Presidente Santos recibió a 900 invitados en la fiesta de la Cumbre de las Américas

Abril 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE | AP
Presidente Santos recibió a 900 invitados en la fiesta de la Cumbre de las Américas

El presidente Santos y su esposa María Clemencia Rodríguez recibieron al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la fiesta que ofrecieron en el castillo de San Felipe.

Los Santos fueron recibiendo a sus invitados y sus comitivas uno por uno antes de pasar todos al lugar de la cena, cuyo menú se mantiene en secreto.

El imponente fuerte colonial de San Felipe de Barajas, desde el que se domina toda la ciudad de Cartagena y el mar Caribe, acogió este viernes la fiesta de bienvenida a los participantes de la VI Cumbre de las Américas.El anfitrión de la cumbre, el presidente Juan Manuel Santos, llegó al lugar acompañado de su esposa, María Clemencia Rodríguez, y de la canciller María Ángela Holguín, cuando ya la fiesta había comenzado en la parte inferior de la fortaleza, que lucÍa totalmente iluminada para la ocasión.Los Santos fueron recibiendo a sus invitados y sus comitivas uno por uno antes de pasar todos al lugar de la cena, cuyo menú se mantiene en secreto.El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó el último, solo y sin guayabera, la prenda elegante y fresca del Caribe a la que recurrió la mayoría de los hombres, que se inclinaron por el color blanco, aunque algunos, como el mexicano Felipe Calderón, lucieron bordados de colores. Obama vistió camisa blanca, sin corbata, y chaqueta oscura."Esto es espectacular", dijo Obama al saludar a Santos, a quien se refirió como "mi amigo".Entre las invitadas, por el contrario, abundaron los atuendos en colores vivos, como el vestido bicolor en fucsia y coral de la primera dama colombiana.El enorme dispositivo de seguridad que rodea esta cumbre, en el que participan casi 19.000 integrantes de la policÍa y de sus cuerpos especiales, se evidenció también en la fiesta.Los participantes en las reuniones paralelas de la Cumbre y también los periodistas fueron invitados a la celebración, que se desarrolla simultáneamente en distintas zonas de la enorme fortaleza que los españoles empezaron a construir en 1533, tres años después de fundar la ciudad, en un lugar estratégico.Desde el fuerte, llamado el "castillo" en Cartagena, se dominaba cualquier intento de invasión a la ciudad, ya fuera por tierra o avanzando por la BahÍa de Cartagena desde el mar Caribe.La fiesta está amenizada por grupos folclóricos, orquestas y artistas colombianos, entre lo cuales estuvo la Filarmónica del Valle del Cauca.Agentes de EE.UU. fueron despedidos por indisciplinaA la par de la celebración en el fuerte de San Felipe, una docena de agentes de la seguridad del presidente estadounidense Barack Obama fueron dados de baja y enviados a casa el viernes por supuestas conductas impropias, según funcionarios norteamericanos. La Associated Press recibió una información de que las conductas impropias involucraron tratos con prostitutas en el balneario colombiano de Cartagena, sede de la cumbre. Un portavoz del Servicio Secreto ni confirmó ni negó la versión. Un funcionario estadounidense, que pidió no ser identificado por no estar autorizado para comentar el asunto, dijo que se trató de 12 agentes, aunque el Servicio Secreto no confirmó el número. El incidente amenazó con opacar la agenda de economía y comercio que Obama llevó al encuentro de gobernantes y causar una vergüenza para la delegación estadounidense. La Casa Blanca no comentó el asunto. El vocero del Servicio Secreto, Ed Donovan, no confirmó que hubiera prostitutas involucradas y se limitó a decir que hubo "denuncias de conducta impropia" contra personal del Servicio Secreto en la ciudad colombiana. Donovan dijo que las supuestas conductas impropias ocurrieron antes de la llegada de Obama a Cartagena, la tarde del viernes. El presidente norteamericano acudió la noche del viernes a una cena de gobernantes del hemisferio en el centro histórico de Cartagena, y participará de la cumbre los días sábado y domingo. Según el vocero del Servicio Secreto, los agentes dados de baja fueron enviados de vuelta a sus lugares permanentes de trabajo y fueron sustituidos por otros funcionarios. El caso fue puesto en manos de la Oficina de Responsabilidad Profesional de la agencia."Estos cambios de personal no afectarán el amplio plan de seguridad preparado antes del viaje presidencial", comentó Donovan.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad