Presidente Santos intermediará ante diferencias con sector agricultor

Presidente Santos intermediará ante diferencias con sector agricultor

Marzo 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

La situación entre los representantes de los productores y el Gobierno ha dejado ver una desconexión entre todos los niveles de la institucional agropecuaria.

En la cumbre que se llevará a cabo hoy entre los gremios del sector agricultor y el presidente de la República, Juan Manuel Santos, se pondrá sobre la mesa la institucionalidad agrícola, uno de los puntos más urgentes a solucionar a petición de los productores. La situación entre los representantes de los productores y el Gobierno ha dejado ver una desconexión entre todos los niveles de la institucional agropecuaria. Por un lado la Contraloría General de la República advierte una falta de democratización en las estructuras gremiales que representan a los productores en su mayoría y los mismos agricultores. Por el otro, frentes de esa institucionalidad tildan al Gobierno Nacional, en cabeza del ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, de indiferente ante el llamado del campesinado. También están los agricultores no afiliados que se han manifestado inconformes frente a la alerta de una crisis en el sector y las acciones del Gobierno al respecto. El pasado jueves, la Junta Directiva de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce) emitió un comunicado en el que, representando la voz de los productores, dijo sentir que el Gobierno los había dejado “a la deriva” y que al actual Ministro “no le interesa en lo más mínimo la seguridad alimentaria de los colombianos”. Sin embargo, no es el único gremio en manifestar su inconformismo. LR realizó un sondeo en el que encontró que entre las principales preocupaciones del sector están el estado de la infraestructura rural (vías de acceso y vivienda), la calidad de la educación, el uso que se le da a la tierra y su relación con la misma, el contrabando y el apoyo del Estado para impulsar su competitividad incluso en el marco de una apertura económica. Según cifras del Departamento Nacional de Planeación (DNP), la pobreza extrema en el campo es 3,4 veces mayor que la de las ciudades y el ingreso promedio ($428.000) es la mitad del que recibe un trabajador de otra rama. En vista de que las demandas no cesan, aún cuando el presupuesto para el sector agropecuario de este año tuvo un incremento de $3,1 billones hasta quedar en $5,2 billones (monto que no se veía desde hace 14 años), el presidente Santos, sentará a los actores de la cadena a fin de aliviar la tensión y escuchar las versiones. El ministro Lizarralde, por su parte, se defendió de las acusaciones de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y dijo que cualquiera podía dar testimonio de que escucha con atención hasta el final de la audiencia y de que se reúne con todos los gremios por igual. “La semana pasada estuvimos con el Consejo Nacional Arrocero en una reunión que duró casi ocho horas y el jueves con los cerealeros del meta por cerca de seis horas”, resaltó. También contestó a los que lo cuestionan por estar contra los subsidios. “Critico las ayudas improductivas que no generan impacto ni valor, eso no le hace bien a la economía y la mayoría de esos subsidios nunca llegan al campo”, dijo. Se espera que en el encuentro también se toque el tema de la administración de los fondos parafiscales, debido a que gremios como la Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol) responsabilizan a la cartera del mal manejo de estos recursos que se les ha atribuido. “Los gremios deben garantizar asistencia técnica incluso para los que no están afiliados”, dijo Lizarralde al tiempo que aclaró que desde su frente no hallaron irregularidades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad