¿Quedan heridas abiertas tras elección de Óscar Zuluaga en convención uribista?

¿Quedan heridas abiertas tras elección de Óscar Zuluaga en convención uribista?

Octubre 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Bogotá
¿Quedan heridas abiertas tras elección de Óscar Zuluaga en convención uribista?

Elecciones. Mientras la alegría colmaba los rostros de varios delegados con la confirmación de Óscar Iván Zuluaga como candidato presidencial, también hubo caras de tristeza en las instalaciones de Corferias.

En el Centro Democrático deberán trabajar para acercar a Francisco Santos y a Óscar Iván Zuluaga.

La convención del movimiento Uribe Centro Democrático dejó como resultado, además de la elección del candidato único a la Presidencia, la posible agudización de sus fracturas internas, ya que el resultado de la elección dejó muchos descontentos y preguntas que ya empiezan a ser leyendas urbanas.Pese a que los representantes del uribismo insisten en que el movimiento está sólido, hay sectores que advierten que cualquiera que hubiera sido el resultado de la elección del candidato, iban a quedar heridas que podrían redundar en el surgimiento de una posible disidencia.Fuentes consultadas, que prefirieron la reserva, confirmaron que en la misma convención se observaron las primeras enemistades que protagonizan Francisco Santos y Óscar Iván Zuluaga, quienes se lanzaron acusaciones mutuas y poco se les vio dialogar en la tarima.Otro elemento, según las mismas fuentes, es que podría haber denuncias por falta de garantías en el proceso, precisamente por los inconvenientes que se registraron durante toda la convención.De otro lado, se dijo que en los próximos días habrá una cumbre del uribismo a puerta cerrada, a fin de buscar que los problemas que pudieran generarse, sean analizados y solucionados al interior del movimiento y no ante la opinión pública.Las dudas de la elecciónLa primera fisura que quedó en el uribismo, según se dijo, fue en la elección del candidato único a la Presidencia, que quedó en manos de Óscar Iván Zuluaga.Cuando se hizo la lectura de los resultados, Fabio Echeverri no dio detalles y se limitó a decir que Zuluaga había ganado con el 56 % de los votos.Tampoco se supo el total de la votación porque cada delegado, de los 1391, tuvo que votar cinco veces, que es el número de pilares del uribismo en los que cada precandidato debió lanzar su propuesta. Al ser cuestionado, Echeverri fue categórico al señalar que tenía todos los resultados, pero “no los voy a dar a conocer a nadie”.Otro elemento que dejó un sinsabor fue el comentario de la candidata al Senado y exministra, María del Rosario Guerra, quien en momentos en que se desarrollaba el escrutinio aseguró a unas personas que “ya estamos casi listos, logramos un acuerdo” y de inmediato entró en una oficina aledaña a la tarima principal. Después se conoció el resultado.Por su parte, Francisco Santos dejó entrever su descontento porque en el momento de dirigirse al candidato Zuluaga sus palabras fueron cortantes y se retiró del auditorio sin musitar palabra.¿División o no?, el dilemaLas miradas sobre la suerte del uribismo son divergentes, ya que desde adentro muchos aún no saben si vendrán problemas o si salieron fortalecidos.Uno de los que no ve una posible división fue el candidato al Senado Alfredo Rangel, quien negó categóricamente que vaya a haber problemas en el corto plazo.“No hombre, para nada”, fue su respuesta cuando se le preguntó sobre si el uribismo caminaba a la división.El exprecandidato Carlos Holmes Trujillo no cree que surja una división, pero reconoce que quedaron “muchos inconformismos e inquietudes” por lo que aseguró que “no se debe hacer una, sino varias cumbres del uribismo para trazar la ruta y limar asperezas”.El senador Juan Carlos Vélez se preguntó: “¿Quién se va a poner a pelear con Uribe? Nadie, además quien se ponga a plantear divisiones pierde credibilidad”.No obstante, el analista Fernando Giraldo aseguró que la división se puede registrar porque siempre en una elección los perdedores no se van a quedar quietos.Giraldo dijo que este es un comportamiento normal, pero enfatizó que “ahí el que manda es Uribe y todos le obedecen, por lo que quien se aparte o se divida quedará por fuera”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad