¿Qué pueden esperar los usuarios de Cafesalud después de su venta?

Mayo 28, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País 
Cafesalud

El consorcio Prestasalud, ganó la licitación para hacerse cargo del servicio que prestaba la EPS Cafesalud. En la foto: Luis Guillermo Vélez, Presidente encargado de Cafesalud.

Colprensa

Para nadie es un secreto que muchos de los seis millones de afiliados a la EPS Cafesalud padecen un calvario para acceder a la atención médica, entrega de medicamentos y a procedimientos clínicos.

Por esa razón, la entidad presentó un aumento del 29% de las tutelas interpuestas por los usuarios en los dos últimos años.

A tal punto se llegó, que uno de los casos más sonados a mediados del 2016 fue el del reconocido acordeonero y compositor Emiliano Zuleta Díaz, quien debió radicar una tutela ante la Corte Constitucional.

Emiliano, de 75 años, quien sufre de hipertensión, hipercolesterolemia y diabetes, llevaba varios meses sin recibir medicamentos ni atención clínica. Y en esa condición están otras decenas de usuarios.

Cafesalud heredó 25.899 recursos de tutela interpuestos en 2015 y 2016 los cuales recibió especialmente de pacientes en el proceso de liquidación de SaludCoop.

Todo porque muchas instituciones prestadoras de servicios, IPS, (en especial clínicas, hosptales y laboratorios) le han cerrado las puertas a esa EPS debido a una millonaria acumulación de deudas que superan a la fecha los $1,2 billones.

El pago de ese pasivo, que golpea las finanzas de la mayor EPS del país, será el nudo gordiano que tendrá que desatar Prestasalud, el consorcio de 13 firmas, que adquirió a Cafesalud por $1,45 billones. Esos dineros serán cubiertos en un plazo de cinco años. Pero hay dudas.

Lea también: Procuraduría cuestiona venta de Cafesalud a Prestasalud por falta de garantías

De allí que el exministro Jaime Arias Ramírez, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), gremio de las EPS, considere como fundamental que esa entidad se haya vendido a Prestasalud.

“Con ese dinero será posible no solamente que haya mejoras en el servicio, sino para pagar la deuda con los hospitales, clínicas y otras IPS que angustian al país en general”, anota.

Otro punto a resolver es si Prestasalud, consorcio que integran los hospitales Universitario San José, Cardiovascular de Soacha y Universitario Infantil, las clínicas Medilaser, Navarra y General del Norte (Barranquilla), el Centro Nacional de Oncología, Grupo Medplus, Ribera Salud, Mi IPS, Clínicas Coondontológicas y Fundaciones Esensa, tendrán la capacidad de atender a la gran masa de afiliados que recibirá.

“Hay darle un compás de espera a lo que vendrá en Cafesalud y a su nuevo propietario”.
Raúl Ospina
Presidente de la Alianza de Usuarios de la Salud en el Valle

El conglomerado comprador posee una red de 192 IPS a escala nacional (150 municipios) con 2200 camas, de las cuales 350 IPS han anunciado que se unirán a la prestación de servicios a Cafesalud.

Al respecto, Arias Ramírez señala que ese consorcio lo conforman empresas reconocidas, “que ojalá tengan la capacidad económica y técnica para sacar adelante a una empresa que recibe en condiciones muy difíciles y precarias, y sin un modelo claro y una reputación muy baja”.

El exministro pone de presente que la firma Ribera Salud de España, un importante operador y asegurador, que forma parte del consorcio, podría darle empuje a esa recuperación de la EPS.

A superar cifras en rojo

Tales son los líos financieros que arrastra Cafesalud, que sus nuevos dueños deberán poner freno a las fuertes pérdidas semanales que enfrenta la entidad, a pesar de que sus afiliados pagan cumplidamente.

Luis Guillermo Vélez, presidente de Cafesalud en liquidación, destaca entre los logros en los cinco meses que lleva su administración el haber bajado la pérdida mensual de $123.000 millones a $23.000 millones. Antes, por cada $100 que le entraban a la EPS se gastaban $113 y hoy la relación está casi $100/$100.

Tales resultados, señala, obedecen en especial a mejores controles en el gasto, renegociación de contratos y otros aspectos administrativos.

Cafesalud

Gráfico: El País

El País

Mientras algunos analistas estiman que el proceso de venta de Cafesalud debe ser sometido a revisión para despejar dudas, otros recalcan que fue un primer paso para superar parte de la crisis del sistema de salud, por al peso que tiene esa EPS en el sector.

Cafesalud, pese a sus negativos balances financieros, tiene atractivos, pues su población afiliada aporta un flujo de caja de $400.000 millones al mes, además de que gran parte de los usuarios son personas jóvenes.

Otro aliciente es que a la EPS le ingresan $4,2 billones al año por cuenta de la Unidad de Pago por Capitación (UPC), que es el subsidio que aporta el Estado por cada afiliado.

Todo podría jugar a favor de los nuevos dueños, en materia financiera, una vez se honren las cuentas con entidades a las cuales se adeudan compromisos en mora.

La próxima semana, Prestasalud comenzará a emitir las primeras instrucciones para que los afiliados puedan acceder a servicios y medicamentos. Este proceso podría tardar entre dos y tres meses.

Dudas y demandas

Cafesalud —cuyo nombre será cambiado— (ver nota anexa) heredó los afiliados de la liquidada SaludCoop, tras los escándalos de corrupción que llevaron a la destitución y apertura de procesos judiciales a su exgerente Carlos Palacino.

En adelante, deberá enfrentar no solo cambios operativos o administrativos, sino las demandas por veedores ciudadanos contra Prestasalud, su ‘nuevo patrón’.

Para el procurador General, Fernando Carrillo, deberán aclararse algunos aspectos por parte del consorcio comprador. En ese sentido, las IPS del consorcio serán prestadoras y aseguradoras al mismo tiempo, lo que para la Procuraduría es un riesgo.

Según palabras recientes de Juan Carlos Giraldo, presidente de la Asociación de Clínicas y Hospitales, antes que una venta, la mejor solución habría sido haber reasignado los afiliados de Cafesalud a otras EPS. “El hecho fue avanzar por la vía de la venta para tratar de apagar los incendios de SaludCoop”, señaló.

Así las cosas, el camino que le espera a Prestasalud será largo, sobre todo en el pago de las millonarias deudas, un proceso complejo y con muchas inconsistencias.

Posición de los voceros

El médico Jorge Gómez Cusnir, uno de los voceros de Prestasalud, anticipó que Cafesalud cambiará de nombre. Es decir, que la EPS se identificará con otra razón social una vez pase a ser manejada por sus nuevos dueños.

Ese proceso del cambio de nombre se definiría dentro de algunos meses, una vez se perfeccione el proceso de compra.

De igual manera, el conglomerado comprador ha dicho a través de Gómez Cusnir que apartará a las entidades y personas que tienen líos judiciales.

Entre ellas figurarían, por ejemplo, Mediláser y las fundaciones Esensa y Saint. “Con ellos se habló y las compañías que han estado cuestionadas no van hacer parte de la nueva empresa”, destacó el directivo al hablar a varios medios.

Señaló, además, que “Jaime Barrero hace muchos años no tiene relación alguna con Carlos Palacino”.

Al respecto, Luz Fanny Zambrano, presidenta de Sintrasaludcol, comentó que “es prácticamente volver a los mismos, y seguramente con las mismas”.

Sostuvo que “Prestasalud es un consorcio integrado por 13 IPS, pese a que algunas de éstas instituciones han sido señaladas de actos de corrupción, además de los reparos de la Procuraduría General de la Nación sobre la inexperiencia de Prestasalud en el campo del aseguramiento”.

Otro punto a despejar es que una vez se valide todo relativo al cruce de deudas, capitalización de otras, se defina el remanente que quedará para invertir en la institución, más recursos adicionales. Este aspecto es clave para firmar la compraventa definitiva.

Sobre esto último, Gómez Cusnir dijo que es un asunto confidencial, al referirse a recursos que provendrán de fondos y una banca de inversión, los cuales no identificó como tampoco su monto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad