Programa de Alimentación Escolar dejó de entregar 32 millones de raciones en 2016

Agosto 07, 2017 - 06:52 p.m. Por:
Colprensa / El País 
programa de alimentación escolar

Las raciones se habrían dejado de repartir por problemas de coordinación.

Colprensa

Se dio a conocer la evaluación hecha por la Contraloría al Programa de Alimentación Escolar (PAE), y los resultados demostraron que durante el 2016, se presentaron demoras en la contratación y en la ejecución de recursos.

En total, más de 32 millones de raciones se habrían dejado de entregar, todo por falta de coordinación gubernamental, lo que supone graves riesgos para la continuidad del programa.

Durante la vigencia 2016, no se garantizaron con oportunidad y continuidad los recursos para la cofinanciación y ejecución del Programa de Alimentación Escolar – PAE, lo que afectó el giro de las transferencias a los municipios, así como los procesos de planeación y contratación, generando inoportunidad e ineficiencia en la prestación del servicio a sus beneficiarios.

Entre los más graves problemas se encontró la no disponibilidad oportuna de los recursos suficientes para el programa durante toda la vigencia; demoras y dificultades en procesos de contratación o en el empalme entre una y otra contratación; demora en la asignación y transferencia de recursos de cofinanciación, así como dificultades en el trámite de aprobación de vigencias futuras y desconocimiento de la operación del programa.

En consecuencia, se afectó la conformación de la bolsa común, la disponibilidad y flujo del recurso para la contratación oportuna del servicio y el cumplimiento de los pagos, lo cual incidió en la recurrencia de recursos no ejecutados, en algunos casos superiores al 10 % del total de la asignación en la vigencia.

Por lo anterior, Contraloría General de la República evidenció que se requiere ajustar la distribución de competencias, su esquema de financiación, y el manejo de los recursos dispuestos para el mismo, de forma tal que sean consistentes con el número de niños que deben atenderse diariamente, a la hora exacta, en las cantidades requeridas y con productos de óptima calidad.

También se requieren esquemas de operación que le permitan a las entidades responsables, encontrarse lo suficientemente cerca de los beneficiarios del programa, aprovechando las ventajas de la oferta local y de las economías de escala, y que sean consistentes con la conformación del sector educativo.

Lea también: El 10 de julio vuelve a operar el Programa de Alimentación Escolar en colegios del Valle

Teniendo en cuenta que el programa se nutre de recursos provenientes de una multiplicidad de fuentes, como son: Presupuesto General de la Nación, Sistema General de Participaciones, Sistema Nacional de Regalías, documentos Conpes, Contratos Plan, recursos propios de las entidades territoriales y otras fuentes adicionales, se requieren diferentes tiempos de planeación, decisión, ejecución, regulación y complejos modelos de coordinación, vigilancia y control.

Además, aseguran que los sistemas de información del Programa de Alimentación Escolar con los que cuenta el Ministerio de Educación Nacional, no permiten hacerle seguimiento a la totalidad de sus actividades y productos. “La información existente no permite un seguimiento integral y eficaz de la ejecución del programa, y por lo tanto, tampoco permite adoptar correcciones oportunas de las falencias del servicio”, dicta el estudio.

Y continuó, “El Ministerio de Educación Nacional, durante 2016, no identificó los riesgos asociados a todos los procesos del programa, ni diseñó controles específicos y oportunos para su mitigación, en actividades como la asignación de recursos, distribución y transferencia de los mismos a las entidades territoriales, la conformación de la bolsa común, y el monitoreo y seguimiento a la ejecución de los recursos, así como en la fijación y seguimiento de objetivos, metas e indicadores”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad