¿Puede la vacuna contra la influenza 'blindarlo' contra la gripa? Le contamos

Enero 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Lorena Rosero Suárez | Reportera de El País
¿Puede la vacuna contra la influenza 'blindarlo' contra la gripa? Le contamos

Si llega a padecer el virus cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo o un tapabocas cuando tosa o estornude. Con esto logrará evitar el contagio de la enfermedad.

Malestar general, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolores musculares, fiebre alta, escalofríos, congestión nasal y tos seca son algunos de los síntomas de la influenza.

El invierno y el cambio abrupto de clima en esta temporada pueden ser algunos de los factores por los cuales se presenta el llamado virus de la influenza. Este virus se desarrolla casi siempre en el tracto respiratorio alto (nariz y garganta) y algunas veces, en bronquios y pulmones, siendo estas zonas las más delicadas de tratar. En la mayoría de los casos, la infección tarda una o dos semanas, máximo. La Influenza, o llamado virus de gripa, es una enfermedad que infecta las vías respiratorias causando “malestar general, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolores musculares, fiebre alta, escalofríos, congestión nasal y tos seca”, según el neumólogo del Hospital Universitario y de Coomeva EPS, Ricardo Pablo Mosquera. A veces también presenta diarrea y vómito. Los más afectados por el virus “son niños pequeños, adultos mayores y personas que padecen enfermedades crónicas ya sean respiratorias, renales o cardiológicas, quienes pueden sufrir complicaciones severas”, dice Mosquera.Dichas “complicaciones se presentan, debido a que los síntomas de la enfermedad se confunden fácilmente con los síntomas comunes del resfriado y esto hace que las personas consulten tardíamente”, explicó el doctor Miguel Korgi, pediatra, coordinador de la Unidad de Vacunación del Centro Médico Imbanaco. Por esta razón, se creó una vacuna que “pretende prevenir la infección generada por este virus; no quita la gripa del todo, pero atenúa los síntomas del virus, impidiendo la aparición de otras infecciones, disminuyendo así la mortalidad”. La vacuna contra la influenza “evita hechos catastróficos como la propagación del virus AH1N1, que dejó una cifra alarmante de muertes”, agrega Mosquera. Por este motivo, es tan importante recibir la vacuna a tiempo: “La vacuna anual contra la Influenza es la estrategia principal y más efectiva para la prevención. La enfermedad se presenta por lo general en épocas de invierno, de octubre a marzo en Estados Unidos y Canadá; de mayo a octubre en Argentina, Chile, Uruguay; y en Colombia, se presenta especialmente en temporada de lluvias”, dice Korgi.Los especialistas advierten que, antes de vacunarse la persona debe consultar a su médico para evitar alergias o resultados indeseables tras la vacuna.La vacuna está contraindicada y no se debe aplicar si usted presenta fiebre o una enfermedad respiratoria, si es alérgico a una de estas sustancias inmunizadoras o si padeció alguna otra consecuencia tras recibir la vacunación.¿Qué debe hacer?Según el pediatra Miguel Korgi “si usted considera que es un paciente con influenza debe recurrir tempranamente a los servicios de urgencias. Existe en nuestro medio, exámenes de laboratorio específicos para el diagnóstico preciso de la Influenza. Una vez confirmado el caso, se debe iniciar tratamiento cuanto antes con oseltamivir, medicamento antiviral específico contra la influenza, disponible solo en Centros Hospitalarios y/o Secretarías de Salud”. “El diagnóstico y tratamiento oportuno hace que el paciente curse rápidamente hacia la mejoría, hay menor probabilidad de contagio a la comunidad y se evitan las complicaciones”. Estamos a tiempo de prevenir la epidemia. ¡Vacúnese!Personas aptasLa vacuna debe ser aplicada en: Niños de 6 meses a 5 años, especialmente los menores de 2 años. Mujeres embarazadas o que estén planeando un embarazo. Médicos, enfermeros, trabajadores de la salud y quienes convivan con ellos.Personas con cardiopatía, neumopatía, anemia o enfermedades de la sangre. Personas que padezcan enfermedades como cáncer o sida. Personas que trabajen en ancianatos o en jardines infantiles. Personas que habitan con enfermos crónicos y quienes padezcan enfermedades crónicas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad