"Queremos una sociedad más justa": Eduardo Verano De la Rosa

Agosto 31, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Eduardo Verano De la Rosa, exgobernador del Atlántico.

Eduardo Verano De la Rosa, quien promueve el proyecto ‘Colombia, país de regiones’, habla de sus aspiraciones en las presidenciales del 2014.

El exministro y exgobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, lleva varios meses recorriendo el país para dar a conocer su proyecto político ‘Colombia, país de regiones’, que tiene como propósito una verdadera descentralización. El exmandatario, quien estuvo en Cali esta semana, asegura que la única manera de lograr un mayor desarrollo en las regiones es cambiando la actual estructura del Estado, que pase de ser un estado centralista a uno de regiones. Verano De la Rosa adelanta, además, la recolección de firmas para poder presentarse como una opción presidencial en las elecciones del 2014.¿Cómo le va con su proyecto político?Continuamos en la tarea de recoger firmas para consolidar una propuesta diferente, que hemos denominado ‘Colombia, país de regiones’, con un criterio y un concepto claro que es la transformación del Estado y convertirlo en un Estado regional. Es decir, pasar de un Estado centralista a un Estado regional. Ese es el concepto básico, pero consideramos que es algo de fondo porque se trata de la estructura del Estado, que es la que tiene que modernizarse para poder trabajar por una sociedad mucho más justa. Esos resultados no se están logrando con el sistema centralista que tenemos y que concentra más el poder, los recursos, las actividades económicas y los resultados del manejo del Estado y eso va en contra vía de lo que queremos nosotros, que es una sociedad justa.¿Y cómo le ha ido con las firmas?Tenemos que recoger un volumen importante de firmas, 700.000, que nos permita tener a ‘Colombia, país de regiones’, dentro del tarjetón como una opción presidencial en las próximas elecciones. Su meta es ir a la elección presidencial, pero también vienen unos comicios legislativos, ¿aspira su organización a postular candidatos al Congreso? No. No vamos a presentar listas regionales porque entendemos que la gente que está dentro de los procesos políticos tiene definido hacía dónde va a orientar su actividad, con sus avales y demás. Ya hay unas estructuras políticas en marcha y son dos elecciones diferentes. Todo el esfuerzo va encaminado a la presidencial.En este momento se cocinan alianzas entre minorías, especialmente por el momento político que podría llevar a que en las presidenciales solo estén el candidato uribista y el presidente Santos, si aspira a la reelección. ¿Usted realizaría algún acuerdo? Hemos tenido contacto con varias fuerzas políticas con las que hemos conversado, pero de lo que se trata en este proceso es de buscar un espacio político para una idea política nueva porque todo el mundo dentro de los procesos previos a las elecciones siempre hace acuerdos “programáticos”, y aceptan que la regionalización y la descentralización es un atractivo en lo que tiene que ver con campaña presidencial, pero esas ideas no se utilizan para gobernar. Nosotros hemos visto como se aplaza este proceso para gobernar y por eso decimos que debe haber una profundización de la idea, una venta de la misma en el más alto nivel para que la concreción sea lo más posible y nos permita avanzar en la reestructuración del Estado en Colombia, que no sea simplemente una idea de campaña, sino que sea de Gobierno y de Estado.¿Dentro de esos acercamientos con movimientos políticos, hay alguno que se aproxime a su proyecto?Todos, en general, mencionan su voluntad de apoyar el proceso de regionalización y aceptan los argumentos que presentamos, pero no gobiernan con las ideas de la regionalización, por el contrario cuando llegan a gobernar, se vuelven más centralistas, porque es más fácil gobernar de una manera centralizada que de forma participativa. Dentro de un estado regional hay que montar estructuras, aceptar la disminución del aparato burocrático y de la concentración presupuestal central. Eso hay que desmontarlo para que pueda aparecer unos mayores niveles territoriales de gobierno, con más autoridad, con más capacidad de decisión y con más recursos. Si eso no se da, el Estado como lo estamos manejando, cada vez más concentrando el poder, lo volveremos más burocrático, más cabezón, más centralizado, pero menos eficaz y con menos resultados en beneficio de la gente.Ese mensaje que usted como exgobernador, que sufrió el centralismo, lleva a las regiones, ¿ahora como aspirante presidencial cómo está calando? La gente lo capta perfectamente. Entre más humilde es la gente más lo entiende porque tiene más contacto con el Estado que la de los estratos altos. ¿En qué sentido? No hay posibilidad de educar un hijo sino es en contacto con la estructura estatal de educación, etc, etc. Esa gente sí entiende de qué estamos hablando, porque un Estado centralizado no le da solución a un problema del día a día y porque ve qué tan amarradas están las propias autoridades locales de unos gobiernos pobres, diminutos. Hay que repetir hasta la saciedad que en Colombia el 89% de los recursos los maneja el Estado Central y el 11% las entidades territoriales locales, y eso es lo que se requiere avanzar para cambiar ese 89/11 hasta volverlo un 60/ 40 o 50 / 50, que sería lo ideal.Lo están tratando de convencer para que regrese al Partido Liberal. ¿Está dispuesto a dejar su proyecto político y volver a la colectividad? En este momento hemos asumido el liderazgo de unas banderas que tienen mucha claridad conceptual y un entendimiento de fondo de lo que debe ser la gran transformación del Estado. Eso no es algo cosmético ni superficial, es de fondo. El Partido Liberal, por lo que ya ha venido expresando, está de acuerdo con la reelección del presidente Santos, por eso no podemos esperar a que haya la reconversión liberal y que no tengamos el espacio de tiempo necesario para poder hacer el montaje de todo lo que es una propuesta política diferente de un grupo significativo de ciudadanos, a través de la recolección de firmas. Por eso estamos empeñados en recoger las firmas y presentar esta alternativa diferente. Aquí lo importante es el concepto y la idea política que estamos defendiendo. La Costa es un botín electoral para cualquier candidato presidencial, por la cantidad de votos que aporta. Sí el presidente Santos decide reelegirse y en aras de asegurar su triunfo plantea una fórmula vicepresidencial costeña y se lo propone, ¿aceptaría?Creo que cada día trae su afán. Hay que entender que la política es dinámica y tiene etapas y espacios. En este momento lo que me corresponde es fortalecer el proyecto político ‘Colombia, país de regiones’ y la única forma de hacerlo es teniendo las firmas necesarias para poder presentarse como una opción en el tarjetón presidencial.Una campaña presidencial es costosa, ¿cómo se financia?Con mucha dificultad. Con aportes de amigos y trabajando con las uñas, como se hace la política de verdad. ¿Cómo le ha ido en el Valle del Cauca?Trabajamos con un grupo de amigos que nos apoyan para recoger firmas. Nos hemos reunido con empresarios, que han entendido que lo que estamos proponiendo es un tema de fondo, que merece atención, porque no se puede continuar manejando un país de 50 millones de personas con la misma estructura de hace 200 años. Una de las regiones más abandonadas es el Pacífico. ¿Su proyecto que tanta acogida ha tenido allí?Vemos con claridad que Colombia desde su desarrollo geográfico es un país al revés. De los 10 departamentos más pobres del país y con menos desarrollo, 9 son de las costas: 3 del Pacífico y el resto del Caribe. En otros países, las zonas costeras son las de mayor desarrollo por tener más contacto con el mundo. Aquí la estructura de gobierno ha hecho que el país sea centralista. El Pacífico tiene que ser, sin ninguna duda, el mayor abanderado de un proceso de recuperar el poder para que el manejo del país esté más en manos de las regiones que de un poder central. Si queremos cambiar la tendencia de cada ve mayor pobreza en el Pacífico es con un esquema de Gobierno diferente. Cali sufre cada vez más la pobreza de Nariño, Cauca y Chocó, vemos que en las laderas de esta ciudad crecen con gente que proviene de la zonas más pobres del Pacífico y que van a repercutir en una Cali sin planificación, sin servicios públicos y con mayor pobreza.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad