Proponen crear las figuras de vicealcalde y de vicegobernador

Proponen crear las figuras de vicealcalde y de vicegobernador

Enero 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz Rodríguez, Reportero de El País
Proponen crear  las figuras de vicealcalde y de vicegobernador

El próximo 30 de octubre, los habitantes de los 42 municipios del Valle del Cauca votarán para elegir al próximo Gobernador del departamento.

Los altos costos y la incertidumbre administrativa abren el debate sobre la suerte de las elecciones atípicas.

Entre 1999 y el 2010 se han organizado en Colombia 613 elecciones atípicas, en su gran mayoría de alcaldes y gobernadores. De éstas, tan sólo 52 se efectuaron en los últimos 3 años.Esta avalancha de elecciones extraordinarias, cuyo último capítulo -las que realizarían en el Valle del Cauca está en suspenso, ha llevado a muchos analistas políticos a pedirle al Gobierno que tome medidas prontas para frenar el desangre presupuestal y la confrontación que estos eventos generan. La baraja de iniciativas para ponerle fin a los que muchos consideran esfuerzos tan costosos como inútiles, la encabeza la que plantea el abogado especializado en derecho electoral José Vicente Sánchez: la creación de las figuras de los vicegobernadores y vicealcaldes, con las cuales, según se dijo, se acaba de ‘tajo’ con los procesos atípicos en el país.Sánchez asegura que la norma establecida en la Carta Magna para reemplazar a un gobernante destituido cuando no ha cumplido las tres terceras partes del mandato, “genera gastos inoficiosos”, ya que consideró que el tiempo de ejercicio de quien asume es muy corto y cercano al proceso electoral corriente.Por ello, el jurista propone la creación a nivel constitucional de las figuras del vicegobernador y vicealcalde. “De esa forma en el caso de falta temporal o por sentencia judicial, por lo que sea, no hay que elegir nuevo alcalde o gobernador sino asumen los vices”.La propuesta del abogado es secundada por el representante a la Cámara Ángel Custodio Cabrera, quien aseguró que la existencia de la figura de los vices “evitaría de plano las elecciones atípicas e incluso la presentación de ternas”.El congresista manifestó que este tipo de jornadas electorales, además de los costos que generan, “son procesos que la gente no conoce y generan confusiones”.De hecho, la propuesta del jurista y el parlamentario no es nueva, en la medida en que a mediados de los 90 el Congreso analizó una reforma al Decreto Ley 1421 de 1993 o Estatuto Orgánico de Bogotá, en el cual se vinculaba la figura del vicealcalde. No obstante, dicha reforma no tuvo eco en el Legislativo y naufragó.El jurista Sánchez planteó más alternativas de no tener eco la propuesta de los vices. “Se podrían convocar comicios cuando el gobernante sancionado haya cumplido como máximo el 50 por ciento del mandato, es decir dos años”.Gobernantes por cuatro añosQuien abrió la polémica sobre la necesidad de acabar con las elecciones atípicas fue el ex alcalde de Bogotá, Jaime Castro, quien en reciente columna dijo que “ni política, ni fiscal, ni administrativamente las elecciones atípicas son procedimiento serio para llenar las vacancias absolutas que se presenten en alcaldías y gobernaciones” y sentenció: “El país tiene derecho a gobernadores y alcaldes de cuatro años”.En suma, Castro plantea que los gobernantes que sean elegidos en elecciones extraordinarias no gobiernen hasta que se termine el mandato del funcionario destituido sino durante los cuatro años que conforman el período constitucional.“Ni política ni fiscal ni administrativamente las elecciones atípicas son procedimiento serio para llenar las vacancias absolutas en alcaldías y gobernaciones. El país tiene derecho a mandatarios de cuatro años. Lo que debe ordenarse es que sus elecciones, independientemente del momento en que tengan lugar, sean para periodos completos”, afirma el también ex ministro de Gobierno y ex constituyente. Castro, quien propone que este tema haga parte “de la reforma política que periódicamente se anuncia”, puso sobre la mesa la necesidad de un acto de contrición político que conduzca a evitar la incertidumbre administrativa en que quedan algunas regiones por la salida abrupta de sus mandatarios. Quien también considera que este tema debe ser objeto de una pronta reforma constitucional es el ex magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), Roberto Bornacelli, pues considera que “desde el punto de vista práctico es un desastre elegir mandatarios regionales faltando año y medio, no solamente por el costo, sino porque eso crea un factor de desinstitucionalización”.Por ello y como una alternativa de solución, el ex magistrado propuso que “valdría la pena revisar y ampliar los términos, consagrar unas causales”, y añadió: “Esta debería ser una facultad en cabeza del Ejecutivo, mediante un proceso en el cual los partidos se pongan de acuerdo, ya sea terna u otro, pero que se respeten la procedencia política y el aval de la persona a reemplazar”.Bornacelli consideró que cuando se presentan este tipo de vacancias, por la circunstancia que sea, debe haber una solución rápida y con ello evitar “todo el desgaste que implica un proceso electoral y la confrontación, sobre todo, porque éstas se producen a muy corta distancia de la finalización de los procesos de los mandatarios que fueron elegidos”.El representante a la Cámara, Telésforo Pedraza, fue más radical: “Cero elecciones atípicas. Soy partidario de la presentación de un acto legislativo para eliminarlas, debido a que hay que analizar cuánto ha sido el costo que han tenido estas elecciones que generan mucha incertidumbre administrativa en las regiones, cuando los mandatarios son suspendidos o retirados de sus cargos”.Explicó que “es indudable que ese traumatismo administrativo no favorece al constituyente primario, por lo que habrá que observar algunas fórmulas para evitar este tipo de incertidumbres”.Revisar, pero no eliminarComo sucede en todo debate, hay sectores más moderados que consideran que si bien hay que analizar el tema, entrar en el escenario del recorte de la norma no sería la solución.Por ejemplo, el ex vicepresidente Humberto de la Calle manifiesta que “en Colombia se suele pensar que los problemas se solucionan con una ley y las discusiones son siempre constitucionales. Pero no. La política tiene problemas aquí y en todo el mundo. Si todo esto se pusiera en práctica, se daría un paso enorme en términos de mejorar la política”.En este mismo rumbo camina el senador Juan Fernando Cristo, quien aseguró que “las elecciones atípicas, ¿cómo se pueden acabar? Pues si hay salida de alcaldes o gobernadores toca elegir, no hay otra fórmula”.Sin embargo, llamó la atención sobre que “lo más importante es que los partidos tengan más cuidado a la hora de la entrega de los avales y los ciudadanos a la hora de las elecciones, con esto se previene, en buena medida, que un alcalde o gobernador no pueda culminar su periodo por procesos en su contra”.Mientras tanto, el senador Jorge Robledo prefirió transitar por el sendero de la neutralidad y focalizarse en la actualidad.“Hacia el futuro se pueden proponer muchas cosas, pero de momento tiene que cumplirse la Constitución y la ley y yo me temo que en el caso del Valle no se está cumpliendo”, dijo el congresista.Sobre una eventual reforma, Robledo comentó que “hacia delante se puede mirar todo y eso tendría que incluir, así se introduzcan cambios, que no quede el poder en el Presidente definir quienes son los alcaldes o gobernadores”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad