¿Qué dicen Colombia y Nicaragua sobre el conflicto fronterizo?

Noviembre 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué dicen Colombia y Nicaragua sobre el conflicto fronterizo?

Nicaragua reclama la isla de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Los centroamericanos no tienen nada que perder en el fallo, mientras que para Colombia podría representar un paso atrás en su soberanía marítima.

Colombia y Nicaragua permanecieron a la expectativa de un fallo en el que el país centroamericano no tiene nada qué perder, mientras para el Gobierno Nacional cualquier cambio en el límite histórico significa un paso atrás en su soberanía marítima.Las pretensiones de Nicaragua eran poder anexar a su territorio cerca de 50.000 kilómetros cuadrados en el mar Caribe, mientras Colombia esperaba que la línea fronteriza entre los dos países se trazara entre la costa de San Andrés y la costa de Nicaragua, y no tomando a Cartagena como punto de referencia para delimitar los dos países, como propone Managua.En ambos casos, las pretensiones de los países eran que el tribunal internacional reivindicara la soberanía sobre los siete cayos en discusión: Alburquerque, Este Sudeste, Roncador, Serrana, Quitasueño, Serranía y Bajo Sueño.Un fallo en el que no sólo están en juego cientos de millas de mar, sino también un importante caladero, riquezas marinas y un yacimiento de crudo sin explorar.El gran reto para la CIJ fue definir la frontera sin que ello afecte los límites marinos fijados desde 1969 entre Colombia y países como Panamá, Honduras, Jamaica, Haití y República Dominicana.Posición de ColombiaDespués del 2007, cuando la Corte Internacional de Justicia declaró la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el Gobierno ha defendido la tesis de que los cayos de Roncador, Quitasueño y Serrana forman parte de ese archipiélago y no debe ser fracturado, como pretende Nicaragua.Sobre esa base, la delegación colombiana pidió en sus alegatos finales que, de redefinir la actual frontera situada en el Meridiano 82, la Corte Internacional de Justicia decante por trazar una “línea media” que divida las aguas entre Nicaragua y Colombia a partir la costa de las islas más occidentales de San Andrés y no de la costa de colombiana, como pretende Managua.“Las pretensiones de Nicaragua son (...) bastante audaces. Nosotros creemos que la Corte (Internacional de Justicia) no le va a dar la razón a Nicaragua”, aseguró esta semana desde España el presidente Juan Manuel Santos.La canciller María Ángela Holguín, por su parte, aseguró que la CIJ deberá fijar la “línea media” entre los dos países, sobre lo cual expresó: “La Corte no puede hacer nada distinto a aplicar el derecho a la geografía”.Además de la delimitación marítima, la CIJ también tendrá que pronunciarse sobre la soberanía de los cayos Alburquerque, Este Sudeste, Roncador, Serrana, Quitasueño, Serranía y Bajo Sueño, en el mismo archipiélago.Lo que dice NicaraguaNicaragua despertará hoy confiada en un fallo favorable de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, que le permita ampliar su geografía en el mar Caribe, aseguró un día antes del fallo el experto en derecho internacional Manuel Madriz.El ambiente en Managua es de optimismo, ya que Nicaragua tiene dos argumentos sólidos para recuperar su territorio marítimo, señaló Madriz, asesor del Gobierno nicaragüense.El primero es geográfico y Managua reclama unos 50.000 kilómetros cuadrados sobre el Caribe. Según Madriz, “ningún país puede tener dos plataformas continentales. Colombia tiene la suya en el subcontinente suramericano, pero también ocupa la plataforma de Nicaragua. “Eso te choca, visto desde la proporcionalidad”.El segundo aspecto sobre el que basan su defensa es político. “Colombia no tomó en cuenta a Nicaragua cuando se apropió del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y no tenía nada qué ver con el país cuando el Congreso nicaragüense delimitó su frontera en el Meridiano 82”, dijo.Nicaragua desconoció en 1979 el Tratado Esguerra-Bárcenas firmado con Colombia en 1928, por considerarlo nulo, pues alega que el país estaba ocupado militarmente por Estados Unidos.Agregó que la delimitación del meridiano 82 fue una decisión interna de Nicaragua y que “Colombia no se puede agarrar de ahí para defenderse”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad