Presidente de la Andi comparó la vicepresidencia con una "honorable llanta de repuesto"

Septiembre 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Luis C. Villlegas hizo algunos comentarios acerca de la función del Vicepresidente y afirmó que Garzón debe concentrarse más en el papel institucional.

Un nuevo pronunciamiento hecho este lunes por el presidente de la Andi, Luis C. Villegas, continúa agitando la marea en torno a las críticas que el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, ha hecho en los últimos días frente a las políticas del Gobierno Nacional.En entrevista de la alianza de El Espectador, Noticias Caracol y Caracol Radio, Villegas consideró prudente revisar “para qué sirve la vicepresidencia”.Indicó que “la vicepresidencia es un plan de emergencia, no es un aporte cotidiano al Gobierno. Me parece que debo repetir lo que he manifestado porque la vicepresidencia es una muy honorable llanta de repuesto pero no hay cosa que moleste más que una llanta de repuesto sonando en el carro”.El presidente de la Andi invitó al Vicepresidente a entender que "su papel es institucional, del gobierno, y no un papel suelto".A pesar de lo dicho, Villegas no dejó de reconocer que “Angelino es un hombre muy valioso para esta democracia y el tratamiento de los temas sociales, debe hacer lo que dice y hace al interior del Gobierno porque deben respetarse las instancias para crear políticas públicas positivas”. Frente a las declaraciones del Presidente de la Andi, el Vicepresidente de la República prefirió no responder. Sin embargo, y según informó Elespectador.com cuando fue preguntado sobre el tema manifestó que “tenemos que concentrarnos en hacer bien la tarea de Gobierno”.Como se recuerda, en días pasados el presidente Juan Manuel Santos llamó la atención de Angelino Garzón para que no discrepara en público sobre asuntos gubernamentales. Santos se refirió a la postura crítica del Vicepresidente en cuanto a la medición de la pobreza en el país que, según sectores de la oposición busca reducir en el papel las tasas de población pobre e indigente, que en conjunto suman casi la mitad de los colombianos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad