Presidente Santos pedirá perdón por la toma y retoma del Palacio de Justicia

Presidente Santos pedirá perdón por la toma y retoma del Palacio de Justicia

Noviembre 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Colprensa
Presidente Santos pedirá perdón por la toma y retoma del Palacio de Justicia

La Toma del Palacio de Justicia, en Bogotá, fue una operación del M-19 denominada Antonio Nariño, un asalto perpetrado el miércoles 6 de noviembre de 1985 por un comando de esta guerrilla.

Al evento, que se llevará a cabo en el actual Palacio de Justicia, asistirán los integrantes del gabinete, familiares de víctimas, líderes de derechos humanos y funcionarios de la rama judicial.

El presidente Juan Manuel Santos pedirá perdón por  los desaparecidos y las víctimas mortales que dejó el holocausto del Palacio de Justicia, hecho ocurrido hoy hace 30 años. Lea también: 30 años después, así van las investigaciones por el holocausto del Palacio de Justicia. Como máximo representante del Estado colombiano, y en cumplimiento de la medida de reparación ordenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Carlos  Rodríguez Vera y otros, Santos  realizará, a las 10:30 a.m., el Acto Público de Reconocimiento de Responsabilidad Internacional del Estado, según lo dispuesto en  la sentencia  del 14 de noviembre de 2014. Al evento, que se llevará a cabo  en el actual Palacio de Justicia, asistirán los integrantes del gabinete, familiares de las víctimas, organizaciones de derechos humanos, funcionarios de la Rama Judicial y representantes de la comunidad internacional. Según se indicó, el Estado busca contribuir de igual forma con la reparación integral de las víctimas y realizar un llamado a la sociedad con el fin de evitar que hechos como los ocurridos el 6 y 7 de noviembre de 1985 se vuelvan a repetir en Colombia. Uno de los asistentes  al acto que se llevará a cabo en la  sede del Palacio será el hoy ministro de Justicia, Yesid Reyes, hijo del entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfonso Reyes Echandía, quien falleció durante la toma por parte del M-19 y la retoma a cargo del Ejército Nacional. Por su parte, los familiares de las víctimas del holocausto advirtieron que harán un llamado de atención a los organismos de investigación para que se esclarezcan los hechos. En su sentencia, la Corte también ordenó que el Estado indemnice a las víctimas, luego de demostrarse “que existió un modus operandi tendiente a la desaparición forzada de personas consideradas sospechosas de participar en la toma del Palacio de Justicia o colaborar con el M-19”. Solemne homenaje Ayer, la Universidad Externado de Colombia recordó a los ocho magistrados relacionados con esa institución que fallecieron en el holocausto, mediante un duro y  emotivo discurso de  su rector, Juan Carlos Henao, expresidente de la Corte Constitucional. “Nos convoca la memoria de nuestros profesores fallecidos hace 30 años en los nefastos hechos del Palacio de Justicia. No dejaremos de recordarlos con triste turbación, con dolor profundo pero, al tiempo, con la fortaleza personal e institucional que nos permite sobrellevar más no sobrepasar el golpe recibido, para poder decirles que perseveramos con el ideario que los llevó a la muerte”, dijo. Mencionó a Alfonso Reyes Echandía, Carlos Medellín Forero, Manuel Gaona Cruz, Fabio Calderón Botero y Emiro Sandoval Huertas, “cinco graduados y profesores de nuestra universidad. Tres más compenetrados sin reservas con nuestro espíritu de tolerancia y apertura: Ricardo Medina Moyano, José Gnecco Correa y Darío Velásquez Gaviria. Todos recorrían cotidianamente nuestros pasillos, todos estaban prestos a responder la pregunta de cualquiera de sus estudiantes, todos simbolizaron nuestra manera de ser sencilla y humana”. “Recuerdo con horror las fatídicas horas en las que la estupidez prevaleció sobre la inteligencia, en las que el Estado produjo uno de sus más erráticos comportamientos de toda su historia y donde la barbarie demencial y descontrolada se llevó a lo más selecto de nuestra juridicidad”, dijo. Respecto al llamado de Reyes Echandía para que cesaran los ataques “enloquecidos del Estado para repeler la infortunada e inexcusable toma del M-19” dijo:“No lo oyeron, hicieron caso omiso de su llamado, que hubiera impedido múltiples muertes, no solo de quienes a hoy le rendimos homenaje. Pudieron haberlo oído, debieron haberlo oído. Pero la ceguera de mentes guerreristas, basadas en una supuesta defensa de la democracia, permitió que se llevaran de un tajo la sabiduría de una Corte rebelde, democrática, defensora de los derechos de los ciudadanos. Quizá fue una valoración que se tuvo en cuenta para enterrarla o, por lo menos, para no hacer el máximo para que no desapareciera. Baste leer sus sentencias sobre la Justicia Penal Militar”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad