Procuraduría pide suspender coches turísticos en Cartagena

Julio 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Procuraduría pide suspender coches turísticos en Cartagena

La Procuraduría advirtió el mal estado de salud en que se encuentran los que caballos que son usados en los coches turísticos que recorren las calles de Cartagena.

El Procurador Delegado para Asuntos Ambientales, Oscar Darío Amaya, consideró se debe suspender este transporte debido a que no se han cumplido con las medidas tomadas de forma provisional para atender a los equinos.

Ante la dramática situación que se vive en Cartagena por los caballos utilizados en recorridos turísticos, la Procuraduría General de la Nación, solicitó a la Alcaldía de esa ciudad que suspenda los coches hasta que se adopten medidas efectivas para proteger a los animales. En oficio enviado al alcalde de Cartagena, Dionisio Vélez, el Procurador Delegado para Asuntos Ambientales, Oscar Darío Amaya, consideró que esa es la mejor opción debido a que no se han cumplido con las medidas tomadas de forma provisional para atender a los equinos que se han desplomado en las calles de la ciudad. “Le solicitamos respetuosamente al Señor Alcalde del Distrito de Cartagena se sirva considerar la posibilidad de suspender la actividad de los coches turísticos que deambulan por la ciudad de Cartagena, hasta tanto se hayan adoptado las medidas contingentes y necesarias para proteger la salud y la vida de los equinos”, señaló el procurador en el oficio. Igualmente, allí se solicita que se considere la “inmediata reorganización de la actividad contando efectivamente con aquellos que de allí derivan su sustento”. Además, se indica que la Alcaldía debe remitir en 10 días el informe veterinario de los caballos que se han visto afectados y que haya sido elaborado por la dependencia correspondiente de esa entidad, en el ejercicio de sus funciones y competencias. En el oficio conocido por Colprensa, la entidad resaltó que la Alcaldía expidió el Decreto 0656 del pasado 3 de junio para tomar medidas sobre el uso de coches turísticos pero evidenció que a pesar de “las buenas intenciones de la Administración, la situación general de estos animales no muestra signos de mejorar”. Por el contrario, la Procuraduría evidenció su preocupación luego de visitar las pesebreras ubicadas en el sector de Chambacú, en donde se encontraron malos olores, basuras y hasta ratas. De acuerdo con la Procuraduría, los habitáculos donde se quedan los caballos no brindan suficiente resguardo y abrigo para protegerlos del clima y, además, el suelo está compuesto por barros, escombros y basuras. En ese sector se albergan 30 caballos, pero a la Procuraduría se le indicó que hay al menos otros 150 que se encuentran en el sector de El Pozón, a hora y media del centro de la Ciudad, recorrido que hacen los animales montados por dos o tres personas a la vez. “Al preguntárseles por el tipo de herraje y quién les presta el servicio, el señor Fabio Arzuza (cuidador de Chambacú) manifestó que son ellos mismos quienes lo realizan y que tienen conocimiento que la herradura empleada no es la adecuada para el trabajo sobre el asfalto, lo que causa que el caballo resbale y deba esforzarse de más”, dice el oficio de la Procuraduría. Así, las herraduras se alisan en dos o tres días impidiéndoles tener el agarre necesario para halar los 350 kilos aproximadamente que pesa un coche. Igualmente, se indicó que la revisar los caballos, estos se encuentran en mal estado: “tienen los cascos en mal estado, poseen cicatrices ocasionadas por los arreos y arneses, su estado anímico no es el adecuado, algunos son de muy baja alzada y si bien no están delgados completamente, tampoco tienen un peso ideal, el pelaje es opaco completamente, lo que denota una mala alimentación”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad