Presidente Santos llegó a Sardinata y habló de la renovación de Ingeominas

Enero 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa y Agencia EFE

Los vecinos de Sardinata sepultaron el viernes en una ceremonia colectiva a 10 de los 21 trabajadores que murieron en La Preciosa, la accidentada mina de esa población de Norte de Santander.

A las 8:05 de la noche de este viernes llegó a Sardinata el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. El mandatario se reunió con los familiares de los 11 mineros de los 21 que murieron en la explosión de La Preciosa y que viven en esa población.Por la tragedia del pasado miércoles en la vereda San Roque, Santos anunció que reestructurará Ingeominas.El mandatario nacional aseguró que la primera falla está en esa oficina porque solo cuenta con 16 personas para controlar las 6 mil minas que hay en el país, de las cuales la mitad son ilegales.Santos también indicó que cada seis días muere un minero en Colombia y que por eso no permitirá que las cifras superen a las del año pasado que está en 176 muertos."La seguridad de los mineros esta primero que cualquier otra cosa y por eso tengan la plena seguridad que nos encargaremos de vigilar que esto se cumpla" , manifestó.Entre otros anuncios el Presidente afirmó que los familiares de los 21 mineros tendrán una pensión vitalicia y que el Gobierno está pendiente de esto."Que algo les quede muy en claro: el Gobierno no los dejará solos y tengan la seguridad que la pensión les llegará y se les reintegrará el costo de los funerales", señaló Santos.Cambios en IngeominasBuscar una minería "ordenada y responsable" es el argumento que entregó el Gobierno agilizar la propuesta que permite aplicar drásticos cambios a la estructura del Instituto Colombiano de Geología y Minería, Ingeominas.Santos se basó en la tragedia en la mina ‘La Preciosa’ para reafirmar su intención de "convertir a Ingeominas en una agencia nacional de minería con muchas más capacidades de vigilancia, de administración, de regulación, para que este tipo de accidentes no vuelvan a ocurrir".Agregó que "hay que ser muy francos y autocríticos; la verdad es que Ingeominas en esto ha fallado, ha fallado comenzando por el personal que tiene dedicado a vigilar que las minas cumplan con las regulaciones y los requisitos mínimos", dijo el Presidente Santos.Sepultan a 10 de los 21 mineros muertos en SardinataLos vecinos de Sardinata sepultaron el viernes en una ceremonia colectiva a 10 de los 21 trabajadores que murieron en La Preciosa, la accidentada mina de esa población de Norte de Santander.Unos 3.000 lugareños se reunieron en el templo local de San Martín para las honras fúnebres y las exequias de los mineros, que se realizaron en las horas previas a una anunciada visita del presidente Juan Manuel Santos.El gobernante ratificó hoy desde París, escala final de una semana de visita oficial a Francia y Suiza, que regresaba a Colombia para acudir a Sardinata, en donde busca averiguar "qué fue lo que pasó, qué medidas hay que tomar".El jueves, un día después de la tragedia minera, Santos dijo en Davos, adonde viajó para asistir al foro económico anual de esa ciudad suiza, que acortaba en un día su primera gira por Europa para acompañar a las familias de las víctimas."Voy a regresar directamente allá (a Sardinata), precisamente a ver qué fue lo que sucedió", puntualizó el mandatario antes de partir de regreso desde París.La alcaldesa de Sardinata, Yamile Rangel, hizo un alto en los preparativos de la visita de Santos para acompañar el funeral colectivo y emitió un acto administrativo en el que declara tres días de duelo.La tragedia "ha consternado a toda la comunidad", por lo que es "un deber moral dejar constancia de su dolor y solidaridad con las familias y demás deudos de las víctimas", manifestó la alcaldesa en una nota de pésame.Asimismo, ordenó que las banderas nacional y municipal ondearan a media asta y suspendió "las actividades oficiales de carácter festivo"."Seguiremos acompañando a los familiares hasta la entrevista con el presidente Santos", dijo la funcionaria en declaraciones telefónicas a Efe poco antes de que se iniciaran los oficios religiosos.En el templo, la alcaldesa escuchó al párroco Elí Peñaranda reclamar al Gobierno "un mayor control a la minería".Es una exigencia que tiene más significación en Sardinata, localidad en la que, como lo recordó el mismo prelado, se han perdido muchas vidas en los socavones de los yacimientos carboníferos.Solo en La Preciosa han muerto desde hace cuatro años, en cuatro accidentes, más de 60 mineros, incluidos los del miércoles 26 de enero.En el país, el año pasado se registraron 84 emergencias en minas que causaron la muerte de 173 trabajadores, 73 de ellos en un solo caso: una explosión en un yacimiento de carbón de la población de Amagá.La alcaldesa resaltó a Efe que en Sardinata hay más de 40 minas de carbón, entre grandes y pequeñas. Son explotaciones en las que, dijo, tienen empleo más de 2.000 personas."El 70% del trabajo en Sardinata lo dan las minas", resaltó la mandataria local, al subrayar que, además, la actividad le aporta anualmente al fisco municipal de 700 millones a 800 millones de pesos en regalías."La gente trabaja en las minas porque no tiene en qué más trabajar", expresó por su lado a los periodistas congregados en la zona Amelia Pérez, vecina de una de las víctimas de La Preciosa.Por ello, el sentimiento por hechos como esta tragedia, que también dejó seis heridos, es general."Todo el pueblo se encuentra de luto", dijo Gabriela Jácome, maestra de la localidad, que se agolpó en al atrio de San Martín para despedir a sus vecinos.Las honras fúnebres en Sardinata comenzaron el jueves con la sepultura de un primer minero, y continuaron con el traslado a sus lugares de origen de las otras diez víctimas, oriundas de Cúcuta, la capital regional, y otras zonas del país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad