¿Qué hay detrás de la alianza entre liberales y progresistas?

Mayo 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué hay detrás de la alianza entre liberales y progresistas?

Sectores cercanos a Gustavo Petro y del Partido Liberal aseguraron que la alianza tiene como propósito respaldar las negociaciones de paz en La Habana.

Analistas ven en la sorpresiva alianza un afán de ambas partes por cerrarle el paso al uribismo.

Todo tipo de interpretaciones ha generado el repentino acuerdo firmado entre un sector del progresismo, que acompaña a Gustavo Petro, y el Partido Liberal, en torno al supuesto respaldo al proceso de paz y que muchos consideran una adhesión a la campaña reeleccionista del presidente Juan Manuel Santos.En el citado documento, firmado por hombres de confianza del Alcalde de Bogotá como Guillermo Alfonso Jaramillo y Yesid García, entre otros, y por Juan Fernando Cristo y Horacio Serpa, en representación liberal, se plantea el apoyo a las negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana, así como el mínimo vital de agua potable y el tema de la educación.Pero aunque en ningún momento se habla de una adhesión formal a la reelección del presidente Santos, algunos analistas aseguran que este acuerdo, que fue rechazado por la Alianza Verde, va a representar más votos para la candidatura del presidente Santos, pero también la seguridad de que Petro podrá mantenerse como alcalde de Bogotá hasta el final de su periodo.Para el exalcalde de Bogotá Jaime Castro, lo que viene ocurriendo en el país da lugar a todo tipo de interpretaciones político-electorales y señalamientos como los que han hecho algunos en torno a si el Consejo de Estado se estaría prestando para un acuerdo político entre Santos y Petro.“Hemos llegado a esta situación por tres razones: Primero, porque el magistrado ponente del caso Petro en el Consejo de Estado ha debido llevar el tema de las medidas cautelares a decisión del Consejo en pleno, pero precipitó la decisión sin conocer siquiera el expediente de la Procuraduría. Segundo, el Gobierno y los partidos han vinculado la elección presidencial a la situación política de Bogotá y equivocadamente los promotores de la campaña reeleccionista han amarrado los dos temas y, tercero, Petro se equivoca porque su permanencia en el cargo la deciden los jueces, el Consejo de Estado y la Corte Suprema, no el Gobierno Nacional”, aseguró el exalcalde Castro.El electo senador uribista Alfredo Rangel considera, por su parte, que todo hace parte de un cálculo que les puede salir mal tanto a Petro como a Santos.“No creo que el Consejo de Estado se vaya a prestar para un acuerdo político. Además, aún hay pendiente una decisión de la Corte Suprema de Justicia en el caso Petro. Lo que estamos viendo con el “Petro-santismo” es la versión colombiana del “Castro-chavismo” que es un cálculo electoral desesperado que puede terminar muy mal”, dijo Rangel.Truncar el uribismoEn medio de las críticas surgidas el miércoles, el exsecretario de Gobierno de Bogotá Guillermo Alfonso Jaramillo reconoció que el acuerdo fue consultado con el propio alcalde Gustavo Petro, mientras algunos académicos creen que este acuerdo no es tan sorpresivo porque lo que busca es frenar las posibilidades del candidato uribista.Así lo aseguró el politólogo John Mario González, al señalar que “Guillermo Alfonso Jaramillo es la punta de lanza de Petro en este proyecto en el que ambos consideran que hay que detener al uribismo, aunque esta iniciativa sea opuesta a lo que representa actualmente el Alcalde de Bogotá”. En cuanto a lo que le pueda sumar electoralmente esta alianza a Santos o lo que le pueda restar al candidato Enrique Peñalosa, el docente de ciencia política y gobierno de la Universidad del Rosario, Mauricio Jaramillo, dijo que los votos quedarán divididos.“Seguramente, buena parte del voto de opinión en la capital del país que respalda a Gustavo Petro, cansada del exceso de poder del Procurador, llegue a apoyar al presidente Santos”, dijo Jaramillo, al resaltar que el progresismo es una fuerza política en la capital del país.Ambos expertos coinciden en que los números en las urnas podrían afectar al candidato presidencial de la Alianza Verde, Enrique Peñalosa, pues algunos votos se irían con los amigos de Petro no solo en Bogotá, sino también en la zona norte del país donde el alcalde distrital cuenta con un gran apoyo. Entre tanto, dirigentes y líderes de la Alianza Verde, como la electa congresista Angélica Lozano, cuestionaron duramente la alianza que hicieron los amigos de Petro y aseguraron que esta es una jugada política que no va a impactar significativamente la campaña presidencial de Enrique Peñalosa.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad