Qué tan firme está la Unidad Nacional, el gran interrogante de la Legislatura que se inicia hoy

Julio 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La instalación de las sesiones ordinarias del Congreso de la República será la mejor ocasión para observar que tan sólida se mantiene la Unidad Nacional.

La instalación de las sesiones ordinarias del Congreso de la República será la mejor ocasión para observar que tan sólida se mantiene la Unidad Nacional, tras el cisma generado en la coalición de Gobierno por el hundimiento de la Reforma a la Justicia en junio pasado y el consecuente escándalo nacional.La expectativa mayor es por saber si los partidos Liberal, Conservador, de La U, Verde y Cambio Radical ratifican lo pactado desde julio de 2010, en lo referente a la composición de las mesas directivas.Para la legislatura que arranca este jueves se acordó que las presidencias de ambas corporaciones (Senado y Cámara) le corresponden al Partido de la U (ver nota anexa).Otro tema del que tendrá que ocuparse hoy el Legislativo es el de la elección de los secretarios de ambas cámaras, cuyo proceso ha estado en el ojo del huracán, luego que se conocieran una serie de cuestionamientos alrededor de los funcionarios que hoy ostentan esos cargos, en especial sobre Emilio Otero Dajud, quien ejerce la Secretaría del Senado y aspiraba a su sexta reelecciónPrecisamente este jueves, un día antes de la elección y luego de tres semanas de una álgida polémica por su postulación, Otero Dajud, retiró su controvertida candidatura.Otero fue perdiendo poco a poco el apoyo político que tenía, el cual hasta el final del periodo de sesiones pasadas era ampliamente mayoritario, con lo cual, en ese momento, se daba por asegurada su reelección.La caída de Otero se da como el resultado de una serie de circunstancias en las cuales él habría sido el directo responsable, como fue haber incluido en la polémica Reforma a la Justicia un artículo que le daba la condición de aforado, es decir, que sería investigado con la misma categoría de un magistrado o congresista.En los últimos días se conoció que a Otero habría hecho un negocio con el narcotraficante Bernardo Pinzón, para lo cual se habría valido de su conductor en el Senado, con el fin de que cerrara la compra de un apartamento.Tras esos hechos el respaldo de los partidos a Otero se fue esfumando. Primero fueron los verdes y el Polo, luego sectores de la U (donde tenía la mayor acogida), después el liberalismo con más de diez senadores y el miércoles, el conservatismo dijo que no lo postularía.Mediante un video que subió You Tube, Emilio Otero expuso las razones por las cuales se marginaba de la aspiración, aunque aclara que es víctima de una persecución y agrega que “es honesto”.“Quiero anunciar públicamente que retiro mi aspiración a ser reelegido secretario general del Senado de Colombia... Es el momento de dar un paso al costado en beneficio de la imagen y la majestad de esta corporación que ha sido mi casa durante tantos años”, indicó Otero.“Observo impotente como algunos de mis malquerientes convierten a los medios de comunicación en una herramienta para evitar que las senadoras y los senadores de la República voten libremente para elegir a quien ostente mi cargo” , señala en otro de los aparte el actual Secretario del Senado.Como posibles reemplazos de Emilio Otero en la Secretaría del Senado suenan Gregorio Eljach Pacheco, Jesús España y Emiliano Rivera.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad