Project Runaway: Colombia rompió el molde

Octubre 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez
Project Runaway: Colombia rompió el molde

Jorge Duquw, Paula Valencia y Wilson Chaparro, diseñadores colombianos que participan en el reality ‘Project Runway Latin América’.

En un ‘reality’ de moda de talla internacional, tres colombianos están dando sus mejores puntadas.

Tres diseñadores colombianos han dado qué hablar en el programa ‘Project Runway Latin América’, el reality que se graba en Buenos Aires, Argentina, y se emite los lunes a las 9:00 p.m. por el canal Fashion TV.Paula Valencia, que no había tocado una máquina de coser en años, dejó fríos a los jurados con un vestido elaborado en carne de res. Wilson Chaparro no se dejó amilanar cuando le dijeron que en lugar de un traje había diseñado un disfraz y demostró que los estudiantes tienen mucho qué aportar.Y Jorge Duque, un autodidacta que jamás pisó una escuela de diseño, los descrestó al punto de afirmar que estaban frente “a un diseñador”. Algo muy meritorio, teniendo en cuenta que se trata de un jurado integrado por gurús de la moda como los diseñadores Mariano Toledo, de Argentina, y Ángel Sánchez, de Venezuela, y la productora de moda Claudia Pandolfo, quienes cada episodio están acompañados por un jurado “estrella”. En diálogo con El País, Pandolfo destaca el talento de los colombianos: “Son muy creativos, tienen grandes ideas, y Colombia tiene muchas texturas propias y colores increíbles. Sus diseñadores merecían ser vistos”.“Hacía seis años no agarraba una máquina”Paula Valencia fue recomendada ante la productora de ‘Project Runway Latin América’ por la decana de la Colegiatura de Medellín, por su talento y su carisma. Y los productores la seleccionaron por su chispa y su energía. “Me fui a Buenos Aires súper asustada, hacía seis años no agarraba una máquina de coser. Y en el programa uno de los requisitos era coser y hacer patronaje. Dejé el miedo a un lado y dije: “Puede que ellos sepan coser, pero yo soy arriesgada con el color, con las ideas, y no no me baso en lo que digan los jurados sino en mi instinto como diseñadora”.Se sorprendió con sus contrincantes, especialmente con sus coterráneos. “A Jorge, me le quito el sombrero. Nunca estudió diseño de modas, pero a todos nos dio una lección de vida. Él es terapeuta y decidió ser diseñador y lo ha logrado sin ningún apoyo académico. Es un genio, autodidacta, se las sabe todas y cose extremadamente bien, debería ganar el programa, se lo merece”. Además resalta que él comparte sus conocimientos con todos. Ella acepta que tuvo roces con Mauro Babún, el mexicano. “No tengo pelos en la lengua y le canté las verdades de frente, porque tenía muchas falencias, sobre todo en el desafío en parejas”.Admite que, en un desafío pasado, no le gustó que le dijeran que estaba errada en la selección de materiales. Y menos cuando en la prueba de la propuesta vanguardista no escogieron su traje hecho de carne de res, y a cambio escogieron algo obvio: un vestido con retazos de tela.Confiesa que al estar frente a los jurados se le hiela la sangre por el miedo: “Como te pueden subir al cielo, te pueden enterrar en el infierno. Está en uno entender que sólo asumen un rol y que te acribillen hay que tomarlo como un reto personal”.Para Paula, su participación en el reality ya dio frutos: le ofrecieron manejar una agencia de modelaje en México, abrió una tienda suya en Playa del Carmen y otra en el D.F. Sus mayores clientes están en Miami y Los Ángeles.“Para mí, es como estar frente a 14 profesores”William Chaparro, siendo el menor de los participantes, sintió que estaba frente a 14 profesores. No deja de advertir que ha sido una experiencia dura. “Los retos del programa siempre han sido difíciles para mí, sobre todo los glamourosos, porque me han puesto a trabajar en cosas que no acostumbro, como diseñar para ejecutivas”. Por eso, lo que nunca olvidará es que lo que le dijeron en uno de sus retos: “que mi traje era un disfraz”. “El programa ha sido mi validación como diseñador” Jorge Duque cuenta que cuando llegó al reality hubo comentarios desobligantes de algunos compañeros por ser autodidacta. Pero sólo les decía: “Frescos, que en la máquina nos vemos”.Dice que aunque no estudió diseño, tiene el ojo muy entrenado. “Cuando uno no tiene un título que lo respalde, se ‘pordebajea’ un poco, pero cuando me enfrenté a diseño, corte, confección y conceptualización, me di cuenta que podía hacer diseño aquí o en la China”.Jorge DuqueEdad: 35 años. Nació en: Medellín. Trayectoria: Es terapeuta, pero se convirtió en un autodidacta en diseño de modas. Actualmente es propietario del Taller Duquevelez. Su campo: Diseña vestidos de noche, de gala, de coctel y de novias, prendas pret-a-porter, trajes de baño y diseño para hombres. Crea y confecciona vestuario para cine, teatro y televisión. Una clienta suya le envió por e-mail la inscripción para ‘Project Runway’.Paula ValenciaEdad: 26 años. Nació en: Medellín. Estudios: diseñadora de modas de la Colegiatura Colombiana. Trayectoria: fue elegida Joven Creadora de Chocolyne cuatro veces consecutivas y tiene su propia marca de indumentaria. Proyecto: se radicará en México, donde administrará una tienda de modas. Conservará sus tiendas en Colombia.Wilson Chaparro Edad: 23 años.Profesión: pasaba a cuarto semestre en Diseño de Modas en la Escuela Colombiana de Carreras Industriales, de Bogotá, cuando fue seleccionado para el reality. Sus diseños tienen la impronta de las estampas. No se inclina hacia lo glamouroso, sino a lo audaz. Trayectoria: es uno de los mejores alumnos de su Facultad, por lo cual sus propios profesores lo postularon al programa de ‘Project Runway’.Su desafío: el reto ha sido consigo mismo. El participante, al momento de ingresar al reality estaba en tercer semestre, por lo cual era el menor de todo el equipo de participantes, el de menos experiencia. Pero eso fue algo que, asegura, en lugar de afectarlo negativamente lo motivó a dar lo mejor de si.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad