“Que traten así a alias Arete, no a la Contralora”: Contralora General

Septiembre 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R. | Reportero de El País, Bogotá
“Que traten así a alias Arete, no a la Contralora”: Contralora General

Sandra Morelli, contralora General de la Nación.

La titular del organismo, Sandra Morelli, habla de acusaciones de ‘chuzadas’ y otros procesos. Dice que no acepta que la relacionen con un lavador de activos.

Sandra Morelli, contralora general, no oculta la indignación e incomodidad que le representan las investigaciones que adelanta la Fiscalía por temas como las supuestas interceptaciones de comunicaciones, nóminas paralelas e irregularidades contractuales.Si bien reconoce que la Fiscalía está cumpliendo con su deber, sale al paso sobre las acusaciones que se le hacen y en tono irónico dice que el tratamiento que recibe es el adecuado para alias ‘Arete’ (confeso narcotraficante) pero no para la Contralora.¿Cómo ve el tema de las investigaciones que adelanta la Fiscalía?Lo veo de la siguiente manera. Primero, la Fiscalía está cumpliendo con sus funciones, es totalmente válido y legítimo que lo haga y nosotros tenemos el deber de entregarles todos los documentos y asistir a las citaciones. Ese es el punto legal. El punto fáctico es el haber tenido este año más de 244 visitas de la Fiscalía, incluso por hechos denunciados por nosotros, y esa presencia permanente de esas comisiones o cuando vienen a investigar supuestas conductas delictivas nuestras, pues eso no es de ordinaria ocurrencia, nadie está acostumbrado a tener todo el día a la Fiscalía ahí.A su despacho se le acusa de presuntas interceptaciones telefónicas...Respecto a las investigaciones, la semana pasada estuvieron 14 funcionarios de la Contraloría rindiendo sus versiones y el rubro que aparece allí es porque dos periodistas dicen que ellos han oído el rumor de que hay seguimientos por parte de la Contraloría a esas dos personas, uno se llama Ramiro Bejarano y la otra Cecilia Orozco, y que como aquí les hacemos seguimientos e interceptaciones ilegales, pues obviamente ellos nos denuncian. Entonces, como aquí no hay aparatos para interceptar telefónicamente, las personas que saben de eso dicen, y yo ya aprendí, que eso no es fácil hay que comprar un aparato que solamente lo venden fuera, que los que los venden son los ingleses o los israelíes, que requiere una cantidad de licencias, que no se puede guardar debajo de la cama, que hasta habría que haber preguntado si hubo importaciones de esos aparatos. Ese es el primer tema y me parece que ese ya quedó esclarecido. Pero, siguen las visitas...Sin embargo, siguen averiguando si hay violación de comunicaciones distintas, básicamente correos, con el argumento que cuando la Contraloría obtiene documentos por la vía de la reproducción de discos de computador, entonces ahí puede haber comunicaciones personales. De lo que se trata es que son instrumentos que han sido adquiridos con recursos públicos así sean manejados por particulares o porque son de entidades públicas y pueden haber documentos personales. ¿Y el enredo del caso Saludcoop?En todos los casos hay un particular interés. En los temas de Saludcoop, se han hecho más de siete diligencias donde se han llevado copias de los computadores. Todo esto tiene que ver con las prácticas de pruebas y, particularmente, con una audiencia que tuvo lugar en Saludcoop. Cuando el Gobierno denunció el desfalco a la salud, allí se fue a varias entidades, a Saludcoop parece que solo fuimos nosotros. Hubo una audiencia en la que los abogados fueron muy activos en contra de los funcionarios de la Contraloría, precisamente argumentando lo mismo: ‘ustedes no tienen funciones de Policía Judicial, esto es ilegal, se viola el derecho a la intimidad’, pero allí están las actas en las que ellos no cedieron a entregar los computadores y ahora lo que quieren alegar es que ellos mismos lo habían consentido; entonces como esa discusión se planteaba recurrentemente, los funcionarios sustanciadores optaron por volver a practicar las pruebas, no usaron computadores y sacaron fotocopias de los estados financieros debidamente auditados por los supuestos revisores fiscales de las empresas. Como ese material no se utilizó, no vimos razón para seguir con la discusión, pero la Fiscalía opina lo contrario.¿Y la tutela?Vimos que llegó una tutela que dio seis horas para contestar, eso es un término atípico, porque quienes conocemos un poco de la mecánica judicial sabemos que son, al menos, 24 horas y sobre todo cuando es inminente la vulneración de un derecho y lo que era inminente era que la funcionaria estaba próxima a fallar en primera instancia este proceso. También se nos pide que nosotros notifiquemos a todos los supuestos responsables, que son 51, y yo con este ‘canerío’ que tengo es la primera vez en mi vida que veo que un demandado tiene que notificar a los que se van a beneficiar con la tutela.¿Cómo es la historia del almuerzo con sus funcionarios?También se habla sobre la invitación que yo le hice el domingo a los funcionarios que el lunes tenían que rendir declaración. Por fortuna yo siempre dejé clarito que aquí no es para hablar nada del proceso, solamente vienen a almorzar para relajarse un ratico. Fuimos muy claros que no se podía hablar del proceso, precisamente para que no hubieran suspicacias.Esa invitación, ¿no cree que fue imprudente?No señor, de ninguna manera. ¿Dónde está el delito? Yo sí quiero saber dónde está el delito de invitar a unos funcionarios que lunes, martes y miércoles y que cada media hora entran a su despacho algunos llorando, muertos del susto, muchos impactados de lo que les está pasando por hacer lo mismo de lo que vienen haciendo desde que están vinculados a esta entidad. No me parece de ninguna manera imprudente. Me parece elemental acto de solidaridad con ellos; además yo no me la paso delinquiendo, ni conspirando, ni armando pruebas, ni viendo cómo pongo cáscaras, ni viendo cómo recurro a un fraude procesal. Pienso que eso está bien para que traten así al ‘arete’ y no a la Contralora General de la República. Además, ¿por qué saben que los invité a almorzar, me están haciendo seguimientos, los ordenaron? y el tipo de delito que se supone yo cometí que es un delito de papeles ¿es para hacer seguimientos? O es que estamos en otra cosa. ¿Se siente perseguida?Lo que sí considero que es imprudente, infame, inadmisible infrahumano, delictivo, asqueroso y asquiento es que se atreva un noticiero a decir que a mí me están investigando presuntamente por haber contratado con un tipo que no tienen nada que ver con la administración de este edificio. Pero eso nadie lo nota, no, eso sí es normal que me digan lavadora internacional de activos, eso sí es normalísimo, pero invitar almorzar a los funcionarios sí es imprudente. ¡Ay Dios mío!. Si yo me fuera a reunir con ellos a delinquir sería en sitios oscuros, a media noche, pero ese almuerzo fue en mi casa, a medio día, el domingo.Usted toca el tema del señor Alberto Aroch Mugrabi, ¿por qué cree que la quieren relacionar con esta persona?No creo, tengo certeza, primero que el negocio no fue con él porque se hizo con un patrimonio autónomo y entonces Corfioccidente es el que tiene la obligación de ver quién es el fideicomitente, quién fue el que hizo el fideicomisito, quien es el beneficiario y todo eso, y yo mirar si Corfioccidente es una lavadora o es una empresa seria. Yo cumplí mi labor más allá.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad