“Proceso para que EE.UU. nos quite la visa será largo y duro”: Embajador de Colombia en Washington

Junio 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Edwin Giraldo | corresponsal de El País en Washington.

El embajador de Colombia en Washington, Luis Carlos Villegas, explica los desafíos pendientes para lograr que Estados Unidos exonere el requerimiento del documento para colombianos.

o es fácil que el gobierno de Estados Unidos levante el requisito de visas ciudadanos colombianos. Pero tampoco imposible. El presidente Juan Manuel Santos aprovechó la visita del vicepresidente estadounidense, Joe Biden, a Bogotá para anunciar el comienzo de un proceso largo y repleto de complejidades. Se trata de ingresar al Programa de Exención de Visas a Estados Unidos. (VWP por su sigla en inglés), en el cual está solo Chile por la región latinoamericana, y que hoy tiene a 38 naciones del mundo. El País dialogó en Washington con el embajador colombiano, Luis Carlos Villegas, para conocer detalles de este proceso.¿Cuál es la génesis de esta propuesta?Hace parte del dramático cambio positivo que ha tenido el país. Y sobre todo, el cambio de realidad acompañado de un cambio de percepción en Estados Unidos. El presidente Santos, durante la visita que hizo en diciembre (a Washington) abrió la puerta preguntando si era posible eliminar el requisito de las visas para negocios y turismo, cumpliendo un proceso parecido al de Chile. Y la respuesta fue ‘sí’.Después, en una reunión de la Comisión de Alto Nivel entre ambos países, nos pusimos a mirar con la canciller María Ángela Holguín cómo es este proceso, que es largo y duro. ¿Qué tiene que suceder para que se haga realidad?Necesita una gran cantidad de modernización y homologación de procedimientos en Colombia, tanto de las aerolíneas como los transportadores marítimos, cruceros, aeropuertos y puertos, para que puedan hacer que el tránsito de colombianos hacia Estados Unidos tenga un alto porcentaje de seguridad.Tenemos que cumplir con una serie de requisitos que son de ley en este país. Por ejemplo, que la tasa de rechazo de visas solicitadas desde Colombia sea igual o inferior al 3%. Hoy estamos en alrededor del 9% y eso hay que mejorarlo mucho.Necesitamos una homologación en la seguridad de los pasaportes que emite la Cancillería colombiana. También irnos vinculando a programas que progresivamente van acercando a la generación de la visa, como el tema del viajero frecuente, la entrada global, que son iniciativas en las cuales estamos trabajando. Sin duda, este es un proceso largo y difícil. ¿Cómo disipan ustedes el escepticismo frente a las posibilidades reales de esta iniciativa, y que no se diga que el anuncio fue simple politiquería?Lo mismo sucedió con la negociación del Tratado de Libre Comercio, TLC, y ya llevamos dos años ejecutándolo.Hay otros países en el mismo proceso, incluso con un porcentaje de denegación de visas inferior al colombiano y aún no lo logran. ¿Habrá que esperar a que ellos surtan esa diligencia primero?El que va cumpliendo, va siendo exonerado. No es una fila india. Pero repito, tomará años de comportamiento responsable de nuestros viajeros, años de cambios en nuestros procedimientos gubernamentales y de los transportadores. También de confianza de las autoridades migratorias, en la medida en que cada vez son menos los incidentes con colombianos en Estados Unidos.¿Cuáles son esos incidentes que los colombianos protagonizan en Estados Unidos?Hay un descenso muy grande, protuberante, en los temas de narcotráfico. Hoy tenemos una proporción de presos colombianos por esa causa que puede ser la décima parte de lo que era hace 15 años. En el crimen organizado, por otras razones distintas al narcotráfico, han bajado los incidentes.Pero hay muchos incidentes de colombianos involucrados en violencia intrafamiliar y sexual, pornografía infantil, y este tipo de crímenes más nuevos, los cuales están siendo seguidos de cerca por las autoridades. Pero las preocupaciones para el efecto del proceso de la visa no son esa clase de violaciones a los códigos penales. El presidente Juan Manuel Santos se reunió con el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, para discutir el rol de Washington en el eventual post conflicto colombiano si se firma la paz con las guerrillas. ¿Cómo será ese rol de la administración de Barack Obama?El presidente Juan Manuel Santos fue enfático al decir que al momento de que se firme un acuerdo de paz con las guerrillas colombianas, será cuando empiece la urgente necesidad de la cooperación internacional. El apoyo manifestado por el vicepresidente Biden al proceso se concretó también en que Estados Unidos estará presente en la cooperación que se necesitará para la reconstrucción de esa Colombia rural, la administración de justicia en esas zonas más remotas, la capacidad para que nuestros ciudadanos rurales puedan participar plenamente de la democracia y sus derechos. Eso habrá que concretarlo en los presupuestos de los años 2015, 2016, 2017 en adelante. Eso implica que Colombia debe diseñar proyectos, y en eso estamos, para cuando llegue el momento de presentarlo al Gobierno de Estados Unidos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad