Por tres delitos dictan medida de aseguramiento contra los Nule

Abril 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Por tres delitos dictan medida de aseguramiento contra los Nule

Ante el juez cuarto de garantías, los primos Nule aceptaron únicamente haber cometido el delito de peculado por apropiación. En la foto Manuel y Guido Nule.

Sin embargo, negaron los otros cuatro cargos señalados por la Fiscalía. Los Nule también serán testigos en el proceso que se adelanta contra el senador Iván Moreno Rojas.

El fiscal segundo delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Germán Pabón, le solicitó al juez cuarto de garantías que avale medidas de aseguramiento contra Miguel, Manuel y Guido Nule y Mauricio Galofre por los delitos de cohecho, fraude y peculado por apropiación, dentro del proceso del llamado carrusel de contrataciones.También le pidió al juez que, de avalarse su solicitud, los representantes del Grupo Nule sigan internados en los calabozos de la Fiscalía, hasta que el Inpec encuentre un lugar de reclusión que les pueda brindar las garantías para su seguridad.El jueves la Fiscalía señaló que los primos Nule y el representante comercial de su grupo (Mauricio Galofre) habían incurrido en cinco delitos. Sin embargo, hoy no pidió la medida de aseguramiento por dos de ellos, que fueron considerados menos graves: concierto para delinquir simple y falsedad en documento privado.Según el fiscal delegado, los representantes del Grupo Nule son responsables del delito de peculado por apropiación de dinero públicos o bienes del Estado en los contratos por la fase III de Transmilenio y por la reparación de la malla vial en Bogotá, entregados entre los años 2007 y 2008.Pabón hizo un recuento de los contratos declarados siniestros que fueron el motivo de la citación a la audiencia. Mencionó el contrato número 137 de 2007, de la Calle 26 y mantenimiento del tramo 3 y 4. Este contrato costó 315.580 millones, de los cuales el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) entregó un anticipo de 85.750 millones de pesos. También recordó que el contrato 071 de 2008 tuvo un costo de 93.386 millones. Y el 072 de 2008 costó 100.487 millones de pesos. Los tres entraron en caducidad y en los tres el Grupo Nule participó como integrante de consorcio.Al declarar ante el juez cuarto de garantías, los primos Nule aceptaron (de los cinco delitos imputados) únicamente haber cometido el de peculado por apropiación. No aceptaron los otros cuatro cargos interpuestos por la Fiscalía. La misma decisión fue tomada por su representante comercial, Mauricio Galofre.Al aceptar ese delito, los Nule serán juzgados únicamente por éste en un proceso inicial, sobre el cual se fijará una pena y se les podrá conceder una eventual rebaja por colaboración con la justicia. Sobre los otros cuatro comportamientos delictivos, al no ser aceptados los cargos por los Nule, se deberá seguir una segunda parte de juicio, con responsabilidad de la Fiscalía de demostrar que dichos actos fueron cometidos.Los representantes del Grupo Nule llegaron a la audiencia bajo fuertes medidas de seguridad dadas por agentes del CTI.Testigos contra Iván MorenoEl Consejo de Estado aceptó la solicitud de la Red de Veedurías para que Miguel, Manuel y Guido Nule sean testigos en el proceso de pérdida de investidura que se sigue contra el senador Iván Moreno y el exrepresentante Germán Olano.Según Pablo Bustos, representante de la Red de Veedurías Ciudadanas, los testimonios de los Nule revisten gran importancia dentro del proceso del tribunal disciplinario por el llamado carrusel de las contrataciones, pues señalarían a Moreno Rojas y a Olano de haberles solicitados dádivas, con el fin de que los dos políticos interfirieran favorablemente para que les entregaran contratos viales.Al parecer, Moreno y su hermano Samuel, alcalde de Bogotá, solicitaron una participación del 6% en el valor total del contrato de la Fase Tres de Transmilenio y habrían hecho otras exigencias a cambio de darles un trato preferencial.Según testigos, Iván Moreno les exigió a los Nule la concesión exclusiva de algunas áreas de la vía Bogotá-Girardot, de la cual eran concesionarios, para el desarrollo de negocios relacionados con la comercialización de gasolina, que adelantaría su esposa Lucy.El Consejo de Estado determinará si el parlamentario incurrió en esta actuación y si con ello violó el régimen de inhabilidades e incompatibilidades, que lo harían merecedor a la pérdida de investidura.Si se aceptan las pretensiones del demandante en este caso, el senador no podrá volverá ocupar cargos de elección popular por el resto de su vida.Vale recordar que Germán Olano fue inhabilitado por doce años para ejercer cargos públicos, también por la Procuraduría General de la Nación y en el marco de las irregulares de los contratos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad