Presidente del Congreso dice que a Rivera le quedó grande Mindefensa

Febrero 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R., reportero de El País.
Presidente del Congreso dice que a Rivera le quedó grande Mindefensa

Armando Benedetti, presidente del Congreso de Colombia (2010 - 2011).

El presidente del Congreso, Armando Benedetti, no teme que lo califiquen de opositor por sus críticas y enfatiza en que no es caprichoso, sino disciplinado.

Armando Benedetti, presidente del Congreso, no es un hombre de silencios. No le teme a la controversia. Es más, parece que disfruta con ella. Tanto que no duda en insistir en la salida del actual ministro de Defensa, Rodrigo Rivera. En diálogo con El País, Benedetti mantuvo su postura en contra del titular de Defensa, de quien asegura que no le ha dado buen manejo al tema de la seguridad en Colombia.Se refiere, además, a su actitud al frente de la Presidencia del Legislativo y reconoce que el Congreso era indisciplinado y que le tocó poner orden en la casa.En una entrevista, con visos de informalidad, Benedetti manifiesta que no le importa si sus apreciaciones lo colocan en el escenario de la oposición al gobierno del presidente Juan Manuel Santos.¿Por qué se ha dedicado a criticar al ministro de Defensa, Rodrigo Rivera?Porque todas las miradas de la parte rural y urbana lo están haciendo. Hago esto para ver si el hombre se pellizca, para que entienda qué es lo que está pasando, porque ya sea en el sur de Bolívar, en el sur del Magdalena, Arauca, Casanare, sur del Huila y sobre todo en el Valle del Cauca, Cauca, Nariño y Putumayo la gente no está yendo a la finca, la gente está pagando extorsiones, está siendo vacunada, no sale de noche y eso es algo que hace seis meses no pasaba y que no se revela en las cifras, el que paga extorsión no aparece en las cifras.¿Por qué afirma eso?Lo digo porque el Ministro siempre dice que han bajado los índices de asesinatos y de secuestros, cuando eso no tiene nada que ver con que a alguien lo extorsionen, que le dé miedo ir a la finca o esté pagando vacuna.El Ministro dice que este no es un tema político. ¿Cómo así? Para las campañas de 1998, el 2002 y el 2006 el tema fue el orden público. O sea que él no puede soslayar esa responsabilidad política.O sea que con esas observaciones, ¿usted quiere dar a entender que ese Ministerio le quedó grande a Rivera?Claro que sí, le quedó bastante grande a Rivera. Él, además, es una persona bien estructurada, que fue un excelente senador, no sé qué le pasó con su llegada al Ministerio de Defensa.¿Sería necesario un relevo en esa cartera?Sería bueno, pero eso no depende de mí. Seguramente yo lo atornillo cada vez que le digo que tiene que renunciar. Fíjese cómo, la semana pasada, la ONU dijo que el problema de seguridad estaba mal, el mismo ministro (Germán) Vargas salió a decir el jueves que había 300 municipios en peligro. O sea que no soy yo solamente el que está diciendo que la seguridad está mal.“No me importa si me ponen en la oposición”¿No cree que con estas observaciones que le hace al Gobierno lo puedan ubicar en el escenario de la oposición?No me importa si me ponen en oposición o no oposición. Lo que usted, los electores y el país tienen que entender es que yo tengo independencia para absolutamente todo, que no pertenezco a ningún grupo, que no le debo nada en política a nadie, que no voy a clubes sociales, que no le debo nada a los empresarios, por lo que mi independencia es mejor que la de cualquier persona que esté haciendo política en el país.¿Esa independencia lo pondría a usted por fuera de la Unidad Nacional?No, yo estoy en la Unidad Nacional para decirle al país lo que me gusta, no para ser abyecto y mimetizado con lo que la gente quiere, con lo que la Unidad Nacional quiere. Si hay alguna cosa que no me guste de la Unidad lo diré en su momento.¿O sea que los de la Unidad Nacional son borregos que le caminan al presidente Juan Manuel Santos?No he dicho eso, lo que he dicho es que el hecho de que yo esté ahí no es necesario de que sea un borrego, voy a debatir, a proponer ideas y hasta ahora la Unidad Nacional ha llevado cosas buenas para el país, no he disentido de ninguna y es un ejercicio que nadie creyó que iba a funcionar y está funcionando.¿Los miembros de la Unidad tienen miedo de criticar al Gobierno?Es que yo no estoy criticando la Unidad, le estoy haciendo crítica a un tema que es el de la defensa. Que la continuidad de la seguridad se ha quebrantado, eso no tiene nada que ver con la mesa.Se han dado dos casos de críticas, el suyo y el del senador José Darío Salazar, que han cuestionado al Gobierno y les cayeron encima. ¿Hay persecución?Yo no siento que me hayan caído en nada, no sé si a José Darío Salazar sí, porque él se metió con el presidente Santos. Pero, le repito, nadie me ha caído, por el contrario, he visto a un ministro explicando desde hace dos semanas que no va a renunciar, que la seguridad está bien y no ha convencido a nadie. Cuando uno tiene que explicar que no va a renunciar es porque está a punto de renunciar y que no anda bien.“Congreso está muy activo”Existen sectores que ya advierten que las sesiones extraordinarias no cumplieron las expectativas, en la medida en que hasta ahora sólo se ha aprobado un proyecto...Eso no es cierto. Acuérdese que mientras se nombra un ponente de un proyecto, presenta la ponencia y se empieza a discutir, en eso transcurren quince días. Ahora, las comisiones terceras y cuartas han estado sesionando para el tema del Plan de Desarrollo, la plenaria ya sesionó dos días con el tema de las facultades y las terminamos de votar el martes. Ha estado, también, la Comisión Primera trabajando, lo mismo que la comisión de declaratoria de emergencia. O sea que es todo lo contrario, ha estado activo el Congreso como nunca antes.¿Qué proyectos están enredados?Ninguno. No creo que haya problemas con ninguno, hasta ahora. No veo brotes de indisciplina o problemas con la coalición. De hecho, estuvimos en la plenaria el día miércoles, donde necesitábamos 51 votos por el sí y estaba una asistencia de casi el 80%.“No soy caprichoso”Se dice que usted está muy autoritario en el manejo de las plenarias y que está regañando mucho a sus colegas y a los secretarios...Pues lo de los secretarios sólo debe importarles a los secretarios y los secretarios están para eso, para que sean secretarios, para que cumplan la función.El que yo regañe a mis compañeros, nunca. Todo lo contrario, lo que yo he querido es darle dignidad al Senado, no dejo entrar a nadie, quitamos todos los carné de los ‘lobbistas’, no dejamos entrar al recinto sino a los senadores y a los ministros, porque, entre otras cosas, eso es lo que dice la ley. Lo que pasa es que se habían acostumbrado a estar como si esto se tratara de otro escenario y eso no es así.Todo lo que he hecho, al contrario, lo que he recibido son aplausos y comentarios buenos de mis colegas, al decirme que hemos recobrado bastante dignidad afuera y dentro del recinto.¿Era muy indisciplinado el Congreso?Usted recuerda que cuando en plenaria estaban todos los asesores de los ministros, todos los ‘lobbistas’ entraban allí y eso se llenaba de una cantidad de gente. Si usted deja entrar quince personas que no tienen nada que hacer ahí, se ponen a hablar con quince senadores y son 30 personas hablando, entonces las plenarias se vuelven casi un mercado persa.¿Su presidencia es irreverente?No, por el contrario, es muy apegada a la ley.Pero se dice que hay mucha jocosidad en la Presidencia del Senado...No, lo que a veces hay es un tono de sarcasmo para hacerle entender a la gente que las cosas son de otra forma, pero nunca faltándole al respeto a nadie.¿Pero con ese sarcasmo no puede llegar a ofender a sus colegas?No, al contrario, es la primera vez en la historia del Congreso, por lo menos en lo que llevo aquí, nueve años, diez años, que el congresista se siente respetado, digno y en su casa, cosa que no pasaba, porque antes se hacía mucho debate de control político que tenía diferencias con ministros. Yo siempre me sentía de visita en el Senado, porque casi siempre sabía que esa mesa directiva se ponía de sapa o de sapo con los ministros.Aquí es todo lo contrario, parece que los ministros estuvieran de visita y la mesa directiva está para salvaguardar el respeto y la dignidad para mis compañeros.Dicen que usted es caprichoso...No, para nada. Lo que sí soy es disciplinado y concentrado cuando estoy trabajando. Al contrario, no es que sea caprichoso sino que me dedico, me disciplino, trabajo el triple de lo que tengo que hacer.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad