"Quiero sanarme de este dolor ayudando a los demás": Natalia Ponce de León

Abril 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

La joven bogotana de 33 años, cuyo caso conmovió y conmocionó a Colombia, asistió este jueves al lanzamiento de su libro 'El renacimiento de Natalia Ponce de León', de la periodista Martha Soto.

[[nid:413085;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/04/natalia_ponce_de_leon.jpg;full;{La joven atacada con ácido asistió al lanzamiento del libro 'El renacimiento de Natalia Ponce de León', de la periodista Martha Soto. Foto: Elpais.com.co | Colprensa}]]

El pasado 27 de marzo se cumplió un año del ataque con ácido que le cambio la vida a Natalia Ponce de León, una joven bogotana de 33 años, cuyo caso conmovió y conmocionó a Colombia. Lea también: Natalia Ponce de León presentará libro sobre el ataque que sufrió con ácido

El hecho que marcó a la joven, a su familia y al país, ahora se convierte en un libro hecho por la periodista Martha Soto y con el cual se buscan recursos para la Fundación Natalia Ponce de León.

 Tras más de 15 cirugías, la historia de Natalia toma un rumbo distinto, gracias al apoyo y la fortaleza de su familia, y ahora quiere convertirse en un ejemplo de ganas, empuje y, sobre todo, renacimiento, con sus nuevos proyectos.

 Es por ello que asistió este jueves al lanzamiento de su libro 'El renacimiento de Natalia Ponce de León', de la periodista Martha Soto, con el que también está ayudando a recoger fondos para la recién creada fundación que lleva su nombre. 

“No es fácil, hay que sanar la cabeza, el corazón, el alma, es muy doloroso, pero quiero quitarme ese dolor ayudando a los demás y las personas que han sido y siguen siendo atacadas, porque sigue pasando", dijo la joven durante el lanzamiento del libro.

Natalia manifestó que “después del ataque, estuve pensando mucho, empece a trabajar en mi proyecto y hace mas de seis meses lo tenía en la cabeza, hace ocho días constituí mi fundación, y el objetivo de este sueño es ayudar a todas las víctimas de los ataques con ácido para que reciban todo lo que yo recibí, porque si se puede salir de eso si se tiene la ayuda y el apoyo”. 

El discurso de la joven inició con un agradecimiento por el amor y cariño de su familia, donde además habló de lo difícil que ha sido todo el proceso tras el ataque que sufrió. Sin embargo, aunque no se refirió específicamente a su agresor, si manifestó que el Estado debe endurecer más las penas y fortalecer el sistema de salud.

 "La parte más dura es el momento de darse cuenta que lo destrozan a uno, ver su cuerpo, sin cara, sin identidad, es una tortura total, estar entre la vida y la muerte, a las personas que hacen esto yo creo que la justicia debe endurecer las penas y la venta de los mismos, la parte más dura es descubrir el ataque", narró. 

Sobre su proceso de recuperación, dijo que es largo, "es un proceso de varios años, me falta mucho, por ahora no voy a mostrar mi rostro, tengo una mascara porque es parte de mi proceso de rehabilitación y porque voy en la mitad del camino". 

Tras las 15 intervenciones, a Ponce le implantaron piel Glidden, que le fue donada, la hicieron en Holanda, "tuve la oportunidad de conocer a quien la hizo, nos hicimos muy amigos, nos conocimos en el Simón Bolívar y me enseñaron las máscaras y esta muy atento de mi caso", explicó. 

Con su fundación, Natalia Ponce piensa en que lo que más le falta a Colombia es fortalecer la rehabilitación. "La parte de las cirugías la hace el Simón Bolívar, pero la rehabilitación es lo más difícil, siempre hay cosas que le paran a uno las diligencias, autorizaciones, todo eso se complica con las EPS, tratamientos, los psicológico, los traumas, el ejercicio, la idea es que todo eso el Estado lo haga más fácil, la idea es seguir y la constancia será mi maestra en esto", explicó. 

La organización que busca establecer Ponce es tener asesoría jurídica, la asesoría de tecnología, asesoría médica y psicológica, parte de las ganancias de libro que cuesta $56.000 están destinadas a la Fundación, pues se tiene pensada también la construcción de un albergue.

 "Hoy me siento bien, uno debe curarse el alma uno mismo, no tener ese odio o resentimiento, yo no siento odio, yo lo perdono, pero lo más importante es curar el alma", dijo la bogotana, al ser cuestionada sobre su atacante.

 "Sin mi familia no estaría acá sentada, me duele por los que son víctimas de esto y los abandonan, el daño fue a todos, este fue un cambio de 180 grados, esto nos ha hecho fuertes y ahora cada uno vive cada día como si fuera el último, esto me probo mi fuerza, porque no sabía que era tan fuerte, uno de mis días más felices fue conocer a Martha Soto, le conté todo, le abrí mi corazón, me desahogue, ella ha hecho un libro espectacular, con todos estos meses que estuve al lado", agregó. 

Sobre el futuro legislativo de la penas, dijo que está trabajando en el proyecto de ley que busca endurecer las penas a los atacantes de ácido. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad