¿Qué implicación política puede tener la elección del nuevo Fiscal General?

Julio 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué implicación política puede tener la elección del nuevo Fiscal General?

Néstor Humberto Martínez, Fiscal General de la Nación.

Si bien para nadie es un secreto la cercanía de la nueva cabeza del ente investigador con el vicepresidente Germán Vargas Lleras, para los analistas es evidente que la elección lleva la impronta directa del presidente Santos.

‘Santovargasllerismo’, término utilizado este lunes por el senador del Polo Democrático Jorge Robledo, es el que mejor define las expectativas que hay en torno a las implicaciones políticas que puede tener la designación de Néstor Humberto Martínez como nuevo fiscal General de la Nación.

Lo anterior porque si bien para nadie es un secreto la cercanía de la nueva cabeza del ente investigador con el vicepresidente Germán Vargas Lleras, para los analistas también es evidente que la elección lleva la impronta directa de Juan Manuel Santos.

De hecho, el profesor de la Universidad Autónoma de Occidente, Óscar Duque, destaca que Martínez tiene la facultad de ser “amigo de todo el mundo”, por lo  que algunos se atreven a vaticinar incluso que él podría propiciar, de ser necesario, un acercamiento entre Santos y Vargas Lleras, de darse algún distanciamiento entre los dos.  

Lea también: "Esperamos que Martínez cumpla su función como Fiscal": presidenta de la Corte Suprema

Ello también contribuye a echar por la borda las esperanzas de quienes propugnaban por una Fiscalía General  menos politizada que la desempeñada por Eduardo Montealegre.

Claro está que para Duque “ningún cargo de alto nivel está exento de la política, así que, en su opinión, la pregunta más bien debería orientarse a si Martínez va a adelantar una gestión con un talante “crítico” como el del procurador Alejandro Ordóñez o “arrodillado” como Montealegre. Entonces el politólogo dice que, pese a que el nuevo jefe del ente investigador ha hecho parte de las administraciones Samper, Gaviria, Pastrana y Santos, es de esperar que se desempeñe de  manera más “independiente”.

Lea también: Sectores políticos, satisfechos con elección de Néstor Humberto Martínez como Fiscal General

No obstante, la gran incertidumbre surge de cara a las elecciones presidenciales del 2018, sobre todo si Vargas Lleras, que muchos consideran aún que debe ser  el sucesor natural de Santos, termina en una campaña contraria al oficialismo. 

“En ese sentido, el nombramiento claramente promovido por el Presidente no deja de ser un riesgo. ¿Por qué, por ejemplo, cuál sería la actitud del nuevo Fiscal en el caso de que presente un escándalo en plena campaña? Sería toda una encrucijada”, se interroga el también politólogo Fernando Giraldo.

De otro lado, el experto coincide en que, pese a que será un fiscal gobiernista, el que Cambio Radical lo haya respaldado ubica  a este partido entre los  ganadores con la elección, en tanto que el liberalismo, en cuyo seno surgió la carrera política de Martínez, se queda entre los perdedores.

Ahora bien, según los analistas,  Martínez iniciará su gestión con un récord: el de haber sido el Fiscal General de la Nación que más actividad política ha realizado antes de su nombramiento, así que ven poco probable  que vaya a  dejar de hacerla ahora.

Perfil

Néstor Humberto Martínez Neira, quien este lunes fue elegido nuevo Fiscal General de la Nación, es abogado con doctorado en Ciencias Políticas y Económicas. Tienes especializaciones  en derecho comercial, de sociedades y de familia.

Es  hijo del también abogado y humorista Humberto Martínez Salcedo, fallecido hace algunos años.  

Ha ocupado varios cargos en la administración del Estado colombiano. Fue ministro de  Justicia durante el gobierno de Ernesto Samper (1994-1998) y del Interior en la administración de Andrés Pastrana (1998-1992). 

También fue embajador en Francia, Superintendente Financiero y más recientemente ocupó el cargo de Ministro de la Presidencia,   creado en el segundo mandato de Juan Manuel Santos y que ya fue eliminado.

Algunos de los retos del Fiscal General

1. Devolver la credibilidad 

Esa será una de las principales tareas que deberá acometer el nuevo fiscal Néstor Humberto Martínez Neira, tras el deterioro de la imagen que sufrió  la entidad en los últimos 4 años, que bajo la dirección de Eduardo Montealegre se convirtió más en una entidad mediática y cuyas decisiones también tuvieron tinte político. Además la credibilidad se vio afectada por el llamado cartel de falsos testigos. Uno de los casos más sonados fue el Sigifredo López, acusado falsamente del secuestro de sus compañeros diputados.

2. El papel en el posconflicto

La Fiscalía jugará un papel fundamental de cara al posconflicto, pues será la encargada de entregar todos los procesos e investigaciones contra los jefes y  guerrilleros de las Farc -hay 11.000- al nuevo sistema de justicia transicional.  Esto será clave para que  el Tribunal Especial que se creará pueda determinar qué tipo de delitos pueden ser amnistiados. También deberá llevar los procesos contra civiles -más de 1500- que estarían enmarcadas dentro del conflicto armado.

3. Lucha contra el crimen 

Este es quizás uno de los retos más grandes para Martínez Neira, pues pese a los esfuerzos que se han hecho, la ciudadanía aún no encuentra respuestas rápidas y efectivas  a los delitos que los afectan a diario.

Hoy día, hay más de un millón y medio de procesos investigativos represados, lo que ha hecho que  las condenas tarden. Esa situación ha generado desconfianza en la gente que tiene la percepción de que la impunidad ha crecido de manera significativa.

4. Modernizar la entidad 

El reto es  hacer una Fiscalía  más eficiente. En ese proceso, que inició el fiscal Montealegre,  ya quedó  creada  la Dirección Nacional de Análisis y Contextos (Dinac), con el objetivo de priorizar las investigaciones, y realizar indagaciones en los que se identifique el actuar criminal. Esta dependencia lideró los casos de la  muerte del exministro Rodrigo Lara, Bernardo Jaramillo Ossa y José Antequera. Pero se debe hacer una reingeniería para agilizar los procesos y presentar resultados.

5. Casos emblemáticos

La Fiscalía  tendrá que resolver procesos de relevancia nacional como el caso contra el expresidente de la Federación de Fútbol, Luis Bedoya; la presunta relación de Santiago Uribe con paramilitarismo; la señalada red de prostitución masculina dentro de la Policía Nacional; la finalización de la judicialización de los implicados del desfalco de InterBolsa, el ‘Carrusel de la Contratación’; y el proceso por acoso sexual y maltrato laboral contra el exdefensor del Pueblo Jorge Armando Otálora.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad