Propuestas para alza del salario mínimo están entre $17.680 y $64.840

Noviembre 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Propuestas para alza del salario mínimo están entre $17.680 y $64.840

Asofondos pide aplicar reajustes diferenciales del salario mínimo. Uno de ellos basado solo en la inflación.

A pocos días de comenzar la discusión entre trabajadores y empresarios, hay nuevas ideas para el debate.

A pocos días de que se inicie la puja por el aumento del salario mínimo legal del próximo año, distintos sectores hacen sus recomendaciones sobre cuál debería ser el pago que cada mes reciban los 1.166.565 trabajadores colombianos que tienen esa asignación. Las propuestas oscilan entre un incremento de 3 %, 3,9 % y hasta el 11 %, que sueñan las centrales obreras. Estos porcentajes equivalen a alzas entre $17.685 y $64.845.Pero más allá de los montos, también se discute si es necesario cambiar la metodología con la que cada año se define dicha alza. El centro de investigación económico y social Fedesarrollo ha manifestado que es tiempo de que Colombia evalúe la posibilidad de establecer un salario mínimo regional, pues ello “incrementaría las posibilidades de empleo formal a los trabajadores de las regiones con menor productividad”. La propuesta no ha caído en tierra fértil en sectores como la Asociación Nacional de Instituciones Financiera (ANIF). Su vicepresidente, Alejandro Vera, considera que, en dicho caso, “no se puede bajar el salario a unas regiones para que haya una diferenciación, hay que subírselo y, si se sube más de lo que está estipulado, lo que va a generar es informalidad y desempleo”. A la par, el senador del Polo Democrático Mauricio Ospina se refirió a la propuesta para decir que: “Hay que buscar la forma en que más se favorezcan las comunidades, entendiendo los diferentes niveles de vida en el país, pero sin ir en declive de las mejoras alcanzadas. Ojalá se hiciera un salario diferencial positivo para esas ciudades que son tan costosas, pero no podemos permitir que bajo este argumento la gente de regiones con menor costo de vida se vean perjudicadas por esa diferenciación”. Dicho esquema, según el congresista Ángel Custodio Cabrera, “hay que replantearlo”, pues “el Gobierno Nacional debe revisar el procedimiento para el cálculo del salario mínimo e incluir una cantidad de factores que permitan avanzar más y mirar cómo de alguna manera el salario mínimo lo podemos hacer mucho más rentable”. Las propuestas gremialesMás allá del debate sobre la forma en que se fija la remuneración de una gran mayoría de los colombianos, la preocupación general gira en torno a cuánto debería ser el monto del aumento para el 2014. La Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, ha dicho que el incremento no debe pasar del 3,9 % ($22.990), puesto que, según el gremio, un reajuste superior generaría “perversos” efectos sobre la generación de empleo formal y la competitividad de Colombia. Además, dice que representaría un riesgo para la formalización laboral durante el 2014-2015.Fedesarrollo, entre tanto, propone un aumento del 3 % ($17.685), al considerar que este es el incremento que más se ajusta con los objetivos de empleo, crecimiento económico y reducción de la pobreza.Desde el seno del legislativo, el representante Ángel Custodio Cabrera dijo que el aumento del mínimo debe ir en la misma dirección del crecimiento y el buen momento que atraviesa la economía del país, por lo que le apostó a un incremento del 5 % ($29.475).“Si lográramos terminar el año con un crecimiento económico superior al 4 %, creería que el salario mínimo debe ir en esa misma línea y que debe estar por encima del 5 %”, señaló. Aunque no hay apuestas coincidentes entre los analistas más consultados, ninguna se ajusta a lo anhelado por los trabajadores, pues el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT afirmó que el aumento debería ser del 11 % ($64.845), ya que esa cifra permitiría recuperar el poder adquisitivo que ha perdido el salario mínimo en la última década.Se mantendrá la misma fórmulaPara el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Luis Alejandro Pedraza, el modelo para definir el alza del salario está bien concebido en la medida que integra a trabajadores, empresarios y Gobierno. Pero afirma que en la práctica el Estado no hace el papel de garante, sino que estimula las posiciones de las agremiaciones, pues lo que más toma en cuenta es el control de la inflación en el país. Otro de los factores que no le cuadran al presidente de la CUT es la facultad que tiene el Ejecutivo para fijar el salario mínimo por medio de decreto, lo que sucede con mayor frecuencia, pues de las últimas catorce negociaciones, en diez el Gobierno ha utilizado dicho mecanismo, luego de no lograrse una concertación entre las partes. “Eso siempre ha significado que los empresarios fijan su posición, se paran en ella y como los trabajadores no la aceptamos, pues el Gobierno decide el incremento fácilmente”, apuntó Pedraza. Pese a la aparición de opiniones que piden revisar el mecanismo para el reajuste del mínimo, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, aseguró que el Gobierno “en este momento no tiene previsto cambios metodológicos” y que está haciendo los estudios y trabajos basados “en la metodología que está definida en la Ley”.Solo el vicepresidente, Angelino Garzón, instó al Ejecutivo a ser igual de generoso con los trabajadores como con los congresistas, refiriéndose al decreto que les devolvió a los parlamentarios la prima millonaria de salud.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad