“¿Qué va a reclamar Nicaragua, si nunca ha estado en San Andrés?”: Londoño

“¿Qué va a reclamar Nicaragua, si nunca ha estado en San Andrés?”: Londoño

Mayo 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Colombia expuso sus reclamos ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya sobre la disputa de San Andrés y Providencia con Nicaragua.

Este viernes se cumplió la intervención de los representantes de Colombia ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya, de cara a la disputa planteada por el gobierno de Nicaragua, que pretende le sea designado parte del actual territorio marítimo colombiano, el ex canciller Julio Londoño hizo una amplia defensa de la soberanía del país. “43 millones de colombianos confían en que este Tribunal, no permitirá la apropiación de áreas marítimas de Colombia”, dijo el excanciller Julio Londoño, agente de Colombia ante el tribunal internacional en su última intervención.Al sustentar su defensa señaló que ésta se basa en los “derechos derivados de la geografía que no puede ser rediseñada; de la historia, que no puede ser rescrita; y del Derecho, que no puede ser ignorado”.El ex canciller consideró que las pretensiones de Nicaragua están sustentadas en un caso artificial que distorsiona no sólo hechos, sino que además ignorar la historia y rediseña la geografía. “Nicaragua, presentándose como un país indefenso, ignora una vez más y distorsiona la realidad de la situación en la parte correspondiente del Caribe”, señaló Londoño.En ese sentido y ante las que llamó “tergiversaciones en los alegatos del Agente de Nicaragua”, el Ex canciller colombiano consideró necesario recordar que durante 191 años, Colombia ha ejercitado su soberanía y jurisdicción sobre todos y cada uno de los componentes del Archipiélago, incluyendo los cayos de Roncador, Quitasueño, Serrana, Serranilla, Bajo Nuevo, Alburquerque y Este Sudeste, que ahora pone en tela de juicio el país centro americano.“Como lo ha mostrado Colombia, el Archipiélago ha sido considerado como una unidad en términos históricos, políticos y geográficos. En contraste, a lo largo de su existencia, Nicaragua nunca, ni siquiera por solo día, tuvo presencia alguna en ninguna de las islas y los cayos del Archipiélago que ahora reclama”, puntualizó en su defensa.“Toda la Costa de Mosquitos, al oeste, así como todas las islas de San Andrés –como eran conocidas las localizadas al este de esa Costa – pertenecían al Virreinato de Santa Fe (Nueva Granada) en 1810”, recordó y agregó que para esa época no había islas ni cayos en el área que no fueran atribuidos al Virreinato. Frente a la insistencia de Nicaragua a que Quitasueño no emerge, y por ende no es susceptible de soberanía, Londoño manifestó: “Nicaragua nunca consideró que Quitasueño podría pertenecerle independiente de su estatus físico, por eso no es posible que ahora intente reclamarlo, desatendiendo 150 años de historia y la jurisdicción pacífica ejercitada por Colombia”. Ahora “Nicaragua reclama vidas y hogares de 80.000 colombianos sin tener el más mínimo derecho. Nicaragua reclama el espacio vital de esos colombianos, sus áreas tradicionales de pesca, sus islas y cayos, las áreas internacionalmente reconocidas por décadas como parte de la jurisdicción pesquera de Colombia”, dijo el agente de Colombia.“¿Puede la Corte imaginarse lo que pasaría con las pesquerías colombianas en una amplia área del Archipiélago si pertenecieran a futuro a Nicaragua?”, se preguntó Londoño.En relación a la delimitación marítima, los abogados internacionales, James Crawford y Rodman Bundy, quienes hacen parte de la defensa colombiana reiteraron la propuesta nacional, a partir del principio de equidistancia, entre el Archipiélago y la costa de Nicaragua, y a su vez cuestionaron la admisibilidad y sustento, tanto legal, como técnico de las intenciones nicaragüenses frente a la porción de territorio nacional (oriente del Archipiélago entre la plataforma continental de Nicaragua y las 200 millas náuticas de Colombia), lo mismo que la de encerrar las islas de Colombia a través de enclaves.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad