“Que las Farc se olviden de un nuevo Caguán”: Juan Manuel Santos

Enero 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
“Que las Farc se olviden de un nuevo Caguán”: Juan Manuel Santos

Timoleón Jiménez, 'Timochenko', comandante de las Farc.

Los especialistas en conflictos armados se pronunciaron ante el comunicado de las Farc, sobre un posible diálogo. Analistas calificaron de poco realista la propuesta de alias 'Timochenko'.

Un no rotundo a la posibilidad de volver a una mesa de negociación entre las Farc y el Gobierno Nacional, en condiciones similares a las que rodearon la mesa de El Caguán (Caquetá), dio ayer el presidente Juan Manuel Santos. “No queremos más retórica, el país pide hechos claros de paz. Que se olviden de un nuevo Caguán”, manifestó el mandatario a través de su cuenta en Twitter horas después de conocerse el comunicado firmado por el jefe de las Farc, ‘Timoleón Jiménez’ o ‘Timochenko’, en el que se planteaba esa posibilidad .“Con participación activa de los afectados, nos interesa tratar en una hipotética mesa de conversaciones. De cara al país. (...) Retomar la Agenda que quedó pendiendo en El Caguán”, dijo el jefe de las Farc en la misiva. Con el presidente Santos coincidió el ex comisionado de Paz, Camilo Gómez, quien aseguró que la posición del Mandatario es la que se planteó desde el inicio de su gobierno, “para avanzar en algún proceso se requiere la liberación de los secuestrados, la suspensión del secuestro y el cese de acciones violentas”.Antes de la respuesta de Santos, analistas y expertos en resolución de conflictos consideraron que esa invitación del jefe guerrillero era “poco realista” .Y es que la invitación del jefe máximo de las Farc, alias Timochenko, a entablar un diálogo con el Gobierno de Colombia que retome el punto en que quedaron las fallidas negociaciones durante el Gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) es positivo pero " poco realista ", así opinaron expertos en resolución de conflictos.El analista Daniel García-Peña, quien fue Alto Comisionado para la Paz en Colombia durante la Administración del presidente Ernesto Samper (1994-1998), consideró que es " positivo " que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) " insistan en conversar con el Gobierno".Sin embargo, apostilló que la propuesta que hizo esta guerrilla a través de un comunicado en su página web " es poco realista en los términos que ellos plantean ", de retomar " la agenda que quedó pendiendo en El Caguán", zona del sur de Colombia que fue desmilitarizada entre 1998 y 2002 para favorecer esas negociaciones.Para García-Peña, las Farc no parecen ser conscientes de los cambios que se han dado en los últimos 10 años, tanto en la situación de la guerra " por los golpes que han sufrido " como en " la pérdida de apoyo y legitimidad política ".Además, admitió tener dudas en cuanto a la " viabilidad o posibilidad de que el Gobierno acepte la propuesta tal cual ".Ningún miembro del Ejecutivo se ha pronunciado todavía al respecto y fuentes del Ministerio de Defensa aseguraron a Efe que por el momento su titular, Juan Carlos Pinzón, no tiene planeado hacer declaraciones.Por su parte, el también ex Alto Comisionado de Paz del Gobierno de Pastrana, Camilo Gómez, quien coordinó dichas negociaciones en las selvas de Colombia, recordó en Caracol Radio que las conversaciones quedaron en un compromiso de cese al fuego y suspensión del secuestro." Eso quedó en un documento y si se retoman los diálogos, necesaria y obligatoriamente debe haber una suspensión del secuestro y actividades violentas ", subrayó Gómez, quien también en declaraciones a RCN Radio, calificó la propuesta de " curiosa ".García-Peña argumentó que hay que entender que las Farc y el Gobierno se encuentran en una etapa de " pre negociación ", por lo que " es natural que las partes, estudiando la teoría de resolución de conflictos, pongan sus cartas sobre la mesa de una manera maximalista ".El pasado 27 de diciembre las Farc anunciaron también en su página de Internet su intención de liberar a seis de los once secuestrados que ellos llaman " canjeables ", susceptibles de ser entregados en un intercambio humanitario por rebeldes presos, asunto que no mencionaron en esta última comunicación.Para García-Peña, este hecho " no implica que no puedan estar contemplando esta eventualidad".Las Farc no precisaron fechas ni lugares y sólo mencionaron tres nombres de los seis uniformados que serán liberados: el de los subintendentes Jorge Trujillo y Jorge Humberto Romero, y el cabo primero José Libardo Forero, todos de la Policía, quienes llevan al menos doce años cautivos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad