referendo".En ese entonces, también expresó que se debe separar el proceso electoral con el referendo, con el fin de darle autonomía a la consulta, de lo contrario “no solo se interfiere el proceso electoral, sino que hace que la expresión de la voluntad de un eventual referendo constitucional no sea autónoma, independiente y transparente”.En ese sentido, Ordónez sostuvo este miércoles que él está cumpliendo con su deber constitucional de advertir “una realidad que es dura, dolorosa, pero objetiva". "Creo que la celebración de un referendo con esas condiciones y amenazas contribuyen a su deslegitimación”, enfatizó.La aprobación del referendo por la pazEn medio de un agudo debate sobre la posibilidad de que la politización y el proselitismo armado se presenten en la votación de las consultas populares, el pasado martes las comisiones primeras conjuntas de Senado y Cámara aprobaron el proyecto de ley estatutaria que autoriza que los referendos por la paz puedan ser votados el mismo día de las elecciones ordinarias.La propuesta, que tuvo la negativa de los congresistas de la línea uribista, pasó su primera prueba de fuego y la semana entrante llegará a manos de las plenarias de Senado y Cámara, las cuales –por separado- darán los últimos debates a la iniciativa, que pasará a manos de la Corte Constitucional para su análisis de exequibilidad.Durante la jornada del pasado martes, las comisiones solamente le hicieron dos cambios al proyecto original radicado por el Gobierno. Uno de ellos fue en el artículo primero de la iniciativa, en el cual se abrió la posibilidad de realizar varios referendos por la paz el mismo día de las elecciones ordinarias, lo que fue traducido como la apertura a una eventual consulta de un acuerdo de paz con el ELN.El otro cambio fue en el artículo segundo de la iniciativa, en el que se modificó la frase que decía “los jurados de votación deberán entregarle a los electores el tarjetón correspondiente al referendo junto con los demás tarjetones”. Este inciso fue calificado por el ponente, el senador Hernán Andrade, como un constreñimiento, por lo que las comisiones determinaron que será el ciudadano el que podrá pedir voluntariamente el tarjetón por la paz.En lo que tiene que ver con artículos nuevos, las comisiones acogieron la propuesta del senador Juan Lozano, crítico de la iniciativa, que garantizaba el acceso a los medios de comunicación oficiales para quienes se opongan a la realización de los referendos.Finalmente quedó consagrado que el Estado financiará y garantizará las campañas por el ‘Sí’ y por el ‘No’ del proyecto, a fin que todos los sectores ciudadanos, partidos y sociedad civil tengan las mismas condiciones frente al proselitismo que se haga en torno de la consulta.Con la aprobación se comenzó a abrir el camino para que sean los colombianos los que ratifiquen, sí se dan, los acuerdos que Gobierno y Farc logren en La Habana, a pesar que la guerrilla y algunos sectores han manifestado su desacuerdo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad